¿Qué te interesa?

Cómo hacer que los niños coman verduras

“¡Brócoli no!”, “¡sabe feo!”, “¡no quiero!”, “¡no me gusta!”, y otras expresiones en tonos no muy agradables acompañados de lágrimas son comunes entre los niños que no comen verduras y vegetales. Otros chiquitos no se molestan en reprochar, simplemente hacen limpieza de su comida y hacen de lado todo aquello que no les gusta, como chícharos y zanahorias, y se comen únicamente lo que desean. “Quisquillosos”, les decimos nosotros.

Pero, ¿por qué? Es normal que a temprana edad los niños no tengan totalmente desarrollado su paladar y sus papilas gustativas, por lo que los sabores amargos, ácidos o medio insípidos les resulten fuertes y desagradables. Lo dulce es lo que les produce una reacción cerebral importante de agrado y felicidad.

Como te digo, es normal, pero lo que importa es que como papás les enseñemos desde pequeños mejores hábitos alimenticios. “La práctica hace al maestro”, dicen por ahí y es que la perseverancia en alimentarlos de manera nutritiva es lo que finalmente les desarrollará ese gusto exquisito por la comida – que más allá de los deliciosos sabores de la gastronomía – les permitirá tener una vida más sana, con mayores defensas ante las enfermedades.

Y bueno, sí, suena súper bonito en la teoría, pero en la práctica son horas de berrinches, llantos, enojos, gritos, desesperación, comida en el piso, y frustración por parte de los niños y de las madres.

Por eso, te comparto en concreto unos tips para que les inculques la alimentación a base de verduras:

Platillos en los que se puedan “esconder” las verduras

Porque no siempre es fácil tratar todos los temas con la necesaria honestidad, es totalmente válido recurrir a la preparación de platillos donde las verduras “se pierdan” y los niños las consuman “sin enterarse”.

Algunas de estas sencillas sugerencias son picadillo de res con zanahoria y papa picados en pedazos muy pequeños, albóndigas con queso y micro pedazos de verduras en la carne que dará forma a la albóndiga como tal, y consomé de pollo con arroz y verduras.

Cremas de verduras

Es una excelente manera de hacerlos comer verduras, pues además los niños pequeños aman las sopas. Las cremas las puedes hacer prácticamente de cualquier vegetal, por toda la web hay múltiples recetas para prepararlas: de chícharo, chayote, zanahoria, papa, apio, betabel, champiñones, etc.

Para disfrazar un poco algunos sabores que podrían resultarles fuertes, sirve la crema con cubitos de queso y crutones o tiritas de tortilla dorada. Incluso puedes echarle más crema al momento de la preparación, para diluir un poco más el sabor de las verduras.

Verduras cortadas en formas de animalitos o flores

Acompaña una pechuga de pollo, unas croquetas de pescado o un bistec de res con verduras al vapor cortadas en forma de animalitos o flores. Los moldes de aluminio o silicón que existen para hacer galletas sirven para cortar las verduras una vez que están cocidas y suaves. Es un trabajo laborioso, pero funciona, porque los platillos se ven lindos al servirlos.

Puedes decorar las verduras con gotitas de salsa de tomate, mayonesa o algún aderezo de su agrado para que, por ejemplo, parezcan los ojos del pollito y la sonrisa.

Verduras con aderezo a modo de botana

Aprovecha ese momento en que toda la familia se reúne a ver una película, para servir botanas saludables. Bastones de apio, zanahoria y pepinos con aderezo estilo blue cheese, o con limón y chilito Tajín.

También funcionan las mini brochetas de aceituna y un cubito de queso, con salsa Maggy, o vasitos de verduras cocidas con limón y sal, como elote a modo de esquite y papa cocida. Una delicia para un momento familiar divertido. Los niños las comerán por imitación hasta que les resulte normal.

Juego de sabores para probar distintas cosas

Otra opción es crear un juego para el momento de la comida. Este juego funciona con variedad de verduras cocidas que se irán probando cada una por turnos. Todos comen la misma al mismo tiempo y opinan de su sabor, y luego prueban otra verdura y así sucesivamente. Igualmente pueden acompañarla de aderezos, mantequilla, limón, o lo que deseen.

¿Qué otras técnicas te han funcionado?

¿Te gustó el artículo? ¡Regálanos un like o compártelo a tus conocidos!

Compartir en WhatsApp

También te puede interesar:

Escrito por:

contacto@tipsdemadre.com
Actualizado: 2019-06-28

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.