¿Qué te interesa?

6 Juegos tradicionales mexicanos

Español

México está lleno de muchas tradiciones y es rico en cultura. Los juegos son parte de esta magia, muchas generaciones han crecido de la mano con un montón de estas actividades. Lo que los vuelve tradicionales y tan populares, es que están llenos de risas, adrenalina. No requieren de casi nada para poder jugarlos, se pueden llevar a cabo en cualquier lugar, aunado a que forjan muchas amistades. Te permiten desarrollar diferentes habilidades, entre ellas: estrategia, comunicación, toma de decisiones, resolución de problemas, escucha, confianza, creatividad, etc. Estamos seguros de que cualquier niño que los juegue quedara encantado y llevará esta experiencia siempre en su memoria. Es por esto, que te traemos aquí 8 juegos tradicionales mexicanos que seguramente disfrutarán tanto pequeños como adultos.

1. Atrapadas:

También llamadas correteadas o «las traes», este juego es uno de los más divertidos, puesto que a pesar de llegar a «perder» puedes seguir participando y jugando sin ningún problema. Empecemos por el principio, este juego, como su nombre lo indica, se trata de correr para no ser atrapado. El primer paso es establecer a una persona que sea el que atrape, la elección puede ser por voluntad propia o a partir de azar, incluso pueden utilizar la piedra, papel o tijera, que se explica más adelante. Se deben establecer reglas generales, como por ejemplo, cuál es la zona destinada para el juego, basta con tocar al jugador para decir que lo atrapó y no es necesario abrazar o jalarlo, esto para evitar accidentes, no pueden esconderse, solamente correr lo más rápido que puedan para no ser atrapados y por ultimo cuánto tiempo estará establecido para la actividad. Posteriormente el resto de los jugadores corren hacia cualquier lado, con tal de evitar ser tocados. Lo divertido es que una vez que quien atrapa toca a algún jugador, los roles cambian, y ahora quien corría atrapa y al revés. Es así que una vez que termine el tiempo de la actividad, gana quien no fuera atrapado en ninguna ocasión o bien el menor número de veces.

2. Avioncito

Esta juego también es conocido como rayuela en algunos otros lugares. Es uno de los favoritos por todos los niños. Se trata de aprender a mantener el equilibrio. Vamos a necesitar:

Gis

Un patio

Una piedra, ficha o trapo.

Vamos a dibujar en el suelo un avioncito a partir de cuadrados. Estos van a estar enumerados del 1 al 10 como se ve en la imagen. Una vez que este listo, te colocaras de frente al número uno y arrojaras, ya sea el trapo hecho nudito, la ficha o piedra sobre alguno de los cuadros del avioncito, no importa cuál sea. Aunque algunas personas que desean subir el nivel de dificultad, lo arrojan en orden, en la primera ronda el 1, luego el 2 y así sucesivamente. Otra variante es que cuando no caiga en el cuadro correspondiente se pierde el turno hasta que se logre, sin embargo, estas son variantes que tú mismo puedes ir haciendo. Lo original es que caiga en cualquier número. Una vez que caiga en una casilla comenzarás a brincar con un solo pie, pisando los cuadros y tendrás que evitar pisar aquel que tiene la piedrita, en caso de pisarlo o bajar el otro pie, pierdes. En caso de lograrlo, debes regresar de la misma manera, pero cuando pases por ahí mismo debes recoger tu piedra sin perder el equilibrio. Si lo logras ganas esa partida, la idea es ir acumulando el número de veces que se logró y ver quien tiene un mayor número. Ese será el ganador.

3. Lotería

Este es probablemente uno de los juegos preferidos en México, sin importar la edad, suele ser muy popular para cualquier ocasión. Lo primero es que tendremos que conseguir :

-La lotería. Se trata de tarjetas que contienen 16 casillas, 4×4. Cada casilla contiene una ilustración con su nombre correspondiente. Y tarjetas pequeñas con las mismas ilustraciones pero por separado.

-Frijoles, papeles pequeños hechos bolita, fichas o cualquier pieza parecida. Son 16 por persona.

Una vez que la consigamos, cada persona va a elegir una de las tarjetas con 16 casillas. La que sea de su preferencia. Como se trata de un juego de azar, se dice que esa tarjeta contendrá la suerte. Posteriormente se barajean las tarjetitas que vienen por separado y se ponen boca abajo. Uno de los jugadores o alguien que solo sea espectador, las tomará e ira sacando de una en una, mostrándolas, mientras dice sus nombres, por ejemplo: «el diablito, la mano, el borracho, etc. La idea es que esto se haga lo más rápido posible, mientras que cada jugador busca ese personaje en su tarjeta, en caso de ser así, pondrán un frijol, papelito, etc., quien llene primero su tarjeta, grita «lotería» y gana. La mayor diversión es debido a la adrenalina, ya que debido a la rapidez del juego, se te puede pasar una tarjeta y, por tanto, perder, cuando pudiste haber sido el primero en ganar. Pueden ir aumentando la rapidez conforme vayan comprendiendo más el juego. También puedes rellenar todas las casillas con los papelitos antes de iniciar e ir quitándolos poco a poco conforme vayan saliendo las tarjetas. Es cuestión de gustos, pero sin importar cuál sea tu estilo, estamos seguros de que la diversión estará garantizada.

 

También te puede interesar: Juegos de mesa para niños: 5 excelentes opciones para un gran momento

 

4. Piedra, papel o tijeras.

Este es uno de los juegos más populares, tanto así que ha tomado seriedad al momento de tomar decisiones. Se ha convertido en una de las opciones más óptimas para decidir quien debe hacer el deber pendiente o quien debe ir a la tienda, por ejemplo. Resulta muy divertido, puede jugarse con o sin un motivo. No requerimos de ninguna material más que nuestras manos, suerte y honestidad.

Ambos jugadores se colocan de frente y ponen una de sus manos en la espalda o bien al frente junto al otro, pero con los ojos cerrados para evitar hacer trampa. Entonces se enuncia la frase «piedra, papel o tijera» y cada uno elige una de las tres, representándola con su mano.

Piedra: Puño

Papel: Mano estirada

Tijera: formando una V con los dedos

Ambos jugadores ponen sus manos a la vista del otro y abren los ojos, es entonces qué dependiente de esto se elige el ganador. Piedra le gana a tijeras, pero pierde ante papel. Papel gana ante piedra, pero pierde con tijeras y Tijeras gana con papel, pero pierde con piedra, en caso de ser igual quedan empates o se anula. Normalmente puede ser una sola partida o tres partidas para tomar una decisión.

5. Encantados

Esta es una variante aún más dinámica de atrapadas y se requieren de más personas. En este caso se formarán dos equipos. Se elige por azar quien de los dos equipos atrapará. El juego tratará de salir corriendo para que ninguna persona del otro equipo te toque. En caso de que así sea no se te descalifica directamente simplemente quedas encantado, es decir, no puedes moverte del lugar donde te dejaron. La única manera de que vuelvas al juego es que alguno de tus compañeros te toque y diga «desencantado», así puedes volver a correr, de igual manera la idea es salvar a tus compañeros. El juego se acaba o pierden en caso de que se acabe el tiempo que otorgaron para esa ronda o bien hasta que todos los del equipo queden encantados. En algunas variantes se puede incluir una zona de seguridad, es decir, un extremo donde los jugadores puedan evitar ser tocados, pero para hacerlo más dinámico pueden establecer que no permanezcan tiempos muy largos, tal vez máximo 30 segundos o un minuto, esto ya irá dependiendo de todos los jugadores.

6.Matatena

Empecemos por decir que la palabra matatena es de origen náhuatl. Proviene de dos vocablos: maitl que significa “mano” y tlatema que significa “arrojar”.

Vamos a necesitar:

-Una pelota pequeña

-Huesitos de chabacano como se hacía originalmente, piedritas, tapitas de plástico o pequeñas piezas que puedan ayudarnos.

Este juego puede llevarse a cabo desde una persona en adelante. Hincados o en cuclillas vamos a poner las piezas en el suelo. Posteriormente arrojaremos la pelotita hacia arriba, antes de que la pelota llegue al suelo tomaremos una de las piezas del suelo y enseguida intentaremos agarrar la pelota antes de que toque el suelo. En caso de lograrlo, podrás quedarte con la pieza que tomaste. Para tu siguiente turno puedes tomar dos y el siguiente tres y así sucesivamente. En caso de que no lo logres, no puedes quedarte las piezas. Al final gana quien más piezas coleccione.

Esperamos que todos estos juegos tradicionales te sean muy entretenidos y sobre todo divertidos. Que te permitan recordar incluso tu infancia y brindarte a tus pequeños un poco de esa magia y experiencias.


¿Te gustó el artículo? ¡Regálanos un like o compártelo a tus conocidos!

Compartir en WhatsApp

También te puede interesar: