¿Qué te interesa?

Viajar en pareja después de tener hijos, ¿es posible?

¡Sonríe, sí se puede! Es momento de aprovechar el súper poder que tienen los abuelos para encargarse de las criaturas, y planear esa “segunda luna de miel” con el marido.

Ya, en serio, es completamente válido viajar sin tus hijos y romancear con tu pareja, pues ser padres es solo uno de los roles que tenemos en la vida, también somos personas con gustos y libertades.

No lo voy a negar, se siente muy feo despedirse de los niños para iniciar esas soñadas vacaciones. Y tampoco te lo voy a negar, vas a pensar en ellos día y noche. Vas a estar preguntándote si ya habrán comido, si ya estarán dormidos, si todo estará bien. Y otra cosa que tampoco se puede negar, es que no vas a dormir pegadita a tu esposo como tanto imaginaste, vas a extrañar a tus hijos durmiendo entre ustedes.

¡Somos madres y no podemos olvidarnos de los hijos!

Malo que así fuera. Pero la buena noticia es que aún con estos pequeños detalles, puedes pasarla muy bien de vacaciones con tu pareja y recordar juntos todo aquello por lo que se enamoraron en primera instancia.

¿Cómo puedo arreglarlo?

Encárgalos con esa persona en la que más confías. Alguien que sea capaz de responsabilizarse de ellos como si fueran hijos propios. Alguien que pueda llevarlos al escuela y recogerlos. Alguien que pueda alimentarlos sanamente, mantenerlos limpios y a salvo, y dormirlos no tan tarde. No se trata de que toda la dinámica sea exactamente igual que como nosotras lo hacemos – seamos flexibles – pero sí que pueda hacerse cargo de unas pocas tareas en concreto. Por lo demás, también los niños tienen vacaciones de sus padres y es sano para todos.

Estas personas bien pueden ser los abuelos si tienes esa fortuna, pero igualmente funciona dejarlos con tíos, primos, amigos, etc. Tú sabes qué es lo que mejor te funciona.

¿A dónde viajar con mi pareja?

A ese lugar que consideres los hará muy felices a ambos. Si son una pareja exploradora, elijan ese destino que ya han estado platicando y descúbranlo juntos. Si son una pareja romántica, la playa siempre es una excelente opción, y no se digan las bellísimas playas en México. O si lo suyo es el shopping, Estados Unidos es una buena opción para comprar cosas con los mejores precios.

Platíquenlo y vayan a ese lugar que para ambos signifique “felicidad y amor”.

Beneficios:

  • Renovación de ese amor que se tienen.
  • Seguirse conociendo en pareja bajo diferentes circunstancias.
  • Creación de nuevas memorias.
  • Salud mental y física.
  • Valoras tu hogar y tu rutina.
  • Extrañas a tus hijos.
  • Duermes mejor y descansas.

Inconvenientes:

  • Se te acumulan los pendientes en casa.
  • Los pequeños regresan “rebeldes” a la rutina.
  • Extrañas a tus hijos.
  • Si viajas lejos, tienes que regresar a la inevitable rutina sufriendo el terrible jet lag.
  • Toneladas de ropa por lavar.

En mi experiencia, te recomiendo viajar con tu pareja una vez al año. Al igual que planeas vacaciones familiares, planea un espacio que sea único y especial para ti y tu pareja. No tiene que ser el viaje larguísimo, bien puede ser una escapada de fin de semana, y de esta manera mantendrán la armonía familiar, el amor en pareja y la paz mental de todos los integrantes de tu familia.

 

Cynthia Modesto Castro

Viaja y Come

¿Te gustó el artículo? ¡Regálanos un like o compártelo a tus conocidos!

Compartir en WhatsApp

También te puede interesar:

Escrito por:

contacto@tipsdemadre.com
Actualizado: 2019-03-23

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.