¿Qué te interesa?

Tips de cómo conciliar el trabajo y el cuidado de una persona mayor

Analizando la pirámide demográfica nos damos cuenta de que el envejecimiento de la sociedad es una realidad. Cada vez hay más personas mayores y es imposible cuidarlas a todas en residencias. Por ese motivo, son muchos los hijos que cuidan a sus padres en casa por motivos económicos o sentimentales.

El problema de esa decisión es que en ocasiones no es fácil conciliar el trabajo con el cuidado de la persona mayor. Por ese motivo, a lo largo de este artículo te vamos a mostrar una serie de consejos que te ayudarán a que la conciliación sea un poco más sencilla.

¿Qué es mejor, cuidar a los padres en casa o en una residencia?

La respuesta no es fácil, ya que la decisión depende de diferentes variables. En primer lugar, los hijos que están muy unidos a sus padres, se niegan a llevarlos a una residencia. Es verdad que los pueden ir a visitar en cualquier momento, pero la cercanía no es la misma que si viven en el mismo hogar.

En cambio, hay hijos que por motivos laborales no pueden cuidar a sus padres. Para evitar que queden descuidados, lo mejor puede ser llevarlos a una residencia. Allí pueden tener la certeza de que están bien cuidados las 24h del día, de aquí que sea una buena opción.

Si quieres ingresar a tu pariente en una residencia, entonces siempre debes usar un buscador de residencias de mayores en Barcelona o de la ciudad en la que quieras ingresar a tu familiar. En Miresi podrás seleccionar una serie de filtros y encontrar con facilidad la residencia que mejor se adapta a tus necesidades. Lo importante es que se ajuste a tu presupuesto, esté cerca del domicilio y sobre todo le ofrezca la comodidad que la persona mayor necesita.

Como sabemos que la decisión final no es sencilla, siempre debes pensarlo muy bien y no tomar una decisión en caliente. Lo que sí está claro es que la demanda de residencias es grande, de aquí que seguramente tendrás que reservar la plaza con antelación.

Claves para conciliar el trabajo y el cuidado de una persona mayor

Si finalmente optas por tener a tu familiar cerca de ti, es decir, por cuidarlo en casa, te vamos a mostrar una serie de consejos a través de los cuales la conciliación será posible.

  1. Organización: la organización es vital para tener la certeza de que todo va a salir bien. Para obtener buenos resultados, puede ser una buena idea crear un calendario y así tenerlo todo bien planificado. En ese calendario no solo deberás incluir las actividades laborales y de cuidado de la persona mayor, también deberás incluir ratos de ocio para poder disfrutar de tu vida. Tu padre o madre son importantes, pero también tu vida. Si consigues crear una buena planificación, podrás tener la certeza de que vas a poder sacar tiempo para todo y sin estresarte.
  2. Delega: a no ser que vivas con el familiar solo, es importante que aprendas a delegar. Cuidar a la persona mayor no debe ser una cosa de uno, sino que todos tienen que poner su hombre para ayudar al bienestar de esa persona. Si tienes hermanos o pareja, debes dejar que ellos también colaboren con el cuidado. Es importante hacerlo para evitar caer en una situación de desmotivación que pueda llevar a una situación de estrés. No hace falta que todos cuiden en el mismo porcentaje a la persona mayor, pero sí que todos colaboren en la medida de lo posible. Así la tarea se presentará como una tarea menos dura.
  3. Crea prioridades: para evitar caer en situaciones de desmotivación, es importante que aprendas a ver qué tareas son prioritarias y cuáles secundarias. Cuando seas capaz de diferenciarlas, te será más fácil realizar la planificación de las tareas. Como hemos comentado anteriormente, el cuidado de la persona mayor es importante. Pero también debes tener tiempo para ti y disfrutar un poco de la vida. No puedes hipotecar la vida por cuidar a otra persona o te arrepentirás en el futuro. Si te organizas, hay tiempo para todo, sin dejar las tareas prioritarias de lado.
  4. Horarios: la elaboración de un horario siempre viene bien para conseguir crear una buena organización. El horario no debe ser demasiado apretado o el estrés podría llegar con facilidad cuando veas que en ocasiones no te da tiempo para hacer algunas cosas. Además, los expertos siempre recomiendan no llevarse trabajo a casa porque él mismo podría restar tiempo de ocio y de atención a la persona mayor.
  5. Pide ayuda profesional: son muchas las comunidades autónomas que ofrecen ayuda a las familias que cuidan en casa a las personas mayores. En ese caso, podrás solicitar ayuda profesional para que tu familiar pueda estar cuidado cuando estás fuera de casa. Eso te aportará un poco de libertad que podrás aprovechar para hacer todas tus tareas con más facilidad y sin tanto estrés. Si todavía no has contratado sus servicios, puedes comenzar a buscar información, seguro que te será de gran ayuda.
  6. Residencias de día: las residencias de mayores no solo permiten ingresar a una persona las 24h del día, también permiten ingresarlas durante ciertas horas al día. Si el problema que tienes es lo que haces con tu familiar mientras trabajas, la residencia de día puede ser la opción que mejor se adapte a tus necesidades.

¿No puedo cuidar al familiar, qué hago?

Si tras un periodo de prueba de varios meses te das cuenta de que la situación te supera, entonces tendrás que tomar una decisión. Deberás volver a valorar si puedes ingresar a tu familiar en una residencia de Barcelona o no.

En este caso tendrás que tener en cuenta que el cuidado en el domicilio te está superando. Como podrás comprobar, tomar una decisión no es fácil, pero en ocasiones es necesario tomar decisiones que no nos gustan. Lo importante es que la persona esté bien y en ocasiones ese bienestar nosotros no se lo podemos ofrecer.


¿Te gustó el artículo? ¡Regálanos un like o compártelo a tus conocidos!

Compartir en WhatsApp

También te puede interesar: