¿Qué te interesa?

Cómo extraer y conservar la leche materna

Español English

La lactancia supone múltiples beneficios para la madre y el bebé. Desde contribuir con el desarrollo del sistema inmunológico, hasta prevenir alergias. Pero por diversas razones, el acto de amamantar puede ser una tarea difícil para algunas mujeres, por lo que la extracción se ha convertido una alternativa para alimentar al niño. A continuación, conocerás algunas maneras de extraer leche materna y cómo conservarla.

Cómo extraer leche materna

Existen diversos motivos por los cuales las mujeres buscan aprender cómo extraer leche materna. Algunas madres recurren a esta opción cuando van a dejar al bebé durante unas horas o simplemente para disminuir la congestión mamaria. Esto puedes hacerlo de forma manual o con ayuda de un “sacaleche”.

Antes de comenzar con el proceso, es necesario que laves muy bien tus manos. Si vas a realizar la extracción manualmente, debes masajear el pecho con las puntas de los dedos hacia la areola y colocarlos sobre el pezón en forma de “C”. Posteriormente, haces presión hacia las paredes del seno y repites este movimiento hasta lograr la extracción.

Extractores manuales o eléctricos

Si prefieres utilizar un extractor, puedes optar por los de succión eléctrica o los manuales. Algunos de estos últimos son similares a una bocina y otros poseen una palanca que facilita la extracción. Sin embargo, lo primero es escoger la copa adecuada. Para conocer cuál es tu medida, debes medir el pezón de extremo a extremo y sumarle unos 2 milímetros.

Una vez que adquieras el equipo indicado, debes presionar la parte superior o lateral del pecho para un mejor ajuste. Estos equipos se encargan de hacer el trabajo por sí solos, pero al culminar la extracción con el “sacaleche”, debes finalizar el proceso de forma manual en ambos pechos.

Es importante que, al momento de hacerlo, te encuentres sentadas en una posición cómoda.

 

Te puede interesar: Estreñimiento en bebés durante el periodo de lactancia

 

Cómo conservar la leche materna

La leche materna posee anticuerpos que protegen al bebé de enfermedades. Asimismo, le proporciona las cantidades adecuadas de proteínas, vitaminas y minerales que necesita para su crecimiento y desarrollo. Por ello, para garantizar una buena alimentación tras la extracción, es importante aprender cómo conservar la leche materna:

  • Utiliza envases que hayan sido lavados con agua caliente y jabón.
  • Etiqueta los recipientes para conocer la cantidad que contiene y la fecha de extracción. De esta manera, puedes comenzar descongelando la leche más antigua.
  • Almacena la leche en pequeñas porciones. Esto evitará su desperdicio y permitirá que el líquido pueda expandirse al congelarse.
  • Asegúrate de cerrar adecuadamente el envase luego de introducir la leche.
  • Evita tocar el interior del recipiente para prevenir el paso de bacterias.

Si bien es cierto que la lactancia crea un vínculo especial entre la madre y el bebé, no olvides que cada cuerpo es distinto. Deja a un lado las creencias y mitos que giran en torno a este tema. Si tienes limitaciones para amamantar, o debes incorporarte pronto a tus responsabilidades laborales, o salir de casa, etc., aprovecha las distintas maneras de extraer leche materna para ofrecerle una sana nutrición.


¿Te gustó el artículo? ¡Regálanos un like o compártelo a tus conocidos!

Compartir en WhatsApp

También te puede interesar: