¿Qué te interesa?

Codo de niñera, una lesión que debes evitar

Español

Hay lesiones en los niños menores de 5 años que pueden ser causadas por los adultos sin ninguna intención. Una de ellas es la dislocación o subluxación de la cabeza del radio, mejor conocida como codo de niñera.

Según la Clínica Mayo de Estado Unidos, el codo es la articulación que se disloca con más frecuencia en los niños. Una acción tan simple como columpiarlo de los brazos, alzarlo de forma inadecuada o agarrarlo para evitar una caída puede ocasionar esta lesión.

¿Cuáles son las causas de la lesión en el codo?

Antes de los 5 años de edad los huesos no están completamente formados y los ligamentos son laxos aún. Esta inmadurez de las articulaciones hace que los brazos de tus hijos sean sensibles a cualquier movimiento enérgico.  

El radio, que es el hueso externo del antebrazo, está unido a la articulación del codo por el ligamento anular. Un jalón o tirón brusco puede ser suficiente para que la cabeza del radio se deslice fuera del ligamento ocasionando la dislocación. 

A partir de los 5 años de edad, el ligamento anular se torna más fuerte. Así que las probabilidades de que se produzca este tipo de lesión son menores.

¿Cuáles son los síntomas, cómo detectarlo?

Al producirse la lesión es normal que el niño llore inmediatamente y se queje por el dolor. Pero hay casos en los cuales el adulto no comprende el daño causado por lo cual debes estar atenta a los siguientes síntomas:

  • Incapacidad de mover el brazo. Es normal que el niño lo sostenga con el otro brazo como si fuera un cabestrillo o fijo pegado al costado. 
  • Dolor al mover el codo. Si tu hijo se queja y se niega a mover el codo, pálpalo y revísalo con cuidado. Pero no lo obligues a estirarlo sin revisión médica.
  • Distorsión de la articulación. Algunas veces es evidente la dislocación, pero otras veces pasa inadvertida, por lo que puede tomarse como una rabieta del niño. Es importante preguntarle a tu hijo que le sucedió y la razón por la que no quiere mover el brazo.
  • Ansiedad o inquietud. Si tu niño insiste en su dolor y se queja constantemente, será mejor llevarlo al médico.

 

También te puede interesar: Displasia de cadera en bebés y niños, qué es y causas.

 

Tratamiento ¿Qué hacer ante una lesión de codo de niñera?

Lo primero que debes evitar es estirar su brazo o tratarlo de llevar a su lugar. Llévalo al médico lo más pronto posible para determinar que no hay fractura y devolver el hueso a su lugar.

El tiempo es importante para que el tratamiento sea efectivo y no amerite inmovilización posterior.

No es necesario realizarle radiografías en algunos casos cuando un examen físico realizado por un profesional y determina dislocación. Solo las indicará si hay sospecha de fractura.

El personal médico realizará movimientos específicos (pronación o supinación) en el brazo de tu hijo para que el radio vuelva a su lugar. No intentes hacerlos tú en casa, podrías empeorar la condición de la articulación.

Una lesión que debes evitar

El codo de niñera es una lesión que debes prevenir. Si tu hijo es menor de 5 años evita juegos que impliquen levantarlos de las manos o brazos. Hacerlos girar, columpiarlos o alzarlos tomándolos únicamente de los brazos puede terminar en una lesión no intencional.

Agarrar al niño por debajo de las axilas o por la cintura te ayudará a evitar una dislocación accidental de las articulaciones.

Una vez que se produzca esta lesión por primera vez, es muy posible que se repita. Así que informa a familiares, maestros o cuidadores para que eviten movimientos bruscos que puedan ocasionar un codo de niñera.

 


¿Te gustó el artículo? ¡Regálanos un like o compártelo a tus conocidos!

Compartir en WhatsApp

También te puede interesar: