¿Qué te interesa?

Cómo preparar comida sana y rica para mi bebé en poco tiempo

Español

Tener un bebé en casa siempre será un gran reto, desde la manera en implementar los cuidados más básicos, hasta la forma en cómo la familia entera debe adaptarse a las necesidades del nuevo inquilino, son factores indispensables para que el pequeño o la pequeña tengan un desarrollo sano.

Sin embargo, posiblemente el elemento más importante a tener en cuenta para que el bebé de casa tenga un buen crecimiento es la alimentación, cosa que durante los primeros meses de vida puede ser “sencillo”, pero que con el paso del tiempo puede tornarse más complicado con base en las necesidades alimenticias que se vayan presentando.

Llegados a este punto, quizá la pregunta más importante a responder es la siguiente ¿Cómo puedo alimentar a mi bebé de forma rica y sana si tengo poco tiempo para hacerlo? Si esta es tu situación, en el siguiente artículo te daremos algunos consejos para lograrlo, aunque también puedes utilizar algunos aparatos especiales que te facilitarán en gran medida esta tarea, si te interesa saber más sobre estos pequeños electrodomésticos para bebés, son estos de aquí.

Elige adecuadamente los ingredientes que ocuparás

Durante los primeros 6 meses de vida tu pequeño se alimenta de leche materna o de fórmula, por ende, su estómago no está acostumbrado a otro tipo de alimentación, de ahí que es indispensable elegir adecuadamente los ingredientes que ocuparás para sus primeras comidas.

Muchos especialistas hacen énfasis en que los niños pequeños deben comer alimentos de fácil digestión, lo que califica a las frutas y verduras como la primera opción de alimento sólido, sin embargo, es importante que siempre estén cocidas y que tengan una consistencia de puré, ya sea un poco más sólido o líquido dependiendo del desarrollo y la aceptación de cada bebé.

Hablando específicamente de carnes, la de pollo y ternera son las mejores para comenzar, aunque incluirlas dentro de su dieta se debe hacer de manera paulatina, y algunos pediatras también consideran que la implementación de cereales puede ser benéfica, aunque recomiendan excluir aquellos que contengan gluten.

Por supuesto que tanto la calidad como la frescura y la naturalidad de los alimentos no es un tema que esté a discusión, por lo que entre más se complementen estas características dentro de la dieta de tu bebé será mucho mejor.

¿Cuáles son los mejores métodos de cocción para hacer la comida de tu bebé?

Antes de entrar de lleno en esta temática es importante recalcar que cada familia tiene diferentes necesidades, y en gran medida de eso dependerá el tipo de cocción para la comida de sus bebés, pero las siguientes recomendaciones pueden resultar bastante útiles independientemente de la forma en que prepares la comida de tu nena o nene.

Una gran cantidad de especialistas recomiendan que las primeras preparaciones de alimentos sólidos para los bebés no incluyan ningún tipo de condimentos ni aceites, esto con el propósito de que sus primeras comidas no sean demasiado pesadas para su estómago, pues debes tomar en cuenta que antes de los 10 meses únicamente comen una o dos veces al día este tipo de alimentos.

Para la forma de preparar dicha comida, definitivamente los métodos más sanos y rápidos son las preparaciones al vapor o al horno, inclusive más que hervir los alimentos, aunque de nada valdría una cocción adecuada si se le agregarán otro tipo de ácidos grasos que pueden perjudicar la salud del bebé como la mantequilla, por lo tanto, es importante que la preparación sea lo más natural posible.

Vale la pena recalcar que antes del año no se recomienda incluir el picante dentro de la dieta de tu bebé, posiblemente después de los 10 meses podrías agregar un poco más de sabor a sus comidas con ciertos condimentos o hierbas aromáticas, aunque debes comenzar a introducir estos elementos poco a poco.

Algunos consejos para que tu bebé consuma la dieta familiar

Muchos expertos consideran que a partir del año los bebés pueden comer prácticamente de todo, y lo recomendables es que se vayan involucrando con la dieta  que consumen regularmente en familia, aunque nunca está de más seguir algunos consejos:

  1. Ofrecer alimentos de manera individual

Si bien como adultos nuestro estómago puede procesar diferentes alimentos al mismo tiempo, el estómago de un bebé aún no puede realizar el mismo proceso, por tanto, es recomendable que se les prepare platillos con un solo ingrediente y observar la aceptación que tiene. Si la respuesta es favorable, podemos probar con otros alimentos.

  1. Evitar en la medida de lo posible la sal y los azúcares

Debemos recordar que las papilas gustativas de los bebés perciben los sabores de manera muy intensa, ya que toda esa sensación es nueva para ellos, por tanto, el sobrecargar sus sentidos de otros sabores más intensos y neutros puede ser perjudicial para una correcta aceptación de los alimentos más adelante.

  1. Evita presionar en caso de que se niegue a comer

Debemos comprender que los alimentos sólidos pueden ser mucho para su estómago, y al no estar acostumbrados habrá ocasiones en que no quieran comer, esto es normal y debemos tener paciencia, pero en dado caso que este comportamiento se repita de manera frecuente, lo más recomendable es acudir con un pediatra.

Estar al pendiente de la alimentación de nuestros pequeños es muy importante para su adecuado desarrollo, así que toma en cuenta estos consejos.


¿Te gustó el artículo? ¡Regálanos un like o compártelo a tus conocidos!

Compartir en WhatsApp

También te puede interesar: