¿Qué te interesa?

¿Cómo ayudar a tu hijo a dormir durante la noche?

Muchos padres hemos pasado por el disgusto de tratar sin éxito que nuestros hijos se vayan a dormir. Ya sea por estrés, ansiedad, cambios en la rutina o problemas de hiperactividad, a veces simplemente es difícil para los niños conciliar el sueño. El insomnio es normal en muchos padres primerizos, a veces, en los no tan primerizos. Un bebé requiere de mucho cuidado, incluso en las noches. Y los niños más crecidos tampoco son tan fáciles. Pero no te preocupes, aquí te damos unos tips y consejos para ayudar a que tu hijo duerma profundamente.

· Un buen colchón

Es necesario tanto para los adultos como para los más pequeños tener un colchón de calidad que ayude a conciliar el sueño y, además, dormir bien. Pasamos gran parte de nuestra vida durmiendo, de la calidad de nuestro sueño dependen muchas cosas, como nuestro humor y nuestro rendimiento durante el día, además de jugar un rol vital en nuestra salud. Por todos estos motivos, comprar un buen colchón debería ser una prioridad.

· Crear una rutina

En el caso de los recién nacidos, en su mayoría duermen en intervalos de unas cuantas horas, sin embargo, con el tiempo su horario de sueño se normalizará y es importante mantenerlo así. Estimularlo mucho durante la noche hará complicado que concilie el sueño, un ambiente silencioso, contarle, poner música placentera o leerle un cuento ayudarán al bebé a asociar estas actividades a la hora de dormir. Lo mismo ocurre con los niños, darse un baño, cepillarse los dientes y apagar las luces es una buena rutina para antes de dormir. Tener un horario fijo les ayudará a conciliar el sueño más fácilmente.

· Tener paciencia y dar el ejemplo

A veces el bebé tardará en encontrar una posición cómoda antes de poder dormir y podría empezar a llorar. Tener el comfort de tu presencia para calmarlo le hará más fácil esta tarea. Si se despierta durante la noche, lo mejor es mantener las luces apagadas y hablarle en voz baja. Con el tiempo entenderá que este período del día está destinado al descanso.

En el caso de los niños, no hay que esperar un milagro. Crear una rutina de sueño saludable no es un proceso rápido, un niño no pasará de un día a otro a dormir a la hora correcta. Es necesario hacerles saber con acciones que es hora de descansar (apagando las luces, bajando el volumen del televisor o usando auriculares). Hay que tener paciencia y perseverancia.

· ¿Dejarlo o no dejarlo dormir en tu habitación?

Durante los primeros meses de vida es aconsejable que el bebé duerma en la habitación de los padres para que puedan vigilarlo y tranquilizarlo. A veces durante la noche puede despertarse con inquietud o asustado por un mal sueño, en este caso, lo mejor es hablarle y tranquilizarlo hasta que se duerma de nuevo. Pasados los primeros 6 – 8 meses ya puede ir una habitación independiente si a ti te conviene.

· Conversa con tus hijos

Una vez que ya tienen cierta edad, si tu hijo está experimentando problemas de sueño, el primer paso es conversar con él para conocer el motivo. Quizás sienten ansiedad por ir a la escuela al día siguiente, o tienen miedo de algo , de ser así, hay que entender el motivo y ayudarles con en la gestión de sus emociones. 

· ¿Cuándo se debe consultar con un médico?

Si lo has intentado todo y aún así tu hijo sufre de problemas para dormir o irse a la cama a una hora adecuada, lo mejor sería consultar a un médico. Desde apnea del sueño hasta asma, e incluso, algún trastorno subyacente, todas pueden afectar el sueño de tu hijo. Si motivos de salud han sido descartados, quizás sea momento de probar con terapia. Un profesional sabrán ayudar al niño a controlar su ansiedad o hiperactividad, y podrá diagnosticarlo adecuadamente para darle tratamiento.

Para más información en buenos hábitos de sueño para los más pequeños, puedes visitar este artículo.


¿Te gustó el artículo? ¡Regálanos un like o compártelo a tus conocidos!

Compartir en WhatsApp

También te puede interesar: