¿Qué te interesa?

Pasar a un niño a su propia habitación – Métodos

Español

Si tu pareja y tu no tienen problemas por compartir la cama con tu hijo, piensan que todavía puede dormir con ustedes sin que esto cause inconveniente a ninguno de ustedes no tienen que planteárselo solo porque otros padres lo hacen. Cada familia y cada niño marcan sus propios cambios a su ritmo, es una decisión de estilo de vida familiar.

La cuestión comienza si por cualquier motivo quieren o tienen que acostumbrar a su hijo a que se acostumbre a dormir en su propia cama. Quizás porque estás embarazada de su segundo (o tercer) hijo. ¿Cómo vas a hacer eso? Piensa cuidadosamente sobre esto de antemano. Ó quizás realmente prefieren que duerma en su cama, pero es más fácil que tener que resolver un problema a las 2 a.m. No importa lo que hagas, en algún momento, querrás hacer un cambio. Pero ten por seguro que TODOS deben estar de acuerdo y sobre todo SEGUROS con la decisión.

Implementar una rutina estratégica

Lo mejor es poder charlar tranquilamente del nuevo plan con tu hijo durante el día, para que sepa lo que puede esperar, y ustedes puedan prepararlo mentalmente para implementar el plan.

Al comenzar con este cambio, es positivo el tener una estrategia y no desesperar ya que los niños podrían despertarse durante la noche y querer ver lo que mamá y papá están haciendo, o podrían estar ansiosos porque sus padres estaban en la habitación cuando se durmieron y ahora no lo están. Independientemente de la razón, es importante implementar una estrategia que rompa la asociación del sueño del niño con sus padres. Los padres tienen que intentar esforzarse por desarrollar una rutina para la hora de dormir de sus hijos.

Una rutina tranquila para dormir, para que sepan qué esperar cada noche. Ya sea apagando cualquier tipo de pantalla, películas, videojuegos, y leyendo por su cuenta o con un miembro de la familia, a la hora de bañarse, cepillarse los dientes.

Tan pronto como tu hijo entre en tu habitación, toma su mano y llévalo a su dormitorio, bésalo, platícale y vuelve a tu cama, sin importar cuán cansados estén.

Intentar que no sientan que es un castigo

Es importante que ese cambio sea lo más agradable posible y que el niño no sienta que es un castigo y se sienta forzado a ello, sino que sienta que es un cambio positivo, que puede dormir en su propia habitación y que sabe que sus padres estarán cerca si necesita algo, se siente mal o angustiado porque no puede dormir.

Puede tomar algunas noches o incluso algunos meses, para que esto pase, pero pronto el niño entenderá que entrar en la habitación de sus padres conlleva en una rápida caminata de regreso a su habitación y no una noche en la cama de sus padres. Eventualmente las nuevas reglas se mantendrán, y se quedarán en su cama.

Usar un lenguaje positivo

Ser positivo y alentar a tu hijo puede hacer esté ansioso por hacer el cambio. Dile que a su edad ya los niños pueden dormir en su habitación, y explícale lo genial que puede ser. Haciendo de esta manera el giro positivo, como por ejemplo cuando están dejando los pañales decirles, que bueno que ya puede usar ropa interior, en vez de “No deberías usar pañales”.

Dile que lo acompañan sus juguetes, pueden decorar la habitación juntos y  puedes comprar una lámpara que le guste. Dale la seguridad que necesita y sobre todo decirle, que tu estás justo al lado, a unos cuantos pasos para lo que él requiera.

 

Te puede interesar: Libros sobre el sueño – ayudar a dormir a mi bebé

 

Métodos para el cambio a su propia habitación

Dar pequeños pasos

Puede que no sea razonable exigir que un niño acostumbrado a dormir en tu cama se quede de repente en su propia habitación toda la noche. Así que intentar hacer la separación más gradual puede ser la mejor idea. Existen diferente tipo de métodos para hacer este cambio, por ejemplo, algunos padres han hecho que sus hijos duerman al lado de su cama en un saco de dormir. O deciden que puedan estar 15 minutos en su cama y luego regresen. El punto es buscar con diferentes ideas su propio método. El método de eliminación progresiva puede daros algunas ideas.

El método de eliminación progresiva:

Para los niños que han estado durmiendo en la cama de sus padres, el método de salida paulatina puede ayudarles a sentirse seguros en sus dormitorios. Te contamos en que consiste.

Durante las primeras noches, pondrás al niño en su cama y dormirás en el suelo junto al él. De manera paulatina irás disminuyendo gradualmente tu presencia en la habitación de tu hijo, pasando de dormir en el suelo a sentarse en una silla hasta que se duerma, y finalmente te puedes quedar junto a la puerta hasta que el niño tenga sueño y luego irte.

Este método puede ser positivo porque creará confianza en la capacidad de dormirse por sí mismo, y le dirá al niño que lo supervisarás y estarás cerca si necesita algo.

Algunos padres comienzan el proceso en su dormitorio, y colocan al niño en el suelo junto a la cama y lo llevan lentamente a su habitación. Puedes valorar de que manera les encaja mejor a ustedes.

 

No todo tiene que ser perfecto

¿Tu hijo ya duerme en su habitación pero aparece de vez en cuando a medianoche en su habitación? No desesperes, muchos niños pequeños, preescolares e incluso en edad escolar duermen con sus padres al menos una parte del tiempo, entran en el dormitorio de los padres buscando quedarse allí.

Cambiar una rutina nocturna puede ser difícil por muchos motivos y uno de ellos es porque la biología no está de tu lado. Expertos en sueño infantil nos cuentan que no es extraño que los niños busque a sus padres durante la noche. El sueño es un comportamiento flexible. En la prehistoria, la gente necesitaba poder despertarse cuando había depredadores y la noche era peligrosa. Y los niños que se despiertan buscan a sus padres lo hacen por un reflejo natural. Esto irá disminuyendo cuando van creciendo.

Puede ser difícil acompañar a tu hijo a su habitación a las 3 a.m. cuando tienes que trabajar por la mañana, pero intenta ser consecuente con su decisión cada noche. Intenta pensar a largo plazo, algunas noches serán difíciles, pero pronto, todos estarán durmiendo toda la noche.

Cuando tu hijo está enfermo o no puede dormirse después de ver una película de suspenso, puede ser una buena idea consolarlo sin invitarlo a tu cama siempre. Puedes por ejemplo ir a dormir a su habitación en un colchón para darle el apoyo y la compañía que necesita en ese  momento puntual.

 

Toda la información que te damos en este artículo es orientativa ya que cada niño y cada familia son diferentes y únicas.

 

Carolina González Ramos

Edda Virtual Solutions

¿Tienes alguna pregunta o comentario? ¡Escríbenos!

¿Te gustó el artículo? ¡Regálanos un like o compártelo a tus conocidos!

Compartir en WhatsApp

También te puede interesar:

daf_icon Escrito por:

contacto@tipsdemadre.com
Actualizado: 2020-02-18

One thought on “Pasar a un niño a su propia habitación – Métodos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.