¿Qué te interesa?

Técnicas de relajación para niños de preescolar

Español English

Los momentos de estrés, ansiedad y tensión, no se presentan solamente en personas adultas con responsabilidades y ocupaciones. Los niños también pueden inquietarse por distintos motivos: un examen en la escuela, alguna preocupación en particular, los constantes cambios en su proceso de desarrollo o un día agotador en sus actividades. Sin importar cuál sea el caso, el estrés puede perjudicar su salud.

Efectos del estrés y la inquietud en los niños

Entre los síntomas comunes del estrés en los niños, se encuentran las alteraciones del sueño, pesadillas en las noches, cefalea, malestar estomacal e incluso tartamudeo. Además, su comportamiento también puede verse alterado, expresando preocupación, nervios recurrentes, alta dependencia emocional, y en algunos casos frustración, agresividad o rechazo hacia sus familiares.

Durante la cuarentena en la que las familias deben permanecer en sus hogares, pueden generarse muchas situaciones de estrés para los pequeños en casa. ¿Qué medidas puedes tomar para ayudarlos a sobrellevarlo y relajarse? Descúbrelo a continuación.

Técnicas para niños de preescolar

1. Técnicas de relajación  y respiración

Si tu hijo está dispuesto, puedes invitarlo a acompañarte y practicar algunos ejercicios de respiración. No solo será divertido, sino que lo ayudará a tranquilizarse. Siéntense en un lugar cómodo, coloquen algo de música relajante y pídeles que te sigan al compás de tus instrucciones.

Inspiren con profundidad, inhalando por la nariz y exhalando por la boca poco a poco. Para hacerlo más dinámico, pueden colocar sus manos en sus pechos y hombros, y concentrarse en llenar la parte superior de los pulmones (respiración torácica), y luego la parte inferior (respiración diafragmática o abdominal).

 

Te puede interesar: Causas comunes del estrés infantil

 

2. Técnica de la imaginación guiada

Otra forma de reducir la tensión y los niveles de ansiedad en los niños, es jugando con su imaginación, especialmente cuando ésta se deriva de alguna preocupación o inseguridad. En este ejercicio, ambos cierran sus ojos y guían la imaginación a un entorno tranquilo y agradable.

En cada turno, cada uno dirá algo que se irá añadiendo al escenario. Por ejemplo, podrían comenzar con una playa tranquila, describiendo cómo el viento sopla en la cara y solamente se escuchan las olas. Luego, alguien podría complementar con una cabaña de madera, fresca y cómoda, algunos animales, y poco a poco, ambos van creando un “entorno seguro”.

También pueden ayudarse con alguna narración o audiolibros para niños, lo importante es que hagas una selección inteligente que se adapte a las necesidades de tus pequeños, y que lo ayude a sentirse seguro y protegido.

nino jugando astronauta planetas c 0

3. El estrés se combate con humor

Las risas son uno de los remedios clínicos más eficientes para el estrés y la preocupación. Está comprobado que un momento gracioso puede aliviar el dolor, la tensión y la ansiedad, llevando la mente a un estado de relajación.

En este sentido, hay muchos juegos y actividades de relajación que pueden generar gracia en el pequeño. Por ejemplo, pueden jugar a La Biblioteca. En una biblioteca nadie puede reírse o hacer ruidos, de modo que gana quien aguante más tiempo la risa y quien haga reír a los demás.

 

4. Pruebas de tacto

Para este ejercicio necesitarás algunos elementos que tengan diferentes texturas, como retazos de tela, superficies lisas, ásperas, suaves o peludas. Cubre sus ojos y prepara una ruta recta con todas estas texturas. Enfocar la mente en lo que experimentarán los dedos, genera un efecto tranquilizador.

 

5. Técnicas  de relajación progresiva (Jacobson)

smile 2933293 640

Originalmente es una metodología clínica que se aplica para relajar el cuerpo y la mente, luego de una situación de gran tensión. Para adaptarla a los pequeños, plantea un juego en el que deben recordar y mantener los siguientes movimientos del cuerpo simultáneamente:

  • Expriman un limón con sus manos
  • Sus brazos y pies se derriten como barro
  • Protéjanse entre los hombros como lo hace una tortuga en su caparazón
  • Estiren sus brazos como un gatito recién despierta
  • Mastiquen un chicle muy fuerte
  • Muevan su nariz y su cara como si una mosca se quisiera posar sobre ella
  • Su pancita es tan dura como una roca

Cuando digas la palabra “suelten”, deben soltar sus cuerpos y repite nuevamente el ejercicio, pero en un orden distinto. La idea es que puedan tensar todas las partes de su cuerpo, y luego regresarlas a un estado de relajación.

 

Estas técnicas se aplican con el objetivo de hacer sentir a tus hijos seguros y protegidos, brindarles atención, ayudarlos liberar tensiones, oxigenar su cerebro y motivarlos a enfocar su mente en una situación agradable. Con tu creatividad y estos principios, podrás construir los mejores ejercicios y juegos para ayudarlos a relajarse.


¿Te gustó el artículo? ¡Regálanos un like o compártelo a tus conocidos!

Compartir en WhatsApp

También te puede interesar: