¿Qué te interesa?

Cómo cuidar mis emociones en cuarentena

Español

Escrito por Fernanda Romero,

Estos tiempos complicados de los que no habíamos tenido precedentes, es difícil para nuestro cerebro procesar cambios tan drásticos y rápidos. Esto, aunado al temor infundado a través de distintos medios de comunicación, que ojo, no digo que no hay que estar informados y tomar nuestras precauciones, pero el constante bombardeo de noticias tanto visuales como auditivas provoca en nosotros estrés y ansiedad.

Para trabajar episodios de ansiedad y estrés yo te recomiendo el uso de aceites esenciales, ya que simplemente al olerlos sus moléculas llegan directamente a nuestra amígdala quien se encarga de procesarlas y dárles acceso al sistema límbico que es donde se generan y estimulan las emociones, provocando un cambio casi inmediato en nuestro estado de ánimo. Para esto, es importante que nuestros aceites sean naturales y de buena calidad para que tengan un mejor efecto y sobretodo para que no nos resulten tóxicos al olerlos o al ponerlos sobre la piel. Yo te recomiendo Balance y Serenity de doTERRA, pues los componentes de estos dos aceititos nos van a ayudar a equilibrar nuestro estado anímico y a descansar mejor por las noches, ya que ambos promueven un estado de relajación y tranquilidad, calman miedos, y nos permiten sentirnos más presentes. Cómo usarlos:

  • Balance: al despertar una gotita en palmas, frotas, las colocas frente a la nariz e inhalas profundo, te ayudará a sentirte equilibrado el resto de tu día (puedes hacer esto varias veces al día cuando te sientas estresado o ansioso).

  • Serenity: diluye 1 o 2 gotas en un poco de aceite vegetal (almendra, coco (asegúrate que sea fraccionado), etc.) y frótalo en la planta de tus pies y sienes. También puedes colocar unas gotitas en tu difusor antes de dormir para relajar el ambiente y estar oliéndolo continuamente.

*Ambos aceites pueden ser usados en difusor

Contáctame

Instagram: @fererom
Correo: frmyoga@gmail.com

¿Cómo se reflejan el estrés y la ansiedad en mi vida?

El estrés se refleja en nosotros a través de insomnio, pesadillas, tensión muscular, problemas digestivos como gastritis o colitis, dolores de cabeza intensos, y la ansiedad se traduce en miedo, incertidumbre, lo cual es proyectada a través de nuestro cuerpo como presión en el pecho, dificultad para respirar, problemas para dormir, dolor de cabeza e incluso de garganta. Si te fijas son cuadros muy parecidos y generalmente se presentan juntos, ya que al momento de sentir estrés se genera ansiedad, que finalmente es traducido como ese peso extra con el cual sientes que no puedes lidiar provocando angustia y por ende, ansiedad al sentir que no puedes controlar la situación externa.

Ahora que ya vimos lo que son estas sensaciones y cómo se reflejan, puedes deducir que si a estos grandes niveles de estrés y miedo que están siendo constantemente alimentados, le agregamos un encierro físico, no poderse relacionar con otras personas físicamente, o con la naturaleza, aunado a que en muchos casos existe una convivencia diaria sin pausa con la familia/pareja/etc., los niveles de estrés y ansiedad incrementan traduciéndose en: peleas, tristeza, sentimiento de soledad (aún conviviendo con gente en la casa), falta de ganas, etc. La incertidumbre que sentimos que al final es provocada por el miedo de no saber qué va a pasar, si voy a estar bien, si voy a poder pagar la renta, etc., es uno de nuestros principales factores de estrés y ansiedad.

woman 570883 640

¿Cómo puedo ayudarle a mi cuerpo y mente a procesar tiempos tan inciertos?

La respuesta puede decirse fácil, aunque ponerla en práctica pueda ser un poco más difícil, pero eso no quiere decir que sea imposible. Creo que si algo he aprendido a lo largo de mis años de estudio y de trabajo con personas, es que; es imprescindible prestarle atención a nuestras emociones, detener aunque sea por cinco minutos el flujo del día, respirar profundo y conectar hacia dentro. Cuando doy clases de yoga u otras prácticas meditativas/espirituales, siempre intento que la gente conecte con el cuerpo a través de su respiración y que pongan atención en las sensaciones pueden surgir.

Siempre me gusta decir que las emociones no se controlan porque forman parte de nuestros procesos como seres humanos, pero, si se pueden integrar, hay que aprender a ver nuestro cuerpo como un canal de información y a las emociones como la información sobre lo que está pasando en nuestro interior, en lugar de rechazarlas, hay que recibirlas, sentirlas, procesarlas y soltarlas. La mente es muy poderosa y lo que nos repitamos que es, será. Así que es realmente importante mantenerla en un balance, tampoco se trata de nunca tener pensamientos negativos, pero si de traducirlos, buscar qué emoción me genera ese pensamiento, aceptarlo, sentirlo y transmutarlo a un pensamiento más positivo.

Apoyarnos externamente a través de nuestros sentidos ayuda mucho a este proceso de conexión interior, en mi experiencia tanto personal como laboral he visto como el uso de aceites esenciales en la práctica e incluso en el diario, realmente producen un efecto positivo en las personas. Personalmente he pasado por distintas marcas de aceites esenciales, pero la que más me ha gustado y convencido son los aceites doTERRA, porque a demás de ser una empresa ética y sustentable (lo cual es muy importante para mi), su calidad es muy alta al extraer los aceites desde sus regiones nativas. Su composición es tan pura que la mayoría de sus aceites esenciales pueden ser ingeridos sin ningún riesgo, (sólo dos marcas en el mundo tienen el permiso para ello, incluyendo doTERRA), son muy potentes y por lo tanto muy efectivos.

 

Que mantengas una sana conexión con tú cuerpo. SAT NAM.

Instagram: @fererom

Correo: frmyoga@gmail.com


¿Te gustó el artículo? ¡Regálanos un like o compártelo a tus conocidos!

Compartir en WhatsApp

También te puede interesar: