¿Qué te interesa?

Generación Like, quiénes son y cómo piensan

¿Tu hijo es pre-adolescente o adolescente y se pasa mucho tiempo conectado y poco tiempo en otras actividades? ¿te resulta complicado manejar este tema? Es bueno que sepas que tu hijo pertenece a lo que se conoce como Generación Like, esta nueva generación son los jóvenes nacidos a partir de 2004 y que han adoptado el like o el retweet como un símbolo de valor, reconocimiento e, incluso, autoestima.

Esta generación, conocida entre otros nombres como “Generación Like” piensa mucho en los resultados del contenido que publican para obtener el resultado buscado, ya que de lo contrario, si no alcanzan lo esperado, muchos de ellos lo consideran un absoluto fracaso.

Desde el año 2000, el uso de Internet se ha incrementado en más del 1.000%, y el porcentaje no deja de crecer con la expansión del mercado de smartphones. Es una realidad, que la penetración de estos dispositivos entre los jóvenes ya alcanza el 100%, gracias al aumento de las búsquedas móviles, el crecimiento de las compras online o el mayor uso de las redes sociales por parte de personas de todas las edades.

Esta es la generación que no ha conocido una sociedad sin la existencia de Internet, crecieron con las redes sociales y es, hoy en día, una generación preparada para enfrentarse a los cambios tecnológicos que la sociedad se encuentra atravesando en esta Cuarta Revolución Industrial

Por este motivo los padres debemos de ser realistas y saber que no podemos apartar completamente a nuestros hijos de la tecnología ya que si es bien administrada puede ser de gran ayuda en su educación, pero también puede ser un impedimento para avanzar entre otras cosas en sus estudios, por lo que como padres debemos tomar las riendas y poner normas en su uso cotidiano.

 

Aplicaciones favoritas

¿Qué utilizan más estos adolescentes? La aplicación de Instagram para publicar sus fotos (ver y ser vistos), WhatsApp para comunicarse con sus amistades más cercanas o su familia, y el canal de Youtube o Snapchat para consumir contenidos. También muchos utilizan Twitter para seguir a sus ídolos y Facebook como plataforma para juegos y mantener amistades lejanas, es decir, utilizan masivamente las redes tanto para comunicarse como para producir contenidos.

Los adolescentes utilizan las redes para autopresentarse. En ellas se muestran a los demás y la respuesta que reciben les da su nivel de popularidad y de integración. Esto les retroalimenta para volver al principio. Los adolescentes no pueden, ni quieren dejar de estar.

Instagram es una de las redes sociales predilectas de esta generación. Y es a veces es tal la obsesión que algunos de estos jóvenes llegan a tener por la interacción en esta red que la compañía se ha planteado ocultar el número de likes en las publicaciones.

Algunos estudios nos cuentan que cada día se dan más de 4 mil millones de likes y esto ha provocado el nacimiento de esta generación, que ven el mundo digital con tanta o más importancia que la vida real.

Es difícil definir una generación que aún es tan joven como esta. Sus integrantes de mayor edad son todavía adolescentes, por lo que, como apuntan diferentes sociólogos, es difícil establecer aún unas características comunes. De hecho, una generación como la de los Millennials y la predecesora de la Z, aún está siendo definidas a través de estudios.

 

Algunos rasgos característicos

– Los jóvenes pasan mucho tiempo en casa en comparación con las generaciones anteriores. Se reúnen menos con amigos y su vida social tiene lugar en gran parte en línea.

– La cantidad de embarazos en la adolescencia nunca ha sido tan baja y son una generación que suele estar muy consciente de los efectos de las drogas.

En general, los miembros de esta generación suelen tener un gran sentido de responsabilidad y conciencia ambiental.

– Los padres de esta generación crían a sus hijos muy conscientemente y quieren hacer todo bien. Esto es muy positivo si no se cae en el error de la sobreprotección.

– Un fuerte vínculo con las redes sociales. Especialmente con Instagram que es la que más utilizan y la que se ha llegado a convertir, prácticamente, en su televisión generacional.

Inmediatez en el trato. Necesitan, demandan y esperan rapidez de las marcas o de cualquier proceso que vayan a iniciar. Un número excesivo de pasos o un proceso demasiado largo les lleva a abandonar cualquier tarea que fueran a empezar.

– El like como recompensa. Lo utilizan como una recompensa o como una forma de tratar algo positivamente.

 

Como convivir si tu hijo forma parte de esta nueva generación

Como dije anteriormente, las redes sociales son una potente herramienta y un peligro que hay que controlar. Son una ventana al mundo a la que se asoman y lo que se publica se escapa para siempre de control del usuario.

Los padres debemos poner el punto de equilibrio, de sensatez y de responsabilidad en el uso que nuestros hijos hacen de estas herramientas.

La utilización de las redes sociales en exceso puede ser perjudicial, entre otras cosas, porque crean adicción y alejan de la vida real. Hacen que los niños no perciban la realidad tal y como es, sino como la creen en su mundo virtual.

– Ciertamente parece imposible frenar la necesidad del niño pre-adolescente de estar conectado a sus amigos a través de las Redes Sociales. En la pre-adolescencia (entre los 10 y los 13 años de edad) el cerebro del niño comienza a experimentar una serie de transformaciones que, en parte tienen que ver con los cambios hormonales que despiertan en su cuerpo.

El deseo de formar parte de un grupo comienza a ser una necesidad biológica, tanto como comer y a veces más incluso que dormir. La preocupación por su aspecto, por gustar al otro sexo, comienza a brotar con fuerza y se convierte en una necesidad y una parte fundamental de su identidad personal y social, que quieren que esté presente en el mundo digital.

 

Cuando puede afectar a la salud de tus hijos

Casi todos los alumnos en la era digital reconocen que su ordenador o dispositivo móvil les roba horas al sueño y al estudio. En un grupo cualquiera de alumnos de instituto son muchos más los que duermen menos de 6 horas al día que los que duermen más de 8 cuando lo recomendable a estas edades es dormir 9 aproximadamente.

Distintos estudios han puesto de manifiesto que estas tecnologías son adictivas y que aquellos que abusan de ellas experimentan más problemas de concentración, problemas de comportamiento/autocontrol y fracaso escolar.

Las estadísticas nos dan la voz de alarma en relación al descanso de estos niños y adolescentes, ya que muchos de ellos se despiertan de madrugada solamente para revisar sus redes sociales, y si no encuentran satisfacción y reconocimiento a muchos de ellos les provoca falta de autoestima, ansiedad e incluso en casos extremos, depresión.

Por ese motivo, es fundamental establecer unas normas y utilizar herramientas de supervisión que permitan a los padres entender cuánto tiempo y qué uso hacen los chicos de la tecnología, y explicarles que deber usarlo y no abusar, sobretodo a la hora de irse a la cama.

Es cierto que algunos de estos cambios en la vida de los niños y adolescentes son positivos y ofrecen nuevas oportunidades que no deberíamos desaprovechar en el ámbito de la información, la comunicación, las relaciones humanas, la educación, etc. Seguro que cualquiera de nosotros podríamos poner múltiples ejemplos extraídos de nuestra experiencia diaria.

Sin embargo, no podemos obviar que su mala utilización puede producir el malas influencias de ciertos valores humanos como, por ejemplo, la intimidad, la empatía o la veracidad.

También y el supuesto anonimato ha permitido que repunte el acoso entre iguales, el llamado ciberbullying. Los niños podrían ser acosados, amenazados, atormentados o avergonzados por su propios compañeros, prefiriendo además seguir sufriendo antes que contar su problema.

Por ello, la única manera de minimizar los riesgos y maximizar las oportunidades es el establecimiento de una serie de normas de uso.

 

La importancia de los valores en el mundo virtual

El hecho de que puedas esconderte detrás de una computadora no quiere decir que puedas comportarte como te da la gana y es importante que sepan que otras personas aunque no deberían hacerlos lo hacen, y ese pensamiento es muy importante que lo sepan tus hijos desde temprana edad y más ahora que todo queda registrado y tu futuro depende mucho de tu perfil en la red.

Inculcar valores a través del ejemplo ahora conlleva hacerlo también el mundo virtual, cada consejo que des debe ir orientado a su conducta dentro y fuera del Internet, para que puedan convertirse en ciudadanos respetables, honestos y responsables.

La forma de enseñar estos valores es a través de tu ejemplo, lleva tu propio perfil virtual de forma honrada, responsable y correcta, y enséñale a tus hijos a hacer lo mismo, y no olvides decirle cuáles podrían ser las consecuencias de no hacerlo.

 

Administrar y monitorizar la actividad de tu hijo es simplemente parte de ser padres hoy en día. La cuestión no es acabar con su confianza o cruzar ningún límite. Se trata de proteger a tus hijos de los daños que aún no son conscientes que pueden sufrir, al menos hasta que sean lo suficiente mayores como para distinguir la amenaza por sí mismos.

Toda la información que te damos en este artículo es orientativa ya que cada pareja y cada familia son diferentes y únicas.

 

Carolina González Ramos

Edda Virtual Solutions

¿Tienes alguna pregunta o comentario? ¡Escríbenos!

¿Te gustó el artículo? ¡Regálanos un like o compártelo a tus conocidos!

Compartir en WhatsApp

También te puede interesar:

daf_icon Escrito por:

contacto@tipsdemadre.com
Actualizado: 2019-09-25

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.