¿Qué te interesa?

Cómo elegir una buena cuna colecho

Español

Qué difícil es elegir una cuna para un bebé. Cuando llega una nueva vida a casa, además de las grandes cantidades de ilusión, también hay una gran parte de responsabilidad y cambios para habituarlo todo para el retoño, y entre todos esos cambios, el de la cuna es fundamental.

Teniendo en cuenta que un bebé podría dejar la cuna entre los 18 y 24 meses, hablamos de que este lecho en el que va a dormir va a acompañarle durante una de sus etapas más importantes. Ahora bien, usualmente no podría usar la misma cuna desde que es recién nacido hasta que empieza a dormir en su cama.

Hasta que llega a esa edad en la que empiece a dormir por su cuenta, tiene que pasar por diferentes etapas. Cuando es más pequeño, algo que preocupa especialmente a padres y madres es que se pueda dar un golpe, que se mueva mucho o que, simplemente, no esté cerca de los padres.

Para eso es para lo que se han ideado las cunas colecho. Para eso y, también, para que madres y bebés sigan manteniendo el contacto por las noches. Hay pequeños que no son capaces de conciliar el sueño si no ven a su madre cerca, y este tipo de cunas resulta ideal para solventar este problema.

Las claves para comprar una cuna colecho

¿Qué hay que valorar a la hora de comprar una cuna colecho? No te preocupes si es la primera vez que te enfrentas a esta duda, porque hay muchas personas que han pasado antes por esa misma situación.

Gracias a esas dudas de otros padres, como también a un buen repaso a todo el mercado actual y a las necesidades más habituales tanto de progenitores como de bebés, hemos podido perfilar las claves fundamentales para comprar la cuna colecho perfecta. Toma nota, mamá, esto te interesa.

Internet te va a ayudar

Internet siempre va a ser de utilidad a la hora de comprar cualquier cosa, y a la vista está si estás leyendo esto ahora mismo. Algo que te puede ser de gran utilidad es consultar listados especializados de cunas colecho. Es más, puedes echar un vistazo a esta lista de las mejores para tener una referencia clara de qué buscar.

Con este recurso ya tienes a tu disposición las marcas más adecuadas, además de tener claros los precios en los que se mueven este tipo de cunas y los lugares más recomendados donde comprarlas. En definitiva, casi que se puede decir que webs como esa son una herramienta esencial para hacer una compra perfecta.

¿Es más que una cuna?

La prioridad es que la cuna colecho se acople bien a la cama y así puedes tener más control de tu pequeño cuando duerma, y también cuando tú duermas. Pero no te limites solo a eso. Ya que vas a hacer la compra, comprueba que pueda hacer algo más que permanecer al lado de tu lecho.

Hay modelos plegables que se pueden llevar de viaje perfectamente, otros que incluso cuentan con una doble altura para que, a la larga, se puedan usar como parquecitos para el bebé. Hasta los hay que cuentan con una cesta en su parte inferior para almacenar cosas del pequeño.

Controla los materiales de su cubierta

Por mucho que tu bebé sea limpio, la cuna se va a manchar. Una mala noche, un despiste o cualquier movimiento del pequeño puede hacer que se manche. Y eso, si no tiene los materiales adecuados, puede ser una marca para toda la vida.

Asegúrate de que la cuna esté hecha de materiales impermeables o que, al menos, repelan la suciedad de alguna forma. También debes asegurarte de que sea fácil de limpiar para que, en caso de accidente o de incidente, puedas ponerle remedio fácilmente. Por último, pero no menos importante, también debe ser resistente. ¿Para qué quieres una cuna colecho que dure solo un par de meses?

¿Y las dimensiones de las cunas colecho?

El tamaño importa muchísimo. Precisamente por esto lo primero que tenemos que decirte es que busques una cuna colecho que se pueda plegar. Modelos de viaje aparte, con una cuna plegable podrás ahorrar espacio a lo largo del día hasta que llegue la noche y toque el momento de irse a dormir.

Por otra parte, asegúrate de que haya espacio de sobra para el pequeño, ya que así podrá moverse un poco más y, sobre todo, se sentirá cómodo en todo momento. La comodidad es tan importante como la seguridad de tu bebé, y más cuando hablamos de algo tan crucial como es dormir bien.

Si has tomado nota de todo y, sobre todo, si lo sigues cuando vayas a comprar, vas a hacerte no con una buena, sino con la mejor cuna colecho para tu bebé.


¿Te gustó el artículo? ¡Regálanos un like o compártelo a tus conocidos!

Compartir en WhatsApp

También te puede interesar: