¿Qué te interesa?

¿Cómo realizar un guión teatral corto para niños?

Español

El teatro es un elemento que puede ayudar mucho al desarrollo de los niños ya que desarrolla muchas habilidades como la memoria, organización, disciplina, buena vocalización, imaginación, aprender a resolver los problemas que surjan en el momento y desarrolla  habilidades sociales. Es por eso que muchas escuelas suelen pedirles que elaboren guiones teatrales para después llevarlos a cabo. Lo cierto es que no resulta ser una tarea tan sencilla como parece. Requiere de paciencia y algunos pasos a seguir. Aquí te compartimos siete puntos esenciales para que puedas crear un guion teatral corto para niños.

1. Elección del tema.

Para empezar a escribir es necesario saber a dónde queremos llegar; es decir, que se quiere transmitir a través de la obra. Pregúntate para que está elaborada. Se trata de mera diversión, una cuestión escolar, específicamente de una materia, quieres que sea puramente de entretenimiento o que tenga una propuesta.

Yo te recomendaría en este caso, que si se trata de un tema libre, hables con los niños y pidas opiniones: qué tema quisieran conocer, pues son ellos quienes lo actuarán o disfrutarán de la función.

Hay que darles voz y en caso de no ser posible, puedes acudir con los profesores, pregunta sobre cuáles son las problemáticas que serían buenas para que se aborden a manera de obra o que dificultades ha estado experimentando el salón de clase. De esta manera tendrás cierta certeza de que estas dirigiéndote al público correcto, con el material necesario.

2. Estructura de los personajes.

Antes de comenzar a escribirla, lo más recomendable, para que no tengas que cortar tramos o personajes una vez que lo terminaste y evites problemas, establece el número de participantes, toma en cuenta el número exacto de niños que actuarán, esta es una de las características de una obra de teatro más importantes.

Muchas veces los niños suelen faltar en días importantes o estar dudosos de si desean participar, lo que puedes hacer es dejar un personaje que tenga igual participación que los demás, pero que no sea esencial para la historia, es decir que su ausencia no se perciba si es que llegara a faltar, pero que también se haga notar en caso de asistir.

Piensa en la psicología de tus personajes. Aunque será una obra corta, la profundidad de los personajes no es necesaria que disminuya. Piensa en alguna película, donde uno de los personajes actuará poco pero con fuerza, que no pudiste olvidar su participación a pesar del poco tiempo que estuvo ahí. Haz lo mismo.

Desde este momento piensa en qué vestuario le quedaría bien y porqué razón. Piensa al menos en una característica que los distinga del resto y comienza a escribir. Te será más sencillo con estos datos dejar fluir el texto.

 

Te puede interesar: Guión de teatro corto para niños, con 2 personajes

 

3. Escribe la historia.

Muchas veces cuesta escribir la historia, por pequeña que sea. Te recomiendo escribirla a forma de cuento o como simples párrafos. De la manera en que sientas que tus ideas pueden plantearse sobre el papel para que no olvides ningún detalle.

Haz la historia como tal, puedes empezar por donde quieras, ya después unirás las piezas y podrás tener la totalidad de tu historia. Al momento de realizarlo, piensa en la edad de los niños a la que va dirigida y el género a partir del cual la abordarás. Si aun así te es difícil, realiza una escaleta, es decir, cuántos actos serán y qué cosas importantes pasarán en cada uno. Cuál es la idea general de esa escena.

4. Ambientación y escenografía.

Para poder empezar a plantearlo como obra teatral, lo principal es que antes que escribas los diálogos, tomes en cuenta los materiales y presupuesto con los que cuentan. Si la escuela los apoyará o no. Para este tipo de obras te recomiendo ser minimalista. Intenta que no requieran de gran material, puesto que si alguno olvida meter un objeto a la escena o lo olvida en casa, podría arruinar todo, lo ideal es trabajar más en la actuación que en la escenografía. Anota todo lo que requerirán en una hoja.

5. Estructura los diálogos y acotaciones.

Esta parte es una de las más importantes, primero que nada, parte del proceso creativo consta de pensar en la población a la que te estás dirigiendo y la edad de tus personajes; qué lenguaje manejan los niños y por otro lado, piensa en la psicología de los personajes.

Ten mucho cuidado con darle diálogos que parecieran de adulto a un personaje de 10 años y al revés. Ahora sí,  ve armándolo a forma de diálogo y aquello que no pueda ser descrito en los diálogos, colócalos como acotaciones o bien como estas notas o comentarios que son necesarios sepan los actores.

Por ejemplo si requieres que se mueva al rededor del espacio, si quieres que se quede quieto o si es el momento de hacer notar su característica particular, moviendo su mano rápidamente, jugando con su sombrero, etc.

6. Planea un final con fuerza.

El final, aunque no lo creas, es uno de los elementos más importantes, pues le dará sentido, fuerza y moraleja a tu historia. Es un momento que aunque no se desea suceda tan pronto, sí es esperado por todos. En este final debes acentuar todo lo que quisiste dar a entender o bien es el momento en que algunos elementos de la historia harán sentido, cosas que tal vez pasaban desapercibidas, ahora tendrán todo el sentido. Te recomiendo que de manera aislada escribas qué emociones pretendes provocar en los espectadores, qué elementos has trazado para este momento y cuál es la última escena que deseas recuerden. Dedícale un buen tiempo.

7. Otórgale un título.

Aunque éste pudiera ser considerado por muchos como un primer paso. El título debe hacer justicia a toda la historia, por lo que hasta que no tengas la totalidad de ella no podrás crear uno que cumpla con este requisito. De englobar la historia, enriquecerla, pero tampoco que brinde toda la información a primera vista. Cuida que no sea tan largo, los títulos cortos suelen tener más impacto y ser más recordados.

Esperamos que con esta pequeña guía de pasos a seguir puedas desarrollar y potenciar todas tus ideas para la escritura de un guión teatral corto para niños. Si se da el caso de que tu pequeño deba realizarlo, sigan los mismos pasos, seguro que le ayudará para echar a volar su imaginación, pero siempre con un propósito y organización.


¿Te gustó el artículo? ¡Regálanos un like o compártelo a tus conocidos!

Compartir en WhatsApp

También te puede interesar: