¿Qué te interesa?

10 Poemas con rimas para niños

Poemas cortos con rimas

La poesía rescata una manera de expresión considerada como artística pero que sobre todo busca reflejar la belleza a partir de las palabras. Es verdad que existen diferentes maneras de hacer poesía, inclusive tiene sus reglas y grado de dificultad. Aunque hacer y comprender la poesía no es nada sencillo, también es verdad que es fácil de identificar los textos que contienen rimas puesto que tienen un cierto ritmo, una musicalidad, digamos un sonido agradable.

Tal vez no sabemos exactamente qué es lo que provoca que suenen tan bien pero eso no nos exenta de la sensación tan agradable de escuchar un buen poema, sobre todo si retoma temas de nuestro interés. Lo mismo sucede con los niños, y la mejor manera de que ellos puedan comprender o aprender de la poesía es acercándose a ella, leyéndola, retomando temas cotidianos y divertidos.

Aquí te traemos 10 poemas con rimas para niños que seguramente dejarán encantado a tu pequeño.

 

 ¡Buen viaje!

Con la mitad de un periódico hice un buque de papel,
que en la fuente de mi casa va navegando muy bien.
Mi hermana con su abanico, sopla y sopla sobre él.
¡Muy buen viaje! ¡Muy buen viaje,
buquecito de papel!

                                                                           Amado Nervo

 

Juguemos a leer

Juguemos a leer;
Despacio, tranquilos,
tratando de aprender
¡Juguemos a leer!
-¡Yo quiero la ciencia!
-¡Y yo quiero saber
todo lo que hizo
Colón, el genovés.
-Yo quiero seguir
el libro de aventuras
que ayer empecé.
-¡Señor!¡Bibliotecario!

Dame a mí un libro
con todos los detalles
de la astronomía;
cuando yo sea grandote
explorador del Universo
entonces seré.

                                                                       Marco Tulio Mena Mena

El señor Don libro

Estaba el señor don Libro
sentadito en su sillón,
con un ojo pasaba la hoja
con el otro ve televisión.

Estaba el señor don Libro
aburrido en su sillón,
esperando a que viniera…(a leerlo)
algún pequeño lector.

Don Libro era un tío sabio,
que sabía de Luna y de Sol,
que sabía de tierras y mares,
de historias y aves,
de peces de todo color.

Estaba el señor don Libro,
tiritando de frío en su sillón,
vino un niño, lo cogió en sus manos
y el libro entró en calor.

                                                  Gloria Fuentes

Oye, pichoncito amigo

Oye, pichoncito amigo,
yo quiero jugar contigo.
Niño, si quieres jugar,
ven, sube a mi palomar.
Me faltan alas, no puedo…
Baja tú, no tengas miedo.
Sin miedo voy a bajar
Y jugaré satisfecho;
pero trigo me has de dar.
Pichoncito, trato hecho.

                                                          Amado Nervo

Los pajaritos

Pajaritos
en las ramas,
pajaritos
en el mar,
pajaritos
en el aire,
no se cansan
de volar.

Los niñitos
de mi escuela;
pajaritos
quieren ser;
para volar
y más volar
y alegres
revolotear

                                                                                                                        Josefina Orellana

 

También te puede interesar: Dinámicas del día del amor y la amistad para niños

Pobre caballito

Pobre caballito,
caballito blanco:
colita rabona,
barriga de trapo.

Pobre caballito,
que esta fatigado
de andar todo el día
siguiendo los pasos
de este niño mío
que se ha desvelado.

Pobre caballito,
caballito blanco;
ojitos de vidrio
patitas de palo.

¡Mira como quiere
dormir en tus brazos!

¡Cómo pide  el pobre caballito blanco que tengas, mi niño,
los ojos cerrados!

Colita rabona, barriga de trapo.
Duerme, que ya el pobre caballito blanco
buscó por almohada tu pecho rosado.

No te muevas, hijo, vas a despertarlo.
Ojitos de vidrio, patitas de palo.

 

                                                     Javier Villafañe

Los sentidos

Niño, vamos a cantar
una bonita canción;
yo te voy a preguntar,
tu me vas a responder:
Los ojos, ¿para qué son?

Los ojos son para ver.
¿Y el tacto? ?Para tocar.
¿Y el oído? ?Para oír.
¿Y el gusto? ?Para gustar.
¿Y el olfato? ?Para oler.
¿El alma? ?Para sentir,
para querer y pensar.

                                               Amado Nervo

 

Los pollitos

Como en la clase,
como en la escuela,
parecen niños
con la maestra.

Va la gallina con los pollitos.
Son tan redondos, tan redonditos.
tan afelpados, tan amarillos
como las flores del espinillo.

Todo lo miran y picotean;
luego se esparcen listos y alegres,
más si los llama la madre, acuden
como los chicos más obedientes.

Como en la clase,
como en la escuela
parecen niños
con la maestra.
– Fernán Silva Valdez

 

Gotita de agua

Gotita de agua
pura y transparente
me dejas la cara
limpia y reluciente.

Gotita traviesa
bello manantial
eres del planeta
líquido vital.

Gotita de agua
quítame la sed,
mi amiga apreciada
de ti beberé.
Alejando J. Diaz Valero

 

El lagarto está llorando.

El lagarto está llorando.
La lagarta está llorando.
El lagarto y la lagarta con delantalitos blancos.
Han perdido sin querer su anillo de desposados.

¡Ay! su anillito de plomo,
¡ay! su anillito plomado
Un cielo grande y sin gente
monta en su globo a los pájaros.

El sol, capitán redondo,
lleva un chaleco de raso.
¡Miradlos qué viejos son!
¡Qué viejos son los lagartos!

¡Ay, cómo lloran y lloran!
¡Ay, ay, cómo están llorando!

                                                                    García Lorca.


¿Te gustó el artículo? ¡Regálanos un like o compártelo a tus conocidos!

Compartir en WhatsApp

También te puede interesar: