¿Qué te interesa?

Cuidado del medio ambiente para niños

Español

Ayudar a que nuestros niños sean consientes del cuidado del medio ambiente es una de nuestras tareas más importantes. Podemos hacerlo desde casa y con pequeñas acciones. Implementarlo como un proyecto divertido, donde no solo enseñamos como padres sino también aprendemos.  Lo principal es poner el ejemplo. Aquí te mostramos 4 consejos para cuidar el medio ambiente en compañía de tus niños.

1. Apaguen las luces.

No hay mejor manera de hacer que los niños comprendan la importancia de las cosas que por medio del ejemplo, la comunicación y la diversión. Puedes enseñarle el efecto que tiene no apagar las luces por medio de videos, juegos o experimentos. Que comprenda que todo se trata de un efecto dominó. Para producir luz se necesita de combustible y mientras más se requiera, éste provocará más contaminación y a su vez se daña en mayor medida la capa de ozono.

Te recomendamos utilizar adivinanzas. Que vaya imaginando la consecuencia de cada acción. Tú le irás dando pistas para que adivine el efecto de cada acción: ¿Qué pasa si se usa mucho combustible en las empresas? Pista: es de color gris, parece humo transparente, es malo para tu salud, etc. Una vez que lo adivine sigan con las siguientes pistas hasta terminar de explicar el proceso. También puedes explicarle con dibujos o canciones. Otra opción es por medio de roles, puede jugar a ser el súper héroe y para hacerlo debe apagar todas las luces y aparatos que no ocupan, tú puedes representar a todos los que quieren dejarlas prendidas y evitar que las apague, cargándolo o haciéndole cosquillas.  Al finalizar, establezcan lo que aprendieron, su importancia y pongan sanciones a quién no cumpla la regla, como poner un peso en un bote o comprar un dulce al otro. Participa con él. Hagan un hábito.

2. Moderen el consumo de carne.

Este consejo tal vez te sonará extraño, pero en verdad tiene un impacto muy grande ante el medio ambiente. La industria ganadera es la que más contamina, genera efecto invernadero, deforestación  y está acabando con el agua potable. Piensa que no se trata únicamente de lo que utiliza como tal la empresa para funcionar, también es lo que se invierte en la alimentación del animal, en todo lo que contaminan sus desechos, etc. Por ejemplo, se calcula que para producir un kilo de carne se requieren de 15 000 litros de agua de acuerdo con la FAO. Claro, sin mencionar las cuestiones de salud y la crueldad animal.

Si bien es posible que sean temas muy fuertes para explicar o detallar, puedes explicarle de manera muy general la situación de ahorro de agua, comenzar a buscar y comparar lo que requiere cada alimento y  disminuir el consumo poco a poco. Tómalo como una opción divertida para volverse investigadores o experimentar en la cocina con nuevos alimentos en compañía de tus niños.

Recuerda siempre apoyarte de un pediatra o nutriólogo si tienes alguna duda sobre la correcta alimentación de tu pequeño, no debe haber ninguna falta de nutrimentos en su alimentación, y recuerda que es muy importante que estén sanos y saludables siempre.

3. Hacer un proyecto de composta juntos.

La mayor parte del tiempo tiramos muchísima comida sin darnos cuenta. Desde partes de la verdura que creemos que no son comestibles cuando sí lo son o cuando decidimos tirar fruta que ya ha madurado y ha cambiado su sabor. Incluso cuando no calculamos bien la fecha de caducidad o  la cantidad de los alimentos que comeremos. En promedio el 17% de la comida a nivel mundial termina como desperdicio. ¿Te imaginas de cuánta comida se trata?

Pues bueno, es momento de compartirle estos datos a tus niños. Una vez que en conjunto elaboren un plan para disminuir los desperdicios, como por ejemplo marcar los alimentos que deben comer primero o calcular de mejor manera sus consumos, pueden continuar con darle más vida a eso que creen que ya no sirve. Inicien un proyecto de composta, hay muchos videos que te muestran cómo hacerlo paso por paso. Los ayudará a pasar tiempo juntos, divertirse y estarán contribuyendo en gran medida al medio ambiente. Puede ser un proyecto muy interesante.

4.  Reutiliza el papel de las libretas.

Los niños, sobre todo, suelen usar las hojas de papel de manera desmedida. Las rayan un poco y sienten que las han arruinado y utilizan otra. Enséñale a adornar esos rayones mal hechos, a no saltar las hojas, a reutilizar aquellos papeles que tengan un lado libre, pueden dibujar sobre ellas, hacer cuentas, etc. Si quieren ir más allá, pueden investigar cómo es que se pueden pueden construir hojas recicladas. Utilizar esas libretas viejas y crear nuevas, con diseños espectaculares. Seguro le entusiasmará tener una libreta diferente, creada por él y que representa el trabajo en equipo. 

Estos consejos te permitirán acercar a tus pequeños y a ti, al cuidado del medio ambiente, así como a proyectos en conjunto que pueden resultar ser muy divertidos y fáciles de llevar acabo.


¿Te gustó el artículo? ¡Regálanos un like o compártelo a tus conocidos!

Compartir en WhatsApp

También te puede interesar: