¿Qué te interesa?

¿Cómo organizar mi tiempo y agenda personal?

Español

En la actualidad siempre estamos corriendo, pensamos que el tiempo no nos alcanza, que dejamos de hacer muchas cosas, y algunas veces no podemos dormir bien por pensar en todo lo que tenemos que hacer. 

Creo que es muy importante compartir con las mamás mi experiencia en cuanto a ¿Cómo organizar mi tiempo? tanto para las mamás que trabajan como para las que están en casa, y de esta forma reducir el estrés durante el día y tener un buen descanso por la noche.

Por eso, aquí en Tips de Madre, te muestro los principales pasos a seguir que a mí me han funcionado durante varios años. En mi caso, como mamá que trabaja en oficina, derivado de las exigencias de mi trabajo, la planeación la separé en dos Agendas, ya sea electrónica o tradicional, una para la casa, la familia y mi persona, y la otra para el trabajo. Esto me permitió enfocarme mentalmente, manteniendo un control con los quehaceres del hogar y también para olvidarme de mi jornada una vez que estaba con la familia.  Si crees que se te dificulta administrar dos Agendas y puedes integrar las actividades en una sola Agenda, o si crees que no necesitas Agenda para el trabajo por tener otro tipo de control, entonces está perfecto tener una Agenda Personal.

¿Cómo organizar mi agenda personal?

1. La Planeación Anual no solamente es una lluvia de ideas y de buenos deseos, sino que deben ser objetivos reales conforme a las necesidades nuestras y de nuestra familia, y dentro de lo nuestra economía familiar. Escribe tus planes anuales en tu Agenda como, por ejemplo, arreglos de la casa, actividades de desarrollo para tus hijos, trámites pendientes, paseos familiares, fiestas de cumpleaños; o algún objetivo personal que como cursos presenciales o en línea, iniciar un pequeño negocio, sobresalir o realizar algo especial en tu trabajo, realizar un viaje, cuidado de tu salud.

2. La Planeación Mensual es en donde defines las actividades generales que tienes que hacer en cada uno de los meses del año para lograr tus objetivos anuales. 

3. La Planeación Semanal, escribes una relación detallada de las actividades para lograr tus objetivos mensuales, combinada con un listado de tareas cotidianas que realizas en casa y con la familia. Esta planeación es muy importante, porque además de asignar las acciones para cumplir con el plan mensual, debes de acomodarlas en cada día de la semana, tomando en consideración las tareas que realizas de forma ordinaria. 

4. El seguimiento y cumplimiento de las actividades semanales es muy importante para que realmente verifiques que estas cumpliendo con lo que tú misma estableciste, por lo que dos veces al día, o al final del día, debes tomarte un momento para revisar que hayas cumplido con todas tus actividades, y si por alguna razón no pudiste completar alguna o varias tareas, deberás incorporarlas en otro día de la misma semana. Es importante que, en la medida de lo posible, no recorras las actividades a futuras semanas porque éstas se van retrasando y se corre el riesgo de no cumplir con los objetivos mensuales, y eventualmente los anuales.

5. Economía del Hogar, aunque no creas, llevar un buen control de gastos de la casa forma parte de una buena organización del tiempo, pues los gastos soportan muchas de las actividades que estas considerando de manera semanal, mensual y anual. No importa si trabajas o no, lo importante es llevar este control económico de tu casa, que incluye los gastos ordinarios, como por ejemplo la renta o pago de hipoteca, la comida, los artículos de escuela, el transporte; y los gastos extraordinarios como pueden ser cursos o artículos personales o para tu familia, artículos varios para la casa, fiestas de cumpleaños, paseos, cursos, salud, viaje. Aunque no siempre tenemos en mente el que debemos ahorrar, es importante considerar, en la medida de lo posible, un pequeño ahorro quincenal que en un futuro te puede ayudar a resolver alguna posible emergencia o aprovechar alguna oportunidad que se te presente.

Para ello, tu pareja y tú deben tener la comunicación para realizar esta planeación del gasto, o si eres tú sola, debes ser realista para llevar a cabo esta actividad. Este control de tu economía lo puedes llevar en una libreta tradicional o en un archivo electrónico. Debes considerar los ingresos posibles en el año, conforme al detalle de ingresos esperados por quincena y por mes, y de esta forma podrás priorizar los gastos anuales y organizarlos también de manera mensual, quincenal y semanal. Esta asignación de gastos te ayudará a confirmar tus objetivos anuales, así como tus actividades mensuales y semanales que están directamente relacionados con el aspecto monetario. 

Así como te propongo que le des seguimiento a tus planes y actividades que hayas establecido en tu Agenda, también te invito a que anotes tus gastos reales y los compares con tu estimación quincenal o mensual, de tal manera que, si ves desviaciones por alguna situación inesperada, corrijas la estimación para los siguientes meses, adecúes los planes y actividades anuales, mensuales o semanales que se vean afectados, y de esta forma tratar de que no te desvíes de tus objetivos establecidos.

Espero que este artículo de Organización de Nuestro Tiempo te sea de utilidad para que cumplas con todo lo que te propongas.


¿Te gustó el artículo? ¡Regálanos un like o compártelo a tus conocidos!

Compartir en WhatsApp

También te puede interesar: