¿Qué te interesa?

¿Cómo empacar una maleta multiclimas para viajar con tus hijos?

Bien dice el dicho: “mamá prevenida vale por dos”… El caso es que las mamás somos prevenidas respecto a las cosas que metemos a la pañalera o a la bolsa, o a la maleta. Nos gusta estar preparadas para cualquier circunstancia. Aunque esto está muy bien, la verdad es que muchas veces abusamos de esta condición.

A hora de planear un viaje, no podemos hacer esto. No podemos darnos el lujo de empacar todo aquello que según nosotras nuestros hijos van a necesitar. ¿Por qué? Porque cuando viajas, ya sea en autobús o avión, tienes derecho a cierto número de piezas de equipaje y lo demás debemos pagarlo extra.

Seguramente muchas personas piensan, “¿y cuál es el problema con pagar sobre equipaje?”. Ninguno, si puedes hacerlo, hazlo, pero pregúntate…

¿es realmente necesario viajar con tanto equipaje?

En mi experiencia, cada que me pongo en mood “mamá prevenida”, la mitad de la ropa de mi hija se queda en la maleta. No se usa, no se saca, nada. Siempre me digo que no volverá a pasar y vuelve a pasar, aunque cada vez menos. Se va aprendiendo con el tiempo.

Lo más complicado es preparar una maleta cuando el viaje implica varios climas porque hay que llevar distinto tipo de prendas. Estas son las recomendaciones que puedo darte para la hora de empacar, pero el mejor consejo es empacar lo menos posible. Lo peor que puede pasar es que tengas que comprar alguna prenda u objeto en el lugar donde estés de vacaciones.

Maleta multiclimas

  • Para el calor: unas chanclas con las que puedan caminar y mojar también. Así pueden usarlas cuando haya mucho calor, pueden usarlas con ropa de playa o alberca, y para bañarse también.
  • Si el destino es de playa o alberca, empaca dos trajes de baño y una salida de baño. La realidad es que se la vivirán en estas prendas, no empaques tantos vestidos o bermudas, salvo para ese par de cenas especiales que tengan en algún restaurante. Si no, en traje de baño estarán bien todo el tiempo.
  • Si el destino es frío: dos buenas chamarras es suficiente. Si ensucian una pueden usar la otra mientras esta se lava.
  • Ropa térmica: depende de la edad de tus hijos. Por ejemplo, los niños más grandes que ensucian menos su ropa, pueden ponerse la misma ropa térmica dos o hasta tres veces, no pasa nada. Si son bebés o niños pequeños, hay que llevar un poco más de conjuntos de ropa térmica, pues se ensucian con alimentos y pañales sucios.
  • Calzado: si habrá nieve, un par de botas para nieve. Si no, con un par de calzado para caminar – tenis o zapatos de trekking – es totalmente suficiente.
  • Si este destino con clima invernal es muy frío, piensa que realmente tendrán la chamarra puesta todo el tiempo. No vale la pena empacar tantas playeras, ni siquiera se verán. Basta con la ropa térmica. Si no es tan frío, empaca una playera por día.
  • Pijamas: dos, una más fresca y una más caliente.
  • Ropa interior: una prenda para cada día, e incluso más si estás en la época de control de esfínteres. Si no tienes tantas prendas, no te preocupes siempre puedes lavar en los hoteles (de hecho es lo recomendable para no llevar una maleta tan grande).
  • Calcetines: un par para cada uno de los días que estarás en el frío. En el calor no son necesarios.
  • ¿Toalla? ¡Jamás! Siempre hay toallas en los hoteles.
  • Para la lluvia: un impermeable o chamarra repelente al agua. Para los pies no, deja que los niños jueguen y salten en los charcos. En cuanto llegues al hotel quítales lo mojado, dales un baño y cubre sus pies. No pasa nada.
  • No olvides nunca bloqueador solar, sombrero o gorra, lentes de sol si están acostumbrados a usarlos, bufanda, guantes y gorro para el frío. Un juego de cada uno nada más.

Considera que esto es una descripción para un hijo. Si tienes más, hay que armar esto el número de veces de hijos que tengas, lo que refuerza mi teoría de que “menos es más”. Con tanto equipaje no disfrutarás tanto el viaje. Cargar tanto equipaje en los traslados se vuelve muy pesado, y empacar y desempacar en cada hotel, se vuelve frustrante. No se diga en el momento de buscar determinada prenda o determinado objeto… todo se vuelve un caos.

Adicional a todo esto, debes empacar un botiquín básico de emergencia, algunos de sus juguetes favoritos, libros que estén leyendo, dispositivos electrónicos, y todos esos objetos que ellos necesitan de manera cotidiana. ¿Ves? ¡Es un montón!

Para saber cómo preparar la pañalera con todo lo básico, da click en Volar en avión, lo que necesitas llevar en la pañalera de tu bebé.

¿Tienes más consejos para compartir con nosotras? ¡Gracias!

Cynthia Modesto Castro

Viaja y Come

¿Te gustó el artículo? ¡Regálanos un like o compártelo a tus conocidos!

Compartir en WhatsApp

También te puede interesar:

Escrito por:

contacto@tipsdemadre.com
Actualizado: 2019-05-07

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.