¿Qué te interesa?

Ejercicios para recuperar la figura después del parto

Español

Los cambios físicos en la  mujer después del embarazo son muy evidentes, se calcula que el cuerpo tarda entre 9 y 12 meses para volver a su estado habitual.

www.pixabay.com

Una de las experiencias más importantes en la vida de un mujer es la etapa del embarazo. Como gestantes  planificamos la espera del bebé a detalle, con el objetivo de que todo salga perfecto. Si bien es cierto, en esta etapa los cuidados estéticos pasan a segundo plano, pues lo crucial es nuestro bebé. Sin embargo, luego del parto ¿qué ocurre con nosotras?

Percibimos muchos cambios. No solo emocionalmente, ya que estamos expuestas a la conocida depresión post-parto. Sino también a diferentes cambios físicos que por lo general, no resultan muy atractivos.

La piel después del parto -y el organismo en sí- no se recupera tan pronto como se estima. El cuerpo necesita algunas semanas de descanso para su recuperación y adaptación a los cambios producidos por el nacimiento del bebé.

La zona más visible y afectada es el vientre. Este puede verse perjudicado por la “línea alba” que aparece por el aumento de melanina. A partir del cuarto mes de gestación aproximadamente se puede observar como la línea va del pubis al ombligo.

Debido a este tipo de estructuras fibrosas que se producen y a la redondez que se genera al pasar los meses, el abdomen se convierte en la mayor preocupación de una mujer después del parto.

¿Cómo recupero mi figura después de dar a luz?

Primero debemos comprender y mentalizarnos que no recuperaremos la figura de inmediato. El suelo pélvico, los músculos y ligamentos que componen el vientre están debilitados. Como consecuencia, la vejiga, el intestino delgado, la uretra, el recto y la vagina podrían descender. Por ello, se debe esperar entre 4 y 6 semanas para comenzar el ejercicio a intensidad suave.

Según la página FITBOOK, el abdomen tarda entre 5 o 6 meses para regresar a su estado natural, entonces es un buen tiempo para recuperar la figura. Por ello, a continuación te recomendamos algunos ejercicios de baja intensidad pero efectivos para volver a tener un vientre lindo, y sobre todo no poner en riesgo tu salud.

  • Elevación de cadera: este ejercicio previene dolores lumbares, aliviar el malestar en la región púbica y refuerza la pelvis. Consta de colocarse boca arriba, con las rodillas flexionadas y abiertas a la altura de los hombros. Posteriormente se levanta la pelvis hasta la altura de los dorsales. Es preciso ejercer mayor fuerza en los glúteos para proporcionar estabilidad a la pelvis.
  • Elevar las piernas: en la misma posición como el ejercicio anterior, boca arriba, se deben estirar las piernas y elevarse hasta alcanzar un ángulo de 90 grados. Aguantando unos segundo con las piernas en el aire, se bajan lentamente y se repite el ejercicio sin dejar que toque el suelo. En esta actividad se trabaja la zona lumbar y abdominal.
  • Sentadillas: Su posición se basa en colocar las piernas abierta -un poco- a la altura del ancho de las cadera, estirar los brazos hacia adelante y los pies abiertos hacia afuera ligeramente. El peso debe mantenerse en los talones, sobre todo cuando se baja del todo, y el tronco debe estar erguido. Así por varias repeticiones. Este ejercicio permite que se trabaje la zona abdominal.
  • Pilates: muchos consideran que el pilates es un ejercicio únicamente de relajación y están en error. El pilates favorece la quema de grasas. Esta actividad permite mantener diferentes movimientos y posturas del cuerpo, por lo que los músculos se contraen especialmente en la zona del abdomen -principal lugar donde se esperan los resultados- espalda y glúteos. De este modo consigue músculos más fuertes y definidos.

No solo es una actividad física, también mental. Para practicar cada movimiento se requiere concentración para controlar el cuerpo y hacer que los músculos trabajen correctamente. Es considerado una actividad efectiva y proporciona más energía para el día a día.

En definitiva el embarazo trae consigo una gran variedad de alteraciones en el cuerpo, pero muchas de ellas pueden mejorar con actividades seguras y con una dieta equilibrada. Solo es cuestión de organizarse, tener paciencia y disciplina.

¿Te gustó el artículo? ¡Regálanos un like o compártelo a tus conocidos!

Compartir en WhatsApp

También te puede interesar:

daf_icon Escrito por:

contacto@tipsdemadre.com
Actualizado: 2019-08-26

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.