¿Qué te interesa?

Tips – Cuándo, cómo y a dónde viajar embarazada

En mi opinión – salvo circunstancias especiales de salud – una mujer embarazada no debe quedarse en su casa, tranquila y sin hacer nada, como muchas personas creen. Las mujeres embarazadas pueden llevar su vida normal y eso incluye viajar.

No te detengas y realiza ese viaje que tanto deseas antes de que nazca tu bebé. Tener una baby-moon con tu pareja es una excelente manera de conectar, disfrutar de la compañía mutua, romancear y divertirse.

Para que todo salga bien, estas son mis recomendaciones:

¿Cuándo viajar embarazada?

A la mitad del embarazo es lo ideal.

Los primeros tres meses del embarazo son los más delicados pues es en donde se presentan la mayoría de los casos de abortos espontáneos. Como no queremos que les pase nada ni a ti ni a tu bebé, mejor no arriesgarse en estos meses. De la misma manera, en los últimos tres meses la movilidad del cuerpo de la madre ya no es igual, no somos tan ágiles, estamos cansadas y no se disfruta igual. En el peor de los casos puede presentarse alguna situación que propicie el nacimiento prematuro, por lo que tampoco es recomendable viajar en la etapa final,

¿Hasta cuándo puede subir al avión una embarazada? no puedes subir a partir de la semana 32 sin un certificado médico.

El momento ideal es en el segundo trimestre, cuando ya han pasado los mareos, los vómitos y otros malestares, cuando el embarazo tiene menos riesgo para ambos y la panza comienza a crecer, por lo que aún puedes sentirte “ligera”. Estos meses son perfectos para disfrutar de unas buenas vacaciones en pareja.

Consulta a tu médico previamente a un viaje

No vayas a viajar sin el permiso del doctor encargado del avance de tu embarazo. No es que como tal necesites una carta que avale que todo anda bien y puedes viajar sin complicaciones, pero es recomendable que le cuentes a tu médico a dónde irás por si hay temas de vacunas, medicamentos que probablemente no consigas en ese lugar o por si hay que ajustar la dosis de vitaminas, etc. Mejor un chequeo completo y de ahí a disfrutar.

¿A dónde viajar embarazada?

Viaja a destinos cercanos

Si vas en el coche, estar tanto tiempo sentada puede ser incómodo, o puedes necesitar ir al baño en repetidas ocasiones. Por lo mismo, te recomiendo recorridos en carretera de no más de 3 horas, realizando todas las paradas que sean necesarias para que tú y tu bebé estén bien. Si debes tomar un avión, que sea a un destino que te quede a máximo 2 horas de vuelo, porque en estos casos no siempre podrás pararte al baño, como en momentos de turbulencia. En ambos casos mantente hidratada.

Cuida tu alimentación

Durante las vacaciones es muy fácil comer de todo pues la estás pasando tan bien que “se vale” hacer excepciones. Procura que no sea así, hay cosas delicadas que es recomendable no ingerir, como mariscos, carrnes crudas y café… siempre hay alternativas deliciosas que puedes comer sin miedo y sin poner en riesgo la salud de la criaturita que traes dentro. Carga siempre una botella de agua rellenable para que te mantengas hidratada todo el tiempo.

No olvides tus pastillas

Vitaminas, ácido fólico, calcio, hierro, etc., hay varias pastillas que debemos tomar durante el embarazo para ayudar a fortalecer nuestras defensas y el crecimiento del bebé. No las olvides, y de preferencia lleva desde el principio todas las que vayas a necesitar durante tu viaje, porque corres el riesgo de no encontrarlas al destino a donde vayas, aunque no es una regla. Si tienes embarazo con alguna circunstancia especial de salud y debes tomar otra clase de medicamentos, asegúrate de llevar la prescripción del médico por cualquier emergencia.

Seguro de viaje

Ya sea que vacaciones dentro o fuera de México, es muy importante contar con un seguro médico que cubra cualquier eventualidad. Para el extranjero hay seguros específicos de viaje para los días que saldrán y podrán cubrir las necesidades de tu embarazo. Infórmate y prevén.

¿Cómo viajar cómoda embarazada?

Cuando llegues a tu destino, relájate y disfruta. Haz todo al ritmo que puedas, no te forces. Camina hasta donde puedas y siéntate las veces que sean necesarias. No tienes que demostrarle nada a nadie, así que haz las cosas que deseas y no hagas las que no apetezcas. Se trata de pasarla bien y tener unas buenas vacaciones, no de arriesgar tu salud y la de tu bebé al realizar actividades que no corresponden a tu momento.

 

Cynthia Modesto Castro

Viaja y Come

¿Te gustó el artículo? ¡Regálanos un like o compártelo a tus conocidos!

Compartir en WhatsApp

También te puede interesar:

Escrito por:

contacto@tipsdemadre.com
Actualizado: 2019-03-23

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.