¿Qué te interesa?

8 principales valores que deben aprender los niños

Cuando estamos criando a nuestros pequeños, lo que más deseamos es que poco a poco vayan adquiriendo aprendizajes que les permitan crecer como buenaspersonas. Que se vayan caracterizando por su personalidad y sobre todo por sus buenas habilidades para enfrentar la vida sin perder de vista todo lo que les hemos enseñado. Es por eso que para lograrlo como padres debemos poner mayor cuidado en los valores, si bien todos son muy importantes.

Existen una serie de ellos que resultan indispensables y a los cuales es recomendable ponerles mayor atención. Aquí en tips de madre te mostramos los principales valores que recomendamos trabajes o ayudes a desarrollar en tu peque, para que su desarrollo se complemente de la mejor manera.

Qué son los valores y su importancia

Empecemos por definir que es lo que consideramos como valores y su importancia. Si bien su definición puede variar de persona, podemos definirlos como un conjunto de cualidades que provocarán en la vida de la persona, así como posiblemente de quienes lo rodean, un beneficio. Tal vez suena a algo muy general, pero se relaciona con las habilidades que un pequeño puede ir desarrollando para saber actuar de manera más funcional ante ciertas situaciones. Siempre protegiendo sus derechos y sin agredir los de otros. La importancia es justamente esta, le abre paso a tener mayores posibilidades para actuar, tomar decisiones, relacionarse con los demás. Aunado a que los convierte en personas consientes de las condiciones sociales. Permite que puedan tener buena escucha para así conocer el mundo no solo desde su visión sino también desde la de los demás, brindándoles un criterio mucho más amplio. Una vez que ya comenzamos a entender un poco más el sentido de poder desarrollar valores en nuestros hijos, daremos paso a conocer los 10 principales valores que deberían aprender los niños:

Principales valores que deben desarrollarse en los niños

1.Cooperación:

Vivimos en sociedad, por lo que lo primero que sería recomendable comenzar a fomentar en los niños es este valor. Se trata de mostrarle que en muchas ocasiones podrá realizar las cosas individualmente o de forma independiente, pero en otras la situación será cuestión de hacer equipo. Donde podrá dar su opinión y escuchar la de los otros, validando todas y encontrando puntos medios que estén dirigidos a una meta en común.

Incluso es a partir de aquí que puede encontrar personas con las cuales no concuerde mucho, pero que aun así es importante cooperar, y otras con las que concordará mucho y dependiendo de su decisión podrá hacer amistades fuertes.

2. Tolerancia:

Hablando de aquellas personas con las que no se concuerda. Una de las cosas que resulta indispensable para tu hijo o hija es conocer la variedad de formas de ser con las que se encontrará. En este caso, el valor de la tolerancia está dirigido a poder aceptar que no todos vivimos lo mismo, ni de la misma manera, que es válida la diversidad y que, si bien, no se trata de negar nuestras creencias ni de dar como verdad absoluta las de la otra persona. Es una cuestión de respeto, aceptar que es posible que no encuentren puntos medios, pero que eso no me hace violentar al otro e incluso no me afecta, solo me brinda otra forma de mirar la realidad.

3. Amistad:

La amistad es uno de los valores más importantes, sobre todo para los niños, pues comienzan a crear vínculos con personas diferentes a su familia. Les permite construir y experimentar con la vida. El valor de la amistad incluye a su vez la lealtad. Donde existe cariño por la persona, se comparten ciertos gustos, pensamientos o actividades en común y se construye una relación de apoyo, escucha, ayuda y respeto. 

 

También te puede interesar: 5 Actividades para socializar para niños y niñas

 

4. Honestidad:

Este es probablemente uno de los valores que más cueste como adultos mostrar a los niños, pues como todos los demás, lo principal es mostrar el ejemplo. Empecemos en casa con pequeñas cosas como el no mentir. Mostrar las ventajas de este valor puede permitir que se convierta en un hábito, por ejemplo, agradeciendo su honestidad y confianza cuando hicieron algo que te molesta, y posteriormente dando consecuencias que no incluyan poner en duda el amor que les tienes, y que correspondan a la situación. Por ejemplo, si rayo una pared, que la limpie, muéstrale cómo y sé amable en el proceso. Una forma de no hacerlo sería darle condiciones incómodas para hacerlo, como no brindarle las herramientas necesarias o castigar con otras cosas como no ver televisión o no ver a sus amigos. Se trata de aprender que las consecuencias de decir la verdad no son malas sino todo lo contrario, aunque a veces pueden traer responsabilidades, no resultan dolorosas. 

5. Gratitud:

Habría que poner cuidado en la manera que enseñamos este valor. La gratitud se trata de poder valorar el esfuerzo que el otro hace, notar lo que conllevo el esfuerzo del otro. Ayudándolos incluso a tener gratitud consigo mismos, a reconocer sus pequeños logros y trabajo. Solo que al hablar de algo que hicieron por ellos debemos cuidar que la gratitud no se convierta en culpa o incomodidad, no es necesario recalcar muchas veces una acción que se hizo por ellos como algo titánico.

Mucho menos es adecuado que otras personas usen el chantaje con tu pequeño. Mostrarles que aun cuando alguien tuviera un buen gesto con ellos, tienen todo el derecho de decir no, si no se sienten cómodos de regresar un favor. Lo cual no lo hace una mala persona, sino alguien con gratitud y educación, pero también con decisión y derechos.

6. Responsabilidad:

Aquí uno de los valores más indispensables. El ejercicio que se mencionó en honestidad puede servir mucho. La idea es comenzar a ver la responsabilidad como algo natural y no como doloroso. Incluso aquí permitirles que tengan imaginación y opinión sobre como quisieran llevar a cabo su labor, les permitirá seguir desarrollando su imaginación y hacer la responsabilidad más divertida. Permitir que se hagan cargo de sus actividades diarias, les ayudará a que aprendan error-acierto. Los hará también más independientes, lo cual en un inicio para cualquier padre puede ser duro, pero que después lo formarán como un adulto muy funcional.

7. Empatía:

Este valor a veces es mencionado como, ponerse en los zapatos del otro. Si bien tiene un buen punto esa explicación, intentaremos darle otro sentido. En este caso, si yo quisiera ponerme los zapatos de otra persona, puede que no me queden, puede que no entienda por qué escogió ese modelo o por qué es que son sus favoritos. Para entenderlo hay que preguntarle su historia, es ahí que realmente entra la empatía. Es estar consientes de que no podemos ver las cosas como el otro, pero si podemos intentar entenderlo desde la información que nos comparte y así poder imaginar parte de cómo lo vive, para luego ver la manera en que desea ser respetado o acompañado.

8. Equidad:

Hablando de diferencias, por qué hablar de equidad y no de igualdad. Bueno, mucho se ha discutido en cuanto a este tema. La igualdad hace referencia a que todos tengan lo mismo, pero la equidad desea que todos obtengan condiciones que les permitan de alguna manera igualar un poco sus oportunidades para llegar a lugares parecidos.

Un ejemplo podría ser, tenemos dos niños. Uno de ellos ya cuenta con dos mangos que su mamá le regalo y el otro no tiene ninguno, porque sus papás no pudieron conseguirlos. Imagina que hay un concurso y que dicen «aquel que traiga primero tres mangos de un árbol gana una pelota». Ambos la desean, pero uno está en desventaja. Entonces los jueces desean ayudarlos. Les mencionan: tenemos dos magos en este momento y se los daremos. La igualdad diría: un mango para cada uno. La equidad diría: le daremos ambos a quien no tiene ninguno, para que así estén en igualdad de condiciones y lo que restaría es que ambos busquen uno solo. Es decir, el primer ejemplo provocaría que el niño con ventaja ganara y el segundo ejemplo provocaría la misma posibilidad para ganar. Mostrarle a tu hijo o hija la importancia de mirar las condiciones que rodean al otro. También la convierte en una persona más empática y con mayor visión para actuar ante las situaciones.

Esperamos que esta información te sea de mucha ayuda y que disfrutes mucho el proceso con tus hijos. Cuéntanos. ¿Qué valor consideras es el más importante para tus pequeños?

 


¿Te gustó el artículo? ¡Regálanos un like o compártelo a tus conocidos!

Compartir en WhatsApp

También te puede interesar: