¿Qué te interesa?

Alergias alimentarias en bebés y niños

Español English

Las alergias alimentarias provocan que tu hijo tenga diferentes problemas cuando ingiere ciertos nutrientes. Esto puede causar todo tipo de molestias desagradables, como calambres abdominales o irritación en la piel. ¿Cómo saber si tu hijo tiene una alergia alimentaria y qué puedes hacer al respecto?

Lo primero de todo es definir…¿Qué son las alergias alimentarias?

Una alergia alimentaria es una reacción exagerada del sistema inmunitario al comer o beber ciertos alimentos. El cuerpo piensa que la sustancia es dañina y el sistema inmunitario la ataca, incorrectamente. Esto puede causar al niño todo tipo de quejas, como vómitos, diarrea, erupción cutánea o, en un caso extremo, un shock. Alrededor del cuatro al ocho por ciento de los niños de hasta tres años tienen alergia a los alimentos. Al ser niños pequeños que aún no pueden expresar fácilmente de dónde provienen sus molestias, es muy importante que los padres traten de estar atentos, y vayan agregando alimentos alergénicos nuevos a la dieta de a poco.

Las alergias en bebés más comunes suelen ser:

– Alergia a la leche de vaca

– Alergia al huevo de gallina

– Alergia al maní y/o nueces

– Alergia al pescado y/o mariscos

– Alergia a ciertas frutas y verduras

Alergia alimentaria versus intolerancias alimentarias

Si tu hijo no tolera ciertos tipos de alimentos, esto puede tener varias causas. Los médicos distinguen entre alergia alimentaria, intolerancia alimentaria y aversión alimentaria.

Alergia Alimentaria

Si tu hijo tiene alergia a algún alimento, quiere decir que una proteína en su dieta le esta causando este problema. Estas podrían ser proteínas en el maní, en la leche de vaca o en el huevo de gallina, por ejemplo. El cuerpo confunde la proteína con una sustancia nociva y ataca, el sistema inmunitario produce anticuerpos contra la proteína.

En los bebés, una alergia alimentaria casi siempre comienza con una reacción a la proteína de la leche de vaca. Lo obtienen a través del biberón o de la lactancia materna (las proteínas de la leche de vaca que la madre toma se transmiten a través de la lactancia materna). Tan pronto como los bebés comienzan a comer alimentos sólidos, pueden reacciona con una alergia a otros nutrientes. Estas quejas pueden ser leves pero también existen casos en que esas alergias pueden ser graves.

Los síntomas de alergia alimentaria pueden incluir:

– Quejas en la piel: picazón en todas partes inmediatamente después de tomar la comida, urticaria.

– Quejas gastrointestinales: náuseas, vómitos, diarrea.

– Quejas en el sistema respiratorio: dificultad para respirar, falta de aliento, sibilancias, congestión o secreción nasal.

– En casos excepcionales, puede experimentar una caída en la presión arterial: un shock anafiláctico. Una miga o incluso tocar la comida ya puede provocar una reacción alérgica grave. La reacción puede ser muy intensa, especialmente con una alergia al maní o a la nuez.

Intolerancia alimentaria

Una intolerancia alimentaria puede causar las mismas quejas que una alergia, pero tiene una causa diferente. Con una intolerancia alimentaria, el cuerpo de tu hijo no puede descomponer los alimentos adecuadamente, por ejemplo, porque el cuerpo carece de la enzima necesaria.

Las quejas de intolerancia alimentaria a menudo son más leves que una reacción alérgica y se limitan a las quejas de la piel y el tracto gastrointestinal. Aunque esto puede conllevar también que el niño este inquieto e incómodo o que el desarrollo de su crecimiento se vea afectado.

En la intolerancia a la lactosa, el cuerpo no produce suficiente enzima lactasa natural para descomponer la enzima lactosa (azúcar de la leche). La intolerancia a la lactosa es diferente de la alergia a la leche de vaca: un niño es alérgico a la proteína de la leche.

Una intolerancia al gluten funciona de manera diferente. El cuerpo ve el gluten como una sustancia nociva y lo ataca. Además, no solo el gluten, sino también las propias células intestinales están dañadas. La intolerancia al gluten es, por lo tanto, una enfermedad autoinmune. Acá te contamos un poco más sobre la intolerancia al gluten y cómo debe ser la dieta de un niño celíaco.

Aversión alimentaria

Con aversión alimentaria, tu hijo reacciona violentamente a ciertos alimentos. Por ejemplo, puede vomitar cuando come ciertas cosas, como las coles de Bruselas o la escarola. Esta reacción no se debe a que es alérgico o intolerante, sino que suele tener a menudo una causa psicológica. Una vez que le des la misma comida de una manera irreconocible, dejará de molestarle.

Diagnóstico y tratamientos de alergias alimentarias

¿Crees que tu hijo sufre de hipersensibilidad alimentaria? En ese caso es importante que consultes con el médico, después de examinarlo te dirá si es necesaria una derivación a un médico especialista para hacer el diagnóstico correcto. Los niños generalmente son referidos a un pediatra con atención o especialización en alergología.

Existen varias pruebas para determinar la intolerancia alimentaria o la alergia alimentaria, como las pruebas cutáneas o un análisis de sangre o una prueba de desafío doble ciego. En la última prueba mencionada, debe ir al hospital dos veces con un intervalo de dos semanas. En un día de prueba, el niño consume un alimento con el alérgeno al que ha reaccionado, el otro día de prueba, prueba un alimento sin alérgeno.

A veces no es posible diagnosticar el estado de los alimentos a una edad muy temprana, por la complejidad de algunas pruebas, por lo que en ese caso, primero recibirás consejos dietéticos (por ejemplo, para evitar el azúcar de la leche tanto como sea posible) y es posible que debas regresar cuando sea un poco más mayor.

Diagnóstico positivo de una alergia o intolerancia alimentaria

Si el médico establece una alergia o intolerancia alimentaria o si existe una fuerte sospecha, siguiendo el consejo del médico, debes evitar que ingiera el alimento en cuestión. Esto generalmente significa que tu hijo simplemente ya no puede comer ni beber uno o varios alimentos determinados y sus sucedáneos.

A veces tiene consecuencias de largo alcance. Si está amamantando y si tu hijo es alérgico a la leche de vaca, puedes (temporalmente) no comer ni beber productos de leche de vaca. Con una alergia al maní, la presencia de la proteína de maní en el aire (por ejemplo, a través de un tazón de maní en la mesa) puede causar reacciones en el niño.

Consejos prácticos para una alergia alimentaria

– No hace falta decirlo, pero trata de evitar por todos los medios que consuma el alimento en cuestión.

– Siempre lee con atención todas las etiquetas de los alimentos antes de preparar una comida.

– Pon una lista en algún lugar visible de tu cocina con alimentos y productos que tu hijo no debería consumir.

– Informa a la familia, amigos y la escuela. Cuéntales a qué es alérgico y qué hacer si ha ingerido ese alimento por accidente.

– Siempre haz que tu hijo lleve algo que indique a qué alimento es alérgico o qué intolerancia tiene. Existen pulseras y cadenas especiales que indican que tiene alergia.

– Pregúntale al dietista cómo puedes asegurarte de que reciba todos los nutrientes importantes y necesarios.

¿Es una alergia hereditaria?

¿Hay intolerancias alimentarias o alergias en la familia? Entonces tu hijo tiene una mayor probabilidad de contraer esto también. Una alergia alimentaria no se hereda en sí misma, pero sí su predisposición.

Mientras más sufran los miembros de la familia, mayores serán las posibilidades. Afortunadamente, no todos los niños con predisposición atópica sufren de alergia a los alimentos.

Siempre es buena idea hablarlo con el médico para saber qué es bueno hacer en tu caso, y si el médico no lo aconseja no es necesario evitar el alimento como medida de precaución ni administrarlo a una edad posterior. Algunos estudios indican que la introducción temprana reduce el riesgo de alergias posteriores.

Toda la información que te damos en este artículo es orientativa ya que cada niño y cada familia son diferentes y únicas.

 

 

Carolina González Ramos

Edda Virtual Solutions

¿Tienes alguna pregunta o comentario? ¡Escríbenos!


¿Te gustó el artículo? ¡Regálanos un like o compártelo a tus conocidos!

Compartir en WhatsApp

También te puede interesar: