¿Qué te interesa?

París con niños: 10 cosas para hacer y lugares por visitar

1.- Disney París

No hay que dar demasiadas explicaciones para conocer Disney París. Al igual que los otros parques de la franquicia alrededor del mundo, el de la capital francesa ofrece la misma diversión y entretenimiento para toda la familia.
Lo mejor: el restaurante de Ratatouille. La fila es enorme, pero vale la pena comer el famoso plato francés -o cualquier otro dentro de un restaurante que te hace sentir diminuto (de tamaño), tal y como se sentía Remy en la película.
Lo peor: la comida en los food trucks y locales de comida rápida. No sabe nada bien.
Recomendación: no vayas en pleno invierno. Con tanto frío uno se la pasa entumido, la ropa es estorbosa, si nieva hay que refugiarse y algunas atracciones pueden verse afectadas.
Costo de entrada: Desde 53 Euros por adulto, y desde 49 Euros por niño. Los menores de 3 años no pagan.

 

2.- Playmobil Fun-Park París para niños

Otra excelente opción para que los pequeños disfruten de sus vacaciones en París, es el Parque Playmobil. Casi que todo lo que te conté de Disney aplica para este parque, porque cuenta con la misma excelente que el resto de los parques de la franquicia por todo el mundo. Es perfecto para todos esos niños que conocen y disfrutan jugar con estos juguetes.

Lo peor: Puede no ser divertido para los papás. Pero para los niños sí.
Lo mejor: Tiene 12 salas temáticas en espacios cerrados, así que no hay problemas con el clima.
Costo de entrada: 3 Euros para todas las personas mayores de 3 años.

3.- Comer en un restaurante francés

Sentarse a comer en familia en un restaurante de comida francesa puede ser una de las mejores experiencias que puedan vivir juntos en este país. Como sabes, algunos platillos de la cocina francesa implican que cada quien “prepare” o se haga cargo de cada uno de sus bocados. Por lo que comer fondue o raclette puede ser divertido para todos, ya que los niños pueden inventar sus propias combinaciones, prepararlas y comer sanamente.
Recomendación: no vayas a los sitios más turísticos a comer. Es mucho más caro, menos local y generalmente son restaurantes más elegantes. Camina, “piérdete” entre las bellas calles parisinas y come en un lugar local.

4.- Alrededores del Musée du Louvre

Lamentablemente, entrar con niños a este espectacular museo no es una buena idea. Depende de la edad que tengan, pero en general los críos no tienen paciencia para estar calladitos y sin correr dentro de un sitio, y más en uno tan “sagrado” como este. Si de por sí es cansado recorrerlo, los niños no aguantan. En lugar de esto, llévalos a conocer el museo por fuera, su arquitectura, sus grandes patios, la famosa pirámide de cristal, sus fuentes, etc. Explícales que se trata de uno de los museos más importantes del mundo, cuéntales otros datos si es que los tienes, pero sobretodo déjalos correr, brincar y ser libres en los alrededores del bellísimo recinto. Puedes dejar el interior para cuando crezcan poco más.

5.- Jardines de Tuileries

Justo junto al Louvre está el precioso Jardín de las Tullerías, un extenso y maravilloso espacio lleno de árboles, fuentes, caminitos, esculturas, flores, etc. Una belleza visual para nosotras las mamás y un campo de juego para los pequeños.
Lo mejor: es gratis y puedes estar ahí a cualquier hora del día o la noche.
Recomendación: Déjalos jugar libremente cuidando siempre que no maltraten la naturaleza.

 

6.- Torre Eiffel

La Torre Eiffel tampoco es precisamente un lugar para niños, pero se trata del ícono de París y no podemos dejar de ir con los pequeños, que si bien, puede que no se asombren tanto con la construcción, sí querrán seguir jugando y nada como decir que jugaron debajo de la famosa torre. Además, también hay jardines que la rodean y es el mejor pretexto para aproximarse. Personalmente creo que vale la pena subir y observar la ciudad desde arriba, a los niños les gusta divertirse al sentir ese vértigo que a nosotras nos aterra. Súper cerca de ahí hay un parque con juegos para niños, así que qué mejor que jugar con vista a la Eiffel.
Lo peor: desde los atentados terroristas de 2015, hay seguridad extrema para aproximarse a la torre. Para poder estar debajo de ella y comprar las entradas en las taquillas para poder subir, hay que pasar por un exhaustivo filtro de seguridad. Coopera con los policías y trata de mantener calmados a tus peques. Nada del otro mundo.
Costo por subir: Desde 16,30 Euros por adulto, 4,11 Euros para niños de 4 a 11 años, y niños menores de 4, no pagan. Hay precios más baratos si quieres subir por las escaleras, pero no creo que sea buena idea e incluso posible cuando viajas con niños.

7.- Carrusel

Depende la época del año, pero generalmente encuentras diversos carruseles en algunos de los sitios más turísticos y significativos de la urbe. Te recomiendo totalmente que permitas a tus niños subir, les encantará. Los carruseles son clásicos, muy bien cuidados y muy bonitos. Hasta tú te puedes subir con ellos. En verano también hay una rueda de la fortuna panorámica a la que hay que subirse. Si crees que tus peques puedan aguantar unos 20 minutos entre subir y bajar, y estar en las alturas, ¡hazlo!

8.- Museo de Historia Natural

Hay una palabra clave que describe el porqué debes ir con tus hijos a este lugar: dinosaurios. Si has entrado a museos de este tipo en otras partes del mundo, sabrás que son perfectos para los niños, pues aprenden jugando. Además de dinosaurios pueden observar esculturas y animaciones de otras especies animales y plantas, así como la historia misma de nosotros los humanos y nuestros antepasados.
Lo mejor: es una excelente opción para días fríos o lluviosos.
Costo de entrada: Desde 14 Euros para adultos, desde 11 Euros para niños de 4 a 11 años, menores de 4 años no pagan.

9.- Jardin Des Enfants Des Halles

Este es uno de los jardines gratuitos más recomendables para niños en plena ciudad, pues está lleno de jardines, túneles, toboganes, resbaladillas, areneros y demás atracciones que se encuentran regularmente en los parques para niños. Si tienes tiempo y tu itinerario tiene un espacio libre, ¡llévalos, lo amarán!

10.- Centro George Pompideu

Si te gusta el arte, el Centro Pompideu es sin duda el mejor sitio para que los pequeños se acerquen y descubran el arte moderno y la creación contemporánea a través de un sinfín de actividades para su edad. Ellos se divertirán al máximo y tú estarás feliz de verlos aprender del mundo del arte que a ti tanto te gusta. Además, es gratis el primer domingo del mes.
Lo mejor: también es excelente alternativa para los días fríos y lluviosos.
Costo de entrada: Desde 10 Euros para adultos y 8 Euros para niños.

 

Cynthia Modesto Castro

Viaja y Come

¿Te gustó el artículo? ¡Regálanos un like o compártelo a tus conocidos!

Compartir en WhatsApp

También te puede interesar:

Escrito por:

contacto@tipsdemadre.com
Actualizado: 2019-03-13

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.