¿Qué te interesa?

¿Cómo hablar de las partes privadas del cuerpo con los niños(as)?

Español

El tema siempre resulta  difícil de abordar con los hijos, ya que existe mucho temor a equivocarse, crear un momento incómodo o bien a decir información mayor o menor a lo que los niños requieren. 

En ocasiones muchos adultos esperan que se presente el momento perfecto, pero no tienen una idea clara de cuál será o cómo lo identificarán. Por eso es importante no buscar dicho momento, sino crearlo, es decir, construir pequeños y constantes espacios para hablar del cuerpo como algo natural. 

¿A qué edad se debe hablar de las partes íntimas con los hijos?

Pues bien, lo más recomendable es cuando comienzan a adquirir el lenguaje, aunque puedes ir ensayando desde su nacimiento para que tú te sientas más cómoda con este tipo de diálogos. Se debe hablar sobre el tema desde pequeños ya que aunque la sexualidad es un evento  biológico sobre todo es socialmente construido, así que hacerlo desde una edad temprana le permitirá tener una buena relación con su cuerpo, identidad y contexto.

¿Cómo empezar hablar de las partes privadas del cuerpo?

  1. Es recomendable, empezar a nombrar las partes de su cuerpo y explicar sus funciones. 
  2. Identifiquen cuales son sus partes públicas, es decir aquellas que pueden exponerse ante los demás, pero que de igual manera solo pueden ser tocadas por alguien con su permiso y las partes privadas, aquellas que por ningún motivo pueden ser tocadas o vistas por alguien que no sea ellos. En el caso de los niños (boca, pene, glúteos, entrepierna) y en las niñas  (boca, pecho, glúteos, vagina y entrepierna). Pueden iniciar nombrándolos en dibujos, peluches o juguetes y luego él o ella lo harán en su cuerpo.
  3. Para que esta explicación tenga coherencia deberás comenzar a guiarlo hacia la independencia y el autocuidado, a partir de instrucciones, para que poco a poco deje de requerir de un adulto para el aseo de sus partes privadas. ¿Qué actividades de autocuidado enseñar?

    • Ponerse crema solitos en el cuerpo, siempre de manera cuidadosa. 
    • Poner una rutina de limpieza diaria y darle un espacio de tiempo considerable.
    • Establece la regla de los 3  segundos solo por un periodo corto, mientras lo entrenas. Explícale esta regla, solo será para asegurarte que no ha dejado ningún residuo de nada que pueda causarle infecciones. También para avanzar más rápido puedes crear modelos con tela o con peluches para explicar cómo debe realizar su limpieza. Puedes incluso ir guiándolo, mientras tu limpias el modelo, tu pequeño(a) lo hace con su cuerpo. Esto aplicará al momento de bañarse e ir a hacer pipí o popó. (recuerda cortar sus uñas para evitar accidentes y brindarle todo el tiempo del mundo).
    • No olvides felicitarlo y seguir alentándolo a que lo haga, aunque cometa errores, primero dile lo que hizo bien y luego cómo podría mejorarlo. 

¿Por qué es importante hablar de las partes del cuerpo como son?

Hablar de las partes íntimas y el cuerpo con tu hijo(a), desde edad temprana tiene una gran importancia, estarás cubriendo varios puntos: Exploración de su cuerpo, Independencia, Cuidado y por ende aceptación de sí mismo. Esto colaborará con su autoestima y respeto del cuerpo, tanto suyo como del otro. Lo mantendrá a salvo de algunas situaciones de riesgo o abuso. Esto dará pie para tener una sexualidad sana. Crearán un espacio de confianza y un vínculo para poder abordar temas más complejos conforme crezca. 


¿Te gustó el artículo? ¡Regálanos un like o compártelo a tus conocidos!

Compartir en WhatsApp

También te puede interesar: