¿Qué te interesa?

¿Qué es y en qué consiste el acoso escolar o bullying?

Español

¿Qué es el acoso escolar?

Todos los niños se burlan o son burlados de vez en cuando. Puede ser divertido jugar bromas a los demás… a veces no hay nada malo en ello. Sin embargo, no es divertido que alguien se sienta herido, que se rían de él o que lo excluyan. Esto se llama acoso.

El acoso es una forma de agresión y tiene como objetivo herir a alguien. Puede doler físicamente o mentalmente. El acoso hace al niño inseguro y puede sufrirlo durante toda su vida.

El acoso en la escuela o en un club deportivo es común entre los niños y adolescentes, incluso entre los adultos sigue ocurriendo, como el acoso en el trabajo o entre vecinos.

Ser una víctima es muy desagradable. Una consecuencia es que no te atrevas a ir al colegio, que duermas muy mal o que saques peores calificaciones. También puede ser que te sientas avergonzado…. esperas que se detenga, pero no te atreves a hablar de ello con tus padres. El acoso puede acabar provocando síntomas psicológicos como la soledad, el miedo al fracaso y la depresión.

Hay tres características principales del acoso escolar:

  • El agresor quiere hacer daño a la otra persona (física o mentalmente). Así que siempre es una acción consciente.
  • Tiene lugar durante un largo periodo de tiempo, no sólo una vez.
  • Hay una clara diferencia de poder. El acosador tiene el poder. El que es acosado es, por ejemplo: menos fuerte, tiene menos amigos o tiene un estatus social más bajo.

Formas de acoso escolar

Hay muchas formas diferentes de acoso.

A continuación se enumeran cuatro formas principales:

  1. Físico. Por ejemplo, lo persiguen de camino a casa y lo golpean, patean o empujan.
  2. Verbal. Los compañeros lo insultan o se burlan de él en el patio del colegio, por ejemplo.
  3. Social. Los demás hablan de el sin que se dé cuenta o lo ignoran. Está excluido. El acoso social duele: sus amistades o su reputación se resiente (cómo lo perciben los demás).
  4. Ciberacoso. A través de Internet, principalmente de las redes sociales. Por ejemplo: un compañero de clase cuelga una foto suya en Facebook que le avergüenza o alguien se burla de él en un grupo de WhatsApp. Te dejamos aquí el enlace a otro de nuestros artículos en el que hablamos del ciberacoso que puede ser de tu interés.

¿Por qué se intimida a niños con ciertas características ?

Algunas personas tienen un riesgo ligeramente mayor de sufrir acoso que otras. Los acosadores tienden a dirigirse a las personas que son menos capaces de defenderse por sí mismas. El bully ve un punto débil. Si el acosado reacciona entonces de forma violenta, el acosador sabe que ha sido golpeado. Esto puede asegurar que tenga un nuevo objetivo para su acoso. Con las habilidades sociales puede hacerse mas resistente. Defenderse significa que es fuerte, una razón para que el acosador reduzca o deje de hacerlo.

¿Por qué los niños intimidan o molestan a otros niños?

Un bully quiere tener mucho poder sobre los demás. No está mal querer ser fuerte y poderoso. Sin embargo, parece que los niños o adolescentes que quieren eso, intimidan mas a menudo. Eligen una víctima débil y se sienten poderosos. Esto también puede deberse a que tienen celos del otro y, por lo tanto, lo hunden.

Un bully es inseguro. Con una “actitud dura”, el acosador espera que le admiren.

Un acosador quiere pertenecer a un grupo fuerte. Los niños o adolescentes que quieren pertenecer a un grupo poderoso (popular) parecen intimidar más.

El tercer motivo sólo se aplica a las chicas. Un bully suele estar deprimido. Parece extraño, pero el acoso puede ser una expresión de frustración y hacerles sentir bien. Por supuesto, hay formas mucho mejores de sentirse feliz.

¿Con qué frecuencia se produce el acoso?

El acoso es muy común. Especialmente el acoso escolar. En varios estudios se ha preguntado a los niños si son acosados. Llegó lo siguiente:

En los niños de entre 9 y 11 años se demostró que aproximadamente 1 de cada 6 es víctima de acoso.

En los niños de entre 11 y 15 años se demostró que aproximadamente 1 de cada 8 es víctima de acoso. Parece que se da con frecuencia en las clases más altas de la escuela primaria.

En la escuela secundaria la forma de acoso es diferente. Entonces, se trata más a menudo de acoso social y cibernético y ya no de acoso físico y verbal.

Las chicas y los chicos sufren acoso en la misma proporción. Los acosadores suelen ser más bien chicos. Son más agresivos. Golpean, patean, maldicen e insultan más. Por supuesto, esto no se aplica a todos los niños ya que el acoso entre niñas es más de tipo psicológico. El acoso social es igualmente frecuente entre niños y niñas.

Consecuencias del bullying o acoso escolar

Las consecuencias del acoso escolar pueden ser diversas. Por tanto, el acoso no siempre es reconocible. Las siguientes cosas pueden indicar que su hijo está siendo acosado:

  • Ansioso: puede estar preocupado, estresado o asustado
  • Miedo al fracaso: miedo a no hacerlo bien en el trabajo o en la escuela.
  • Deprimido: Puede estar apático.
  • Síntomas físicos: Mojar la cama en los niños pequeños, fatiga, falta de apetito, dolor de estómago, dolor de cabeza y náuseas.
  • Reducción del rendimiento escolar.
  • Sensación de soledad o pocos contactos sociales.

¿Qué hacer contra el acoso escolar?

Cuando le acosan, es importante que se defienda. Cuando tiene una imagen más positiva de  mismo, puede defenderse mejor de los acosadores. Por lo tanto, es importante fomentar la confianza en uno mismo. Debe demostrarle al bully que no tiene poder sobre él. Un curso de habilidades sociales puede ser útil para facilitar los contactos sociales. En el trabajo, es aconsejable buscar apoyo o ayuda y no ocultar el acoso. También puede anotar las cosas que suceden, esto no sólo es aire, puede ser útil más tarde cuando quiera recitar todo.

Cuando su hijo es víctima de acoso, es aconsejable hablar con él y mostrarle comprensión. A su hijo le gusta que le vean y le escuchen. Deje que su hijo cuente lo sucedido. También díselo al profesor o al tutor para ver qué soluciones hay. Juntos pueden buscar la mejor manera de proteger a su hijo de los acosadores. Hágale saber a su hijo que los acosadores suelen ser inseguros, y tal vez incluso celosos. Al fin y al cabo, su hijo es muy especial. También podéis optar por acudir juntos a un psicólogo para reforzar la confianza en vosotros mismos y la capacidad de recuperación. Una situación familiar positiva y unas relaciones familiares cálidas ayudan a las víctimas a afrontar mejor el acoso. Los amigos también pueden ayudar a procesar las conductas de acoso.

 

Toda la información que te damos en este artículo es orientativa ya que cada niño y cada familia son diferentes y únicas.

 

Carolina González Ramos

Edda Virtual Solutions

¿Tienes alguna pregunta o comentario? ¡Escríbenos!

 

 


¿Te gustó el artículo? ¡Regálanos un like o compártelo a tus conocidos!

Compartir en WhatsApp

También te puede interesar: