¿Qué te interesa?

El ultrasonido de las 11-14 semanas

Español

Este ultrasonido es probable que te lo pidan cuando te enteres que estás embarazada. OJO: no todos los doctores lo piden, incluso hay unos que ni lo mencionan. Esto último me pasó en mi primer embarazo, ni sabía de la existencia de este ultrasonido y del fin del mismo.

Pero ahora que estoy embarazada de mi segundo bebé, cambié de ginecólogo (por cuestiones personales, de distancia etc. etc.) y enseguida me di cuenta que estaba embarazada a las 8 semanas, me dijo que entre las semanas 11 y 14 me hiciera este ultrasonido; que no es con él, sino en una clínica o centro especializado en ultrasonidos prenatales. Supongo que el primero no quiso, porque luego aunque tenga alguna anomalía el bebé, pues los papás deciden tenerlo y prefieren ahorrarse este tipo de estudios. Pero es tu decisión preguntar y decidir sobre tu embarazo 🙂

Yo fui exactamente en la semana 12, y para lo que sirve este ultrasonido, es para detectar varias cosas:

Te voy a explicar como a mi me lo explicaron: entre la semana 11 y 14 hay una especie de “ventanita” donde puedes detectar ciertas anomalías en el feto y la formación del mismo, que pueden resultar en algo como por ejemplo síndrome de down; ya que en este periodo, deben de contar con ciertas características y mediciones que ellos te irán diciendo poco a poco.

¿Qué me van a decir y qué van a detectar con este ultrasonido (usg 11-14)?

ultrasonido-11-14-semanasEl primer resultado, es ver cómo está tu útero,  de qué forma (sí, hay formas de útero) con qué dimensiones (en mms) y si hay alguna evidencia de lesiones miometriales. Si se encuentra ocupado por un saco gestacional regular y feto vivo (único o múltiples) — osea que si estás embarazada de uno o dos o más y si están con corazón latiendo — el ritmo cardiaco registrado, su frecuencia; y si hay movimientos fetales presentes.

Van a observar tu placenta, el tamaño de la misma, el grado de maduración, y la posición, si es lateral, previa (o anterior) etc. en mi caso, estaba cubriendo el orificio cervical interno, que me dijo que no me preocupara tanto, porque suelen migrar a un lado, mientras progresa el embarazo.

Ahora, como detectan las malformaciones, son con 3 estudios (rápidos o no, depende de si tu bebé se deja ver y está en buena posición).

Hueso nasal presente – cuando aún no está presente para este número de semanas 11-14 puede interpretarse como un síndrome de down, sin embargo se tienen que hacer más estudios posteriores a este, si es que se quiere tener más información.

Traslucencia nucal –  tu bebé tiene un espacio entre la nuca, que es el que miden y si está dentro de un rango (alrededor de los 1.5mm) se considera sin anomalías. Esto para detectar defectos de tubo neural.

Ductus venoso – aquí solo ven que tenga un espectro normal y no desemboque en nada fuera de lo común.

Con estos tres estudios en el ultrasonido estructural de las 11-14 semanas, dan por concluido que no existen malformaciones mayores detectadas. Que hayan extremidades superiores e inferiores presentes y sin defectos de tubo neural o abdominal.

Me di a la tarea de beber alrededor de 32 onzas de agua (946 ml), cantidad que se requiere para llenar nuestra vejiga y permita una mejor visibilidad al momento de realizar el examen. Después de beber el líquido tendrás que esperar sin orinar, entre cincuenta y 45 minutos, entonces estarás mejor preparada para el ultrasonido.

Yo fui con una doctora, que me explicaba exactamente lo que estaba haciendo, con resultados en el momento, si te interesa, puedes preguntar a tu ginecólogo por este estudio o si vives en el DF o área metropolitana te puedo recomendar en dónde es buena opción si me escribes en la parte de “Contacto”.

¡Suerte y a querer a esos bebés mucho mucho!

 


¿Te gustó el artículo? ¡Regálanos un like o compártelo a tus conocidos!

Compartir en WhatsApp

También te puede interesar: