¿Qué te interesa?

¿Por qué debería contratar un seguro para niños?

Español

Cuando se habla sobre seguros médicos, seguramente la mayoría de nosotros piensa que serán para nosotros los padres, o para los abuelos, no es muy común el hablar sobre por qué contratar y cuáles son los beneficios de los seguros para niños.

En mi caso, la empresa donde trabajaba mi esposo nos cubría a toda la familia un seguro de gastos médicos mayor, esto significa, cuando necesitáramos alguna cirugía, hospitalización, un tratamiento médico continuo, entre otras situaciones, podríamos meter el reclamo o reembolso para no gastar estos montos en su totalidad. Claro, casi nunca pasamos por estas situaciones y todas las visitas al pediatra, al dentista u oftalmólogo, las tuvimos que pagar por nuestra propia cuenta, lo cual sumaba mucho mes con mes, y peor aún si tienes más de un hijo o dos.

Entonces ¿Por qué debería contratar un seguro infantil?

Porque así como puede pasar con cualquier adulto o persona de la tercera edad, a los niños debemos de protegerlos de cualquier adversidad que pueda ocurrir, empezando por un parto prematuro, visitas a la UCI, revisiones médicas ilimitadas, asistencia telefónica las 24hr donde quiera que estés y más.

Un bebé puede estar asegurado desde el primer día de su nacimiento, si es que cuenta con algún antecedente clínico o familiar que pueda complicar los próximos meses, la mayoría de las compañías no tienen problema con aceptar recién nacidos. Sólo hay que respetar el plazo que establecen y te recomendamos que antes del nacimiento ya conozcas qué trámites necesitas hacer para que el bebé cuente con todas las coberturas desde el primer día.

El costo del seguro irá disminuyendo conforme tu bebé vaya aumentando de edad, ya que los requerimientos y visitas médicas se reducen notablemente cuando crecen, y los riesgos de contraer alguna enfermedad o complicación, son menores.

¿Cuál sería la mayor ventaja al contratar un seguro infantil? En mis palabras sería que tú tendrás la libertad de elegir tu clínica o centro de salud en el que te sientas más cómoda para atender a tu bebé y sobre todo que tendrás la seguridad de que en ese lugar será atendido de acuerdo a sus necesidades y las tuyas. Aunado a esto, podrás elegir con qué profesional médico realizar los diferentes estudios o citas médicas que necesites, recuerda que puedes ser tan específica como lo desees y conseguir consulta en diferentes especializadas como dermatología, oftalmología, otorrinolaringología y más.

Porque cuando de nuestros hijos se trata, siempre queremos darles lo mejor.

 

 


¿Te gustó el artículo? ¡Regálanos un like o compártelo a tus conocidos!

Compartir en WhatsApp

También te puede interesar: