¿Qué te interesa?

Recomendación en desayunos para bebés de un año

Español

La alimentación para los bebés es un tema muy importante para todos los padres: Hablamos de uno de los pilares para su crecimiento, salud y fuerza. Los bebés crecen tan rápido y van mostrando tantos cambios en tan poco tiempo, que es normal que surjan muchas dudas sobre cual es la alimentación adecuada para ellos según su edad y nos preguntamos si estamos nutriéndolos de la mejor manera.  Es por eso que aquí te traemos ideas de desayunos para bebes de un año.

Antecedentes.

Primero hay que tomar en cuenta que los bebés van cambiando sus necesidades de acuerdo a diversos factores que tienen que ver con su desarrollo. Hay un cambio en los procesos de maduración de la función gastrointestinal o bien digestiva. La fuerza de masticación, es decir, de triturar y cortar, la cual sigue en constante desarrollo hasta los dieciséis años. Por ello es que a los niños más pequeños se les ofrecen comidas que no implican un alto esfuerzo masticatorio, de lo contrario su nutrición podría afectarse. También hay cambios en la función renal, funciones neuromotoras y cognitivas, siendo entonces el momento en el que el niño ya podrá expresar y comenzar a regular tanto su hambre como saciedad.

Es entonces que a partir de los seis meses se recomienda iniciar la dieta complementaria, es decir lactancia y otros alimentos, siendo en su mayoría papillas o puré. Este primer contacto le permitirá hacer movimientos laterales de la lengua, empujar la comida hacia atrás, tomar los utensilios aunque no pueda usarlos como tal para pasar justamente a la etapa del año.

Cambios en el primer año.

Aquí los movimientos masticatorios se modifican a rotatorios, hay estabilidad en la mandíbula y es momento de aprender a comer con los cubiertos. Debido a estas condiciones se recomienda que ya se comience con una dieta basada en la dieta familiar, es decir, lo que come la familia. Debemos aclarar en este punto, que debemos tener mucho cuidado, puesto que hablamos de carne, fruta y vegetales. Debemos evitar comida muy grasosa o comida chatarra. Esta nueva alimentación se recomienda que se introduzca poco a poco, de manera progresiva.

¿Qué darle de comer o desayunar a un bebé de un año?

En primer lugar si es la primera vez que ofrecerás el alimento, te recomendamos que lo haga uno a la vez  y a lo largo de unos dos o tres días y así puedes estar al pendiente de cualquier reacción alérgica que pueda surgir. De igual manera debes evitar alimentos que contengan alto contenido de azúcar, sal, cafeína o condimentos fuertes. Para acompañar los alimentos en cualquier comida del día se recomienda sea agua simple o leche sin saborizantes y evitar jugos, en caso de elegirlos para alguna comida, los jugos deben ser de preferencia naturales, colados, diluidos con agua y sin azúcar agregada.

El IMSS recomienda dar tres tiempos de comida y dos meriendas. En cuanto a cantidad. No brindar menos de tres cuartos de taza o diez cucharadas de comida, más tortilla o plátano. Los alimentos pueden ir en trozos de ser necesario.

Recomendación de alimentos:

Leche. Una vez que ha cumplido un año es posible empezar a introducir la leche entera; sin embargo, debemos tener en cuenta que para niños menores de dos años no es recomendable brindarles leche baja en grasa al 1  o 2% o desnatada.

Verdura, como por ejemplo chayote, calabaza, zanahoria, etc. puede ser a manera de guisado o cocido. Pueden ir acompañados por arroz, pastas rellenas, ejote, lenteja o tortilla con frijolitos.

Huevo, carnes de vaca, pollo, conejo y cerdo; en cuanto a esto último, solo hay que cuidar que no se consuman tantas carnes rojas, debido a su contenido graso.

Si comen muy bien, como postre podemos incluir por ejemplo frutas frescas bien lavadas y peladas en trocitos u  arroz con leche.

Para poder variar y a su vez brindar los nutrientes, se recomienda que es importante darles una fruta y una verdura de color amarillo, anaranjado o verde cada día.

Por último, los cereales como tal que se encuentran en caja o procesados, en su mayoría contienen mucha azúcar y algunos otros ingredientes que no resultan tan nutritivos como quisiéramos, por lo que no son recomendados para el desayuno. Claro que esto puede variar con alguna marca, cuya tabla nutrimental contenga ingredientes saludables.

Esperamos que este post te sirva para conocer un poco más sobre la alimentación de tu bebé y que surjan de él ideas nuevas para la alimentación de tu hijo. También es indispensable mencionar que debemos estar muy al pendiente que su masa corporal sea la indicada para su edad y estatura, es por ello que siempre es recomendable visitar o consultar a un experto en nutrición y pediatría.

Fuentes:

  • Sociedad Argentina de Pediatría. Comité de nutrición (2001)» Guía de alimentación para niños sanos de 0 a 2 años»
  • Gobierno del Estado de Nuevo León.(2015) Programa: En la prevención esta la salud. «Dieta para niños apropiada para la edad.»
  • Control y seguimiento de la nutrición, el crecimiento y desarrollo de la niña y del niño menor de 5 años. México: Instituto Mexicano del Seguro Social; 2 de diciembre de 2015.

 

 


¿Te gustó el artículo? ¡Regálanos un like o compártelo a tus conocidos!

Compartir en WhatsApp

También te puede interesar: