¿Qué te interesa?

Dinámicas del día del amor y la amistad para niños

Español

El día del amor y la amistad es una de las fechas más importantes y amadas por chicos y grandes. Justamente este día nos sirve como un bonito pretexto para demostrar todo nuestro cariño y pasarla en compañía de los que amamos, ya sean amigos o familia.

Aquí te mostramos algunas dinámicas o actividades para niños, ya sea para llevarlos acabo en casa, en reuniones o incluso en el colegio, los cuales tienen como objetivo no solo pasarla bien, sino seguir fomentando la amistad entre los pequeños.

El mimo de las memorias

Lo primero que debemos hacer es escoger a un participante que desee compartirnos alguna experiencia que sea agradable y divertida para él. Sólo puede pensarla, no decirla. De preferencia debe ser algo de lo que no todos los presentes tengan conocimiento. Esto para que no sea tan sencilla o corta la dinámica, por otro lado, porque una gran parte de lo que se desea es que puedan conocer nuevas cosas de sus compañeros de manera dinámica.

Una vez que el niño elija su recuerdo se presentará ante los demás, actuará lo que sucedió, no puede decir ni una palabra, escribir o tomar objetos. Se trata de trabajar con la imaginación. Una vez que termine de actuar, los demás tendrán entre un minuto y dos para decir qué entendieron. Luego nuestro actor nos dirá a qué hacía referencia, contándonos su experiencia. El niño que se acerque más a la respuesta correcta ganará un pequeño dulce o puntos en el tablero.

El teléfono de la confianza.

Muchas veces olvidamos decirle a otra persona todo aquello que nos gusta de él o ella, e incluso agradecer las cosas que fueron significativas para nosotros. Este es el momento ideal para hacerlo con la mejor actitud. Jugaremos teléfono descompuesto, pero utilizando esta temática.

Nos colocaremos en una fila, y el que se encuentra al final pensará en una frase que desee decirle a la persona que está formada de primero en la fila. Para hacerle llegar el mensaje, le dirá la frase a quien tiene enfrente.

La idea es que lo diga lo más rápido que pueda y le hable en la oreja, para que los demás no puedan escuchar. Ese mensaje será pasado de persona en persona hasta que llegue al frente. Una vez que llegue a la primera persona, ésta dirá lo qué entendió y qué cree que querían decirle. Posteriormente quien inició el mensaje dirá cuál era la frase original. Para continuar la dinámica, el primero en la fila se coloca al final, para iniciar de nuevo.

Aunque es un juego muy sencillo, también es divertido y fomenta la comunicación entre los pequeños. No dejemos pasar la oportunidad para ser amables o agradecidos con los amigos.

Conociendo a mi amigo.

Este juego se trata de que los niños se conozcan aún más. Aunque conviven a diario, no suelen preguntarse cierto tipo de cosas, como son gustos, temores, emociones, etc. Es un buen momento para fomentarle este tipo de dinámicas.  Primero crea un conjunto de preguntas que resulten interesantes y poco comunes, aquellas que consideres les pueden ayudar a mejorar su convivencia. Por ejemplo:

¿Cuál es mi color favorito? ¿Qué bebida me gusta más? ¿Qué me hace enojar más fácilmente? ¿Qué me da más temor? ¿Cuál es mi primer apellido? ¿Qué me pone más triste? ¿Cómo expreso mi amor? ¿Cómo expreso mi tristeza? ¿Qué película prefiero? ¿Cuál es mi mejor recuerdo contigo?

Una vez que las tengas estructuradas, enuméralas. Dependiendo de ese número, lo multiplicas por dos y le sumas uno. Posteriormente cuenta una hilera de cuadros en el suelo, con dicho número; en caso de que tu suelo sea de azulejo. También puedes dibujarlos con un gis, o utilizar otro material. A la mitad de esa hilera pones un dulce, por ejemplo un chocolate pequeño, etc. Coloca a cada niño en uno de los extremos de la hilera.

Para dar inicio al juego, arroja una moneda para ver quien comienza. Enuncia tu primera pregunta. El niño que perdió el volado, dirá dos opciones como respuesta, claro con información de él. Una correcta y una incorrecta. Por ejemplo: ¿Cuál es mi color favorito? Si al niño le gusta el azul, puede decir como respuesta azul y además el verde. El otro niño deberá adivinar cuál es la respuesta correcta. Si gana avanza un cuadrito. Luego sigue el turno del otro pequeño. Enunciarás la misma pregunta y el niño contrario dirá sus respuestas. Así sucesivamente. El niño que logre llegar al dulce gana, o quien quede más cerca de él.

Recuerda recuerdos

Este juego trata de memorizar palabras. Primero un niño dice una palabra, el que sigue la repite y enuncia una nueva, así sucesivamente. Se trata de recordar cada palabra que se han dicho y en el orden correcto.

Pondrás a prueba su memoria, es divertido y la idea es que las palabras que vayan diciendo tengan un significado para ellos,  que sea de diferentes cosas que han vivido juntos.

Por ejemplo, si un día jugaron en la playa y se enterraron en la arena, algunas palabras pueden ser, playa, arena, mar, diversión o si se acompañaron en un momento triste, pueden decir apoyo, cuidado, abrazo. Esto les permitirá apreciar y recordar cada momento que han experimentado juntos, mientras se divierten.

Esperamos que estas dinámicas te permitan pasar un gran día del amor y la amistad con tu pequeño.


¿Te gustó el artículo? ¡Regálanos un like o compártelo a tus conocidos!

Compartir en WhatsApp

También te puede interesar: