¿Qué te interesa?

Actitudes tóxicas en pareja después de la llegada de un bebé

Las madres y los padres responden y se adaptan a su bebé recién nacido de diferentes maneras, y a veces esto puede causar malentendidos y conflictos. Por lo que prepararse a cómo manejar efectivamente el estrés en una relación después del nacimiento de un bebé es una parte muy importante en este proceso, ya que tener un bebé puede desafiar incluso las mejores relaciones.

Algunas parejas eligen tener un bebé para celebrar su estabilidad o fortalecer su relación. Piensan que un bebé los acercará y que la vida después del parto será un momento de ternura, intimidad y madurez. Sin embargo, tener un bebé es una experiencia que por momentos puede ser estresante. Intentar encontrar o programar tiempo para hablar y ser una pareja, incluso si es solo por unos minutos. En estos momentos tan delicados se debe formar equipo para que no surjan grietas entre los dos. Realizar las actividades cotidianas en compañía de la pareja es una de las mejores formas para fortalecer los lazos emocionales, por otro lado la comunicación y la organización en la casa es prioritaria.

Al tener un bebé, los padres primerizos enfrentan cambios de roles, ajustes de estilo de vida y ajustes o dificultades financieras. Los padres con experiencia tienen demandas adicionales de sus hijos anteriores.

Muchas parejas hoy buscan consejería de relaciones después de tener un bebé. Esto no significa necesariamente que el estrés sea mayor ahora que en años anteriores, sino que más parejas reconocen cuándo necesitan ayuda.

Los conflictos pueden agravarse si la madre experimenta depresión posparto. Aquí hay algunas maneras útiles en que puede mejorar su relación con su pareja después de tener un bebé.

Por lo que pasan las nuevas madres

Las nuevas madres a menudo se sienten abrumadas por su papel cambiante en la vida. La madre se siente cansada después del esfuerzo del parto y la recuperación del postparto. Las noches dejan de ser jornadas de sueño continuado y descanso para convertirse en continuos despertares para atender al bebé. Puede que se sientan menos importantes ahora que sus días están llenos de cambios de pañales, alimentación y muchas tareas. Los padres pueden ayudar tratando de entender cuán ocupado está realmente el día de su pareja.

No puede esperar que se hagan las tareas domésticas, que la casa esté limpia y que la cena esté sobre la mesa cuando llegue a casa después de un duro día de trabajo.

En cambio, una buena fórmula es que cuando llegue a casa, hable a tu pareja sobre su día y cómo pueden colaborar mutuamente El papá puede cuidar a su bebé recién nacido no solo para que su pareja pueda tomar un descanso muy necesario, sino también porque es la mejor manera de conocerse y establecer una relación de apego con su bebé.

Las nuevas madres también pueden tener problemas con su imagen corporal. Sus senos se ven diferentes, sus caderas son más anchas, y puede ser más difícil de lo que originalmente pensaban perder esa cantidad extra de grasa. Puedes ayudar tranquilizando a tu pareja sobre su aspecto. Ella necesita saber que todavía la encuentras atractiva.

 

Soledad puesto que antes se criaba en tribu.

Las hermanas, las abuelas eran parte activa de la crianza. Era lo natural. Ahora no, las madres crían solas. Solas en casa, solas de paseo alejándose de las relaciones personales y profesionales generando, en muchos casos, sensación de soledad y frustración, algo que les cuesta expresar y por lo que sienten.

 

Por lo que pasan los nuevos padres

Los nuevos padres a veces se sienten excluidos y aislados. Incluso pueden ver al nuevo bebé como una especie de competencia por su atención. Como resultado, pueden llegar al extremo de retirarse y deprimirse. Puede ayudar positivamente incluirle en el cuidado de bebé. También hay que entender que puede hacer las cosas de manera diferente a ti, pero trata de mirar más allá de eso. Necesita hacer las cosas a su manera, y estarán bien.

 

Pasar tiempo juntos

Las parejas con nuevos bebés están ocupadas. La alimentación, el cambio de pañales y la consolación de un bebé parecen ocupar interminables horas del día. Para cuando la madre y el padre se ven solos, generalmente están completamente exhaustos. Si están de mal humor debido a la falta de sueño, trabajo, y otros tipos de preocupaciones.

Trata de encontrar tiempo para hablar y volver a ser pareja, aunque sea solo por unos minutos. Es posible que incluso debáis programar en un momento en que ambos estén disponibles. Elija un momento en que los niños estén bien alimentados y asentados. Esto puede ser difícil cuando vuestro bebé es solo un recién nacido, pero debería ser más fácil a medida que crecen.

 

Recuperando tu intimidad el uno con el otro

La mayoría de los nuevos padres experimentan una pérdida de la intimidad sexual. A veces, esto puede comenzar durante el embarazo porque la pareja se sintió incómoda al tener relaciones sexuales, la madre no se sentía bien o hubo complicaciones. A veces, la abstinencia durante el embarazo puede conducir a un largo período de abstinencia después del nacimiento del bebé.

A veces, durante el parto, una mujer tiene desgarros o una episiotomía, que requieren un tiempo considerable para la recuperación. Si la mujer tiene relaciones sexuales demasiado pronto después del parto, puede llegar a ser doloroso. Incluso si la mujer no tuvo un desgarro o una episiotomía, sus músculos vaginales pueden simplemente estar demasiado flojos para realmente disfrutar del sexo poco después de dar a luz.

Por último, pero no menos importante, la lactancia materna puede inhibir el deseo de una mujer de tener relaciones sexuales. Puede sentir que sus senos están reservados para su bebé recién nacido ahora, y eso puede hacer que se sienta menos interesada en tener intimidad.

Los hombres pueden sentirse traicionados si su pareja los rechaza física y emocionalmente. Es importante hablar entre ustedes acerca de sus sentimientos. Hay otras formas de tener una intimidad física mutua, y cada pareja marca ese ritmo a su manera de forma conjunta.

 

Abordar sus prioridades financieras

Los gastos pueden acumularse cuando llega el bebé. Si anteriormente era una familia de dos ingresos, la tensión financiera de criar a un bebé con un ingreso o la disminución de los ingresos por el tiempo de baja por maternidad puede amplificarse. Muchas veces, la atención de la madre se enfoca únicamente en su bebé recién nacido, lo que deja al padre solo preocupado por las finanzas. Aunque las finanzas familiares son una responsabilidad conjunta, a menudo es el padre quien tiene que tomar decisiones difíciles sobre las prioridades financieras. Esto puede provocar estrés y conflictos en la relación, así como depresión en algunos padres.

Sin embargo, hay muchas maneras de ahorrar dinero cuando tienes un pequeño, como aceptar los regalos para el bebé de amigos y familiares, amamantar en lugar de alimentar con biberón y dejar que las personas sepan qué artículos necesitáis para el bebé.

Si las dificultades financieras están causando estrés en el hogar lo mejor es sentarse y programar un plan financiero entre los dos.

 

Algunos consejos para que los futuros padres mantengan un matrimonio a través de los cambios en la vida de un bebé

Si es posible con bastante anticipación a la llegada del bebé, comprometerse a mantener el tiempo de pareja, programando un tiempo regular solos (citas nocturnas, ejercicio juntos, etc.). Las parejas deben hacer de su matrimonio una prioridad, especialmente cuando llega el bebé.

Contratar una niñera o dejarlo unas horas con los abuelos o otro familiar cercano también puede ser una buena idea, de esta manera podrán obtener unas horas muy necesarias para recuperar el sueño, disfrutar de un poco de cuidado personal, hacer mandados o pasar un tiempo precioso juntos.

Es importante recordar que criar un bebé es una tarea muy importante que si es posible se realiza mucho mejor en equipo. Las asociaciones exitosas tienen éxito cuando la colaboración, el respeto mutuo y la apreciación reflexiva son prioridades. Las parejas que dejan de lado las «cosas pequeñas» y se centran en los temas clave que es la salud y el bienestar del bebé, la importancia del matrimonio y la creación de una vida hogareña segura y amorosa, tienden a ser las más felices. Al elegir evitar los problemas más pequeños (como esa pila adicional de ropa sucia o una reunión perdida con amigos), los objetivos a largo plazo de la relación tienden a mantener a una relación sana y feliz.

Buscar apoyo en las personas más cercanas, puede ser una buena idea para tener una fuente regular de apoyo durante cualquier transición importante de la vida. Ya sea una reunión regular con amigos, un grupo de apoyo para padres, un terapeuta u otro tipo de apoyo, siempre está bien tener un lugar donde reunirse y poder hablar.

 

Toda la información que te damos en este artículo es orientativa ya que cada pareja y cada familia son diferentes y únicas.

 

Carolina González Ramos

Edda Virtual Solutions

¿Tienes alguna pregunta o comentario? ¡Escríbenos!

¿Te gustó el artículo? ¡Regálanos un like o compártelo a tus conocidos!

Compartir en WhatsApp

También te puede interesar:

daf_icon Escrito por:

contacto@tipsdemadre.com
Actualizado: 2019-09-24

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.