¿Qué te interesa?

Terapia familiar sistémica para niños

Español

Llevar a nuestros pequeños a terapia o también llamada psicoterapia es un paso importante. Una vez que lo decidimos tenemos bastantes opciones entre las cuales elegir. Las opciones tienen que ver sobre todo con el tipo de enfoque que elegiremos. En otras palabras, la teoría que aprendió el psicólogo para llevar a cabo sus sesiones. Uno de esos enfoques es la terapia familiar sistémica. Conozcamos cuáles son sus características, por qué surge y cuáles son las problemáticas que suele atender en mayor medida, hablando de población infantil.

 

¿Qué es la terapia familiar sistémica para niños?

La teoría sistémica es digamos la teoría que desea mirarlo todo. Comprende que la forma en que se comporta una persona o un niño, es producto de la relación que tiene con su mundo. Este enfoque surgió como una opción diferente o contraria a pensar de modo lineal, a creer que las cosas tienen una sola razón de ser. Ellos no estaban a favor de eso. Digamos que miraron con un lente más grande. Deseaban ver la totalidad de lo que rodeaba a la persona y cómo se relacionaba con su entorno.

En ese proceso, los investigadores encontraron parecido entre el ser humano y los sistemas. Como un conjunto de engranajes. Donde la persona por si sola es un sistema, pero también se relaciona con otros formando un sistema más grande. Nos suponen como una maquinita, donde nuestro conjunto de elementos o partes se relacionan y hacen funcionar un todo. Si una partecita falla, todo lo demás también. Esa es la principal idea, encontrar qué es lo que está provocando que no funcione normalmente. Que provoca que el sistema se esté modificando, tenga «fallas» o en el caso de la persona, malestares.

Su principal función es hacer un cambio en el patrón de conductas (conductas o respuestas que suelen repetirse ante situaciones específicas) y no van a fondo con cuestiones como motivación, pensamientos, etc. Es por eso que, normalmente aunque el centro de la situación es el niño o niña, se intenta buscar primero cómo es la interacción en casa, en la escuela, con sus amigos, comunidad, etc. Buscan la información que les sirva para entender más sobre el pequeño y qué de eso está causando las problemáticas por las que se acude a sesión.  Entonces si logran comprender cómo y con qué se relaciona lograrán saber qué está sucediendo y así tendrán la posibilidad de hacer modificaciones.

 

También te puede interesar: ¿Qué hace un neuropsicólogo infantil?

 

Diferencia entre Terapia familiar y Terapia familiar sistémica.

Algo que me parece importante mencionar  es la diferencia entre Terapia familiar y Terapia familiar sistémica. Ya que no es lo mismo y puede llevarte a elegir mal a tu psicólogo o a sentir confusiones. En el primer caso, se trata de una intervención o sesiones que atienden a más de una persona a la vez, por ejemplo, parejas, hijos y padres, etc. Aquí no hay posibilidad de que se atienda a una sola persona. Pueden utilizar cualquier opción de teoría o enfoques, por ejemplo, cognitivo conductual, humanista, etc.

En el caso de la terapia familiar sistémica, ésta se trata de un enfoque como tal. No solo habla del número de personas que acudirán, sino que específicamente utilizara la teoría sistémica, que acabamos de explicar anteriormente. Aquí si hay oportunidad de que acuda una persona, aunque puede funcionar perfectamente también con más de una.

¿Qué problemáticas aborda la terapia sistémica en niños?

Durante las sesiones se apuntala sobre todo a tomar la familia o los sistemas que rodean al niño, como un recurso muy valioso que permita y potencie su mejoría. Se fomenta mucho el trabajo en equipo entre el terapeuta y el sistema familiar.

En cuanto a la población meta, es muy versátil, puede atender todo tipo de casos. Aunque este tipo de terapia suele ser elegida ante todo para adolescentes, ya que son los que normalmente modifican su conducta en gran medida al llegar a esta  etapa, lo que viene a modificar todo el sistema. Esto lleva a malestar y un continuo esfuerzo del resto de la familia para regresar a donde se encontraban anteriormente. Aunque también puede ayudar mucho en niños más pequeños con problemas de ansiedad, interacción, comunicación, depresión y cansancio emocional o mental.

Esperamos que este artículo te fuera de mucha ayuda para la elección del profesional de la salud ideal para tu hijo(a).

Fuente de consulta:

Artículo Tratamiento familiar sistémico de los niños con problemas conductuales o emocionales. Por Hernán Montenegro.

Libro Terapia Familiar Sistémica por Dorys Ortiz Granja.


¿Te gustó el artículo? ¡Regálanos un like o compártelo a tus conocidos!

Compartir en WhatsApp

También te puede interesar: