¿Qué te interesa?

¿Cómo es la pedagogía Waldorf? ¿Qué significa?

Español English

¿Has escuchado hablar de la pedagogía Waldorf?

En los últimos años han adquirido gran popularidad las corrientes pedagógicas que se han alejado de lo que conocemos como la educación tradicional, dando paso a nuevos paradigmas implicados en el proceso de enseñanza-aprendizaje conocidos como pedagogía alternativa.

La pedagogía Waldorf se caracteriza por ser un movimiento educativo alternativo al tradicional cuyo objetivo es nutrir a individuos capaces, que crean el sentido de sus vidas, y que se convierten en individuos libres de pensamiento y acción.

La Educación Waldorf busca educar a todo el niño en su “cabeza, corazón y manos”. Con una rica imaginación eres flexible, creativo y orientado a las soluciones en la vida. La pedagogía Waldorf quiere inspirar a los alumnos para que aprendan durante toda la vida y les permita desarrollar plenamente sus propias habilidades y personalidad. Se basa en una interpretación contemporánea de la antroposofía de la cual hablaremos más adelante.

El plan de estudios pretende ser lo más amplio posible (abarcando las artes liberales, humanidades, ciencia, matemáticas, arte, música, trabajo manual, idiomas, etc.) y aborda las asignaturas académicas a través de lecciones artísticas y actividades prácticas.

La enseñanza no consiste tanto en impartir información como en despertar toda la gama de facultades del niño, como la capacidad de sentir, actuar y pensar a un ritmo apropiado para su edad.

 

Waldorf, una pedagogía educativa con más de 100 años

¿Qué significa?

Waldorf’ no tiene un significado especial, pero tiene una historia especial. Su nombre deriva de la fábrica de cigarrillos Waldorf-Astoria en Stuttgart (Alemania) donde se fundó una escuela en 1919 para los hijos de los trabajadores. La educación en la escuela fue innovadora y fue diseñada según las ideas del filósofo Rudolf Steiner (1862-1925).

Casi 100 años después de la fundación de la primera escuela Waldorf, hay ahora cerca de 1000 escuelas, 2000 jardines de infancia Waldorf, muchas instituciones de formación de profesores y cientos de centros que ofrecen educación de recuperación a miles de niños en más de 60 países, también se esta abriendo paso en la universidades. La educación Waldorf es una de las pedagogías alternativas de más rápido crecimiento en el mundo. La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) afirma que los “ideales y principios éticos… del movimiento Waldorf se corresponden con los de la UNESCO”.

 

Te puede interesar: Torre de aprendizaje Montessori ¿Qué es?

 

Críticos de la pedagogía Waldorf

A pesar de que los valores de la educación Waldorf se corresponde a los de la UNESCO, algunas personas lo clasifican de infructuoso e incluso un poco sectario. Las críticas de la pedagogía Waldorf son muy variadas.

Muchos críticos apuntan que la educación Waldorf no tiene aportes de nadie más, todo se ajusta a lo que dijo Rudolf Steiner, creador de la antroposófica y de de la pedagogía Waldorf. La Antroposofía según sus adeptos es una corriente filosófica, es un sendero de autoconocimiento que quisiera conducir lo espiritual en el hombre a lo espiritual en el universo.

Aunque cada vez tiene mayor implantación y aceptación, es cierto que para mucha gente se trata de algo contrario al tipo de educación a la que están acostumbrados, y eso todavía choca a muchas personas.

Características de la educación Waldorf

– La escuela se esfuerza por mantener el mismo maestro-tutor para el niño en para cada etapa educativa. El objetivo es afianzar los vínculos para una buena convivencia.

– Todo está organizado para que resulten una prolongación del hogar. El fin es crear un ambiente que se aleje del entorno hostil que los divulgadores de esta corriente estiman que a menudo se encuentran en la escuela tradicional.

– Un punto importante es que cada niño despliegue su propia individualidad con ayuda de sus talentos y apoyándolo en sus dificultades. Esto se combina con una estructura diaria con elementos fijos en el horario semanal y en la estructura anual, con celebraciones, viajes, prácticas y actuaciones.

– Los temas cognitivos se alternan con lecciones de arte, artesanía y movimiento. Trata de que el niño pueda explorar por sí mismo, sin mayores límites que los que su propia edad impone. Esto hace que para el niño se trate de algo mucho más motivador y atractivo que la enseñanza tradicional.

– Las escuelas Waldorf se esfuerzan por ofrecer una educación viva. Una educación que encaje con la experiencia concreta del alumno. Para ellos el aprendizaje no es algo que sólo le ocurre a la cabeza, sino una actividad en la que está involucrado todo el ser humano. Además de lo cognitivo, los alumnos aprenden a través de imágenes e historias, juego, experiencias y vivencias.

– El contacto con la Naturaleza y el respeto por la tierra se entrelazan en la educación y en el ritmo anual de la escuela. El uso de materiales naturales en el juego y la artesanía cultiva una conexión con la Naturaleza. En muchas escuelas Waldorf, la horticultura se enseña como una asignatura, para que los alumnos se introduzcan activamente en la relación ecológica entre el hombre, las plantas y los animales.

– Otro de los principios de este método es que no hay exámenes, material didáctico externo, como los libros de texto, ni deberes, si no que el material se diseña por el propio centro bajo el amparo de un currículo oficial, pero adaptado a los ritmos de aprendizaje de cada alumno, ya que se construye en torno a una perspectiva trasversal y holística fomentando la creatividad y el espíritu crítico. Se parte de que el desarrollo en estas edades aconseja evitar los procesos de estrés y de traumas en la autoestima que los exámenes pueden provocar.

 

Etapas educativas en la Pedagogía Waldorf

La pedagogía Waldorf se imparte desde edades muy tempranas, concretamente desde los 0 hasta los 21 años y dividas en tres etapas: Jardín de infancia, Edad escolar, joven y adulta.

– Primera Etapa, Jardín de Infancia (de 0 a 7 años)

Se centra en el desarrollo de la psicomotricidad fina y gruesa, la habilidad visual y espacial y el conocimiento del entorno físico que les rodea. Para conseguir esto, las escuelas Waldorf, crean ambientes que dan cabida a la gamificación, a la cocina y a diversos talleres.

– Segunda Etapa, edad escolar (de 7 a 14 años)

Esta fase gira entorno a la creatividad y la imaginación. El docente debe de impartir las áreas de matemáticas, idiomas o conocimiento del medio a través de juegos o invención de historias que fomenten la creatividad.

– Tercera Etapa, edad joven y adulta (de 14 a 21 años)

Aquí se trata de cimentar su personalidad y se motiva el espíritu crítico. En esta etapa, los educadores deben de motivar a los alumnos para que emitan juicios de valor sobre el mundo que los rodea.

Toda la información que te damos en este artículo es orientativa ya que cada niño y cada familia son diferentes y únicas. Por ese motivo si estas pensando en llevar a tu hijo a una escuela Waldorf, lo que te recomiendo es que hagas una cita en la escuela, conozcas las instalaciones, hables con los profesores para que te puedan explicar detenidamente sobre la metodología, veas el ambiente y puedas decidir si este tipo de enseñanza que puede ser positiva para tu hijo.

 

Carolina González Ramos

Edda Virtual Solutions

¿Tienes alguna pregunta o comentario? ¡Escríbenos!

 

¿Te gustó el artículo? ¡Regálanos un like o compártelo a tus conocidos!

Compartir en WhatsApp

También te puede interesar:

daf_icon Escrito por:

contacto@tipsdemadre.com
Actualizado: 2020-03-02

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.