¿Qué te interesa?

¿Cómo terminar una relación con hijos? (Divorcio)

Español

Es una de las preguntas más frecuentes que se hacen los padres, incluso muchas parejas evitan separarse aunque no se encuentran felices en sus relaciones, por miedo a dañar a sus hijos. En este post te recomendamos algunas puntos para afrontar la terminación de un matrimonio o también de alguna relación tóxica con hijos de por medio:

1. Elabora tu propio duelo

Para poder apoyar de la manera adecuada a tus hijos en esta nueva etapa es necesario que trabajes en ti, ya sea en compañía de un especialista o por medio de literatura científica. Cuando digo trabajar en ti, no me refiero a que te encuentres excelente el cien por ciento de las veces. Más bien a que sepas reconocer todas tus emociones, las etapas de duelo, elabores un plan de vida, estés en constante búsqueda y desarrollo de habilidades, así como de autocuidado.

Si tú te encuentras sin respuestas, sin un rumbo fijo, no tendrás un camino a seguir, ni la energía para todas las preguntas que se avecinan de parte de los pequeños. Inclusive las preguntas de tus hijos pudieran desencadenar en ti un mayor malestar y reaccionar ante ellos de una manera no tan funcional, ni adecuada. Este punto es fundamental.

El duelo está compuesto por muchas tareas que irás desarrollando poco a poco y que te permitirán ir aprendiendo a vivir con esa pérdida, para darle paso a un nuevo plan de vida. Se trata de comprender que cada cambio representará un reto, pero que resultan necesarios para llegar a donde deseas. Tu bienestar.

2. Reglas claras y límites

Probablemente una de las razones para terminar con tu pareja es la falta de entendimiento; sin embargo, algo que se recomienda, es tanto por  ustedes como por sus hijos, establecer reglas claras y límites. Acordar todo lo que seguirá. El trato debe ir mediado por la funcionalidad y el bienestar colectivo, no por el rencor ni la individualidad. Hablen de horarios,  de conducta, etc., estableciendo como será la nueva manera en la que se relacionarán.

Pónganse de acuerdo en qué se les dirá a los niños, así evitarán cambiar la versión y confundirlos. Si es posible anoten estas reglas y límites en una hoja que ambos puedan tener. Así todo será más claro y menos ambiguo, ayudando también con su proceso de duelo.

3. Explica, no ocultes

Lo ideal es que ambos padres se sienten a platicar lo que ocurre con los niños. Aquí la importancia de ponerse de acuerdo y evitar peleas al momento de hablar. Los niños no necesitan saber los pormenores de la relación o la separación. Simplemente se trata de explicarles, por ejemplo, que las parejas pueden en algún punto pelear mucho o ya no quererse de la misma manera. Darse cuenta que se quieren mejor como amigos, que no quieren seguir dañando esa interacción, etc.

Te recomendamos explicar todo en términos de un cariño diferente o la búsqueda del bienestar colectivo y no expresar que se debe al rencor o enojo por el otro. También pueden dejar claro que aunque algunas cosas cambiarán, el amor hacia ellos nunca se modificará, que se trata de seguir trabajando en equipo pero cambiando la dinámica.

Lo que no se recomienda es ocultar lo que pasa, como si los niños no entendieran o no se dieran cuenta, aunque no lo crean, ellos son aun más sensibles ante cualquier situación, por lo que están a la expectativa del evento, esto se puede prestar a que saquen conclusiones equívocas, por lo que lo más adecuado es platicar con ellos.

3.1 Menciona las ventajas y retos

Aunado a lo anterior, deben hablar del bienestar comunitario, explicando los cambios y retos que seguramente experimentarán. Lo que van a necesitar de ellos, pero siempre en función del bienestar de todos. No se enfoquen solo en lo desagradable, también hay cosas que resultan de agrado para los niños, por ejemplo, no estar escuchando peleas todo el tiempo, que sus papás estén de malas todo el día, que no puedan ponerse nunca de acuerdo por lo que los planes se cancelan a última hora, etc., es por ello que deben plantear la posibilidad de más tiempo de calidad, algo más individual.

3.2 No hay un malo de la historia

Aunque probablemente en estos momento no te sientas muy feliz o conforme con la forma de ser de tu pareja, o alguna conducta que realizó,  es indispensable que no conviertan esta separación en una guerra, donde las armas son dejar mal al otro con los hijos. Una persona puede ser muchas personas, una contigo, otra con sus hijos, la persona que ellos conocen no es la misma que tú. Este momento de cambios no se verá apoyado si intentas cambiar la perspectiva que tienen de él o si ven mayor número de peleas por los reclamos constantes.

Cumplan los tratos elaborados. Tampoco inventes cosas para que mejoren su percepción sobre él, muchas personas lo hacen para intentar protegerlos, pero no es así. A ti no te corresponde eso, sino a él. Cada quien construye y construirá una relación con sus hijos, a partir de lo cual se formarán un juicio. Permite que suceda de manera natural. Eviten utilizarlos para chantajear, manipular o castigar.

4. Respeta el duelo de tus hijos y escucha propuestas

Los cambios traerán consigo una serie de emociones y procesos en tus pequeños, eso es verdad, no puedes evitar que lleguen a sentirse tristes, enojados, confundidos, etc. con la nueva organización. Pero sí puedes escucharlos, validar y entender que cada emoción tiene una función en particular, mostrándoles las etapas del duelo y porqué se sienten así.

Respeta su proceso, escucha sus inconformidades y en medida de las posibilidades, así como de los límites y reglas planteadas, propongan cosas. Ejemplo: si extraña a tu ex pareja porque pasa menor tiempo con él, pueden hacer mayor número de llamadas al día o empezar a escribir un diario para que papá las lea cuando lo vea, hacer videos, dibujar, etc.

Utiliza todas las herramientas que sean necesarias para que los cambios no se sientan como algo malo, sino por el contrario como una oportunidad, como lo es para ustedes como adultos.

Separarse sin hacer daño a los hijos es posible, solo se requiere de claridad, respeto y responsabilidad.

 


¿Te gustó el artículo? ¡Regálanos un like o compártelo a tus conocidos!

Compartir en WhatsApp

También te puede interesar: