¿Qué te interesa?

La importancia de la música en el desarrollo infantil

Los niños aman la música desde el nacimiento, bueno en realidad podemos decir que ya desde antes de eso. Las investigaciones han demostrado que cuando una mujer embarazada escucha regularmente cierta canción o pieza musical durante su embarazo, su bebé puede reconocer esto después del nacimiento y puede hacer que esto lo relaje.

Este amor por la música a menudo persiste durante su desarrollo y crecimiento.

A los niños pequeños generalmente les gusta escuchar canciones, cantar y bailar. A menudo, las canciones también se usan para indicar transiciones en el ritmo diario de los niños pequeños. Por ejemplo, en muchas guarderías y grupos de juego, se canta una canción para comer fruta o almorzar, muchos padres cantan una canción de cuna para su hijo y muchos padres animan a lavarse los dientes con una canción del cepillo de dientes. A los niños pequeños les gusta la música y esto hace que la música sea tan buena herramienta en su desarrollo. Hace que las transiciones sean reconocibles e inmediatamente agradables y placenteras.

La música es, por lo tanto, una de las cosas preferidas por la mayoría de los niños, y eso es muy positivo, porque escuchar música y ciertamente hacer música es muy educativo.

Los niños aprenden a escuchar música muy bien “escuchar” y luego no en el sentido de «hacer lo que dicen los padres», sino en el sentido de escuchar realmente (con audición). Y ser capaz de escuchar bien tiene un efecto positivo en el desarrollo del lenguaje. Los niños pequeños que a menudo escuchan música pueden distinguir mejor entre diferentes sonidos. Esto les ayuda enormemente a aprender a hablar porque pueden distinguir más fácilmente entre los diferentes sonidos de letras y palabras.

Los niños que a menudo escuchan música también parecen ser mejores filtrando el ruido de fondo, lo que les permite concentrarse mejor en lo que quieren o necesitan escuchar. Parece que han aprendido a extraer la información relevante de todos los sonidos que los rodean.

 

Te puede interesar: Entender y descifrar los dibujos de los niños

 

¿Inteligencia debido a la música?

A veces se afirma que los niños se vuelven más inteligentes escuchando música clásica (esto se denomina efecto Mozart). Durante un estudio, los investigadores hicieron que los niños escucharan a Mozart y tomaran una prueba de inteligencia. Después de escuchar a Mozart, el coeficiente intelectual de los niños pareció aumentar en aproximadamente 8/9 puntos. Esto fue atribuido a la música. Sin embargo, pronto se hizo evidente que este aumento en el coeficiente intelectual no era permanente y que el mismo aumento en el coeficiente intelectual podía lograrse haciendo que los niños escucharan atentamente una historia. Se podría concluir que no fue específicamente la música clásica lo que hizo que los niños tuvieran un mejor desempeño, sino que la escucha concentrada (a la música, una historia) hace que el cerebro se active, por lo que el rendimiento es mejor.

Igualmente los estudios también afirman que en los niños que practican algún instrumento musical, el hemisferio izquierdo (habla e intelecto) y el hemisferio derecho (estado de sentimiento) se conectan más estrechamente entre sí que con los no músicos. Este efecto surge porque hacer música tiene un efecto positivo y estimulante en las conexiones neuronales en el cerebro.

También se ha dicho a menudo acerca de hacer música tú mismo que beneficiaría a la inteligencia. Los niños ahora ciertamente aprenden mucho de la educación musical, pero nunca se ha encontrado una conexión directa entre un aumento en el coeficiente intelectual y las lecciones de música.

Sin embargo, los niños que recibían clases de música y asistían a conciertos a menudo parecían desarrollar más inteligecia que los niños que no lo hacían. Pero la inteligencia fue el factor que causó que estos niños estuvieran más interesados en la música y en la educación musical y no en la educación musical que llevó a una mayor inteligencia.

 

Aprender a hacer música

Aprender a hacer música tú mismo sin duda tiene efectos positivos que se extienden más allá de poder tocar un instrumento. Para poder hacer música, las diferentes partes del cerebro deben funcionar bien juntas. Tocar un instrumento requiere buenas habilidades motoras, se necesita escuchar para saber si la músicase está reproduciendo correctamente y suena bien, y para poder leer las notas musicales y para poder tocar el instrumento también se debe examinar cuidadosamente. De este modo, se estimulan las conexiones en el cerebro entre las áreas motoras y sensoriales.

La música consiste en patrones y al escuchar y reproducir música, el cerebro se vuelve más sensible a los patrones de percepción. Y los patrones regresan en muchas habilidades y materias escolares que los niños tienen que aprender. Por supuesto, la memoria también se entrena cuando un niño aprende a tocar una pieza musical.

Investigaciones recientes han demostrado que los niños que han tenido clases de música pueden cambiar mejor entre diferentes tareas, resolver problemas más fácilmente y procesar la información rápidamente.

Aprender a hacer música también requiere concentración, la capacidad de enfocar la atención y la perseverancia. Especialmente al principio, cuando se dan cuenta que tocar bien no es tan sencillo, es muy importante la clave de la perseverancia. Y cuando tienen un buen maestro, que también sabe cómo ofrecer canciones divertidas a los alumnos principiantes y cómo animarlos a continuar, tocar música también puede proporcionar diversión, relajación y creatividad rápidamente. Y cuando en algún momento es posible tocar una pieza musical, eso también es muy bueno para la confianza en sí mismo.

Música en grupo

Hacer música en grupo estimula el desarrollo social de los niños. Para poder hacer música bien juntos, deben tenerse en cuenta unos a otros, estar literal y figurativamente bien sintonizados y trabajar juntos.

La música y el ejercicio van de la mano juntos. Moverse cuando escuchas música suele ocurrir de forma espontánea, es un proceso natural. Los niños se divierten moviéndose libremente con la música. Los niños pequeños traducen la música en movimiento, especialmente cuando se trata de música clásica. El baile estimula las habilidades motoras y el canto es bueno para el desarrollo del lenguaje de tu hijo. Si tu hijo es un poco más mayor, también puede crear sus propias canciones. Así es como apelas a su creatividad. También le enseñas cómo funciona el lenguaje. La rima es un ejercicio muy bueno para eso.

Hacer tus propios instrumentos

No siempre tienes que comprar un instrumento costoso de inmediato. También pueden crear instrumentos musicales juntos. Por ejemplo, llenando una botella de plástico vacía con piedritas, guisantes o granos de arroz. También podéis crear instrumentos sencillos para el hogar, el jardín y la cocina, como tapas de utensilios de cocina, cucharones y un cubo.

 

La Música en los diferentes periodos del desarrollo

Como dije anteriormente, los niños aprenden mucho haciendo música, pero escuchar música también tiene un efecto positivo en los niños. A medida que envejecemos, a menudo vemos que los niños tratan la música de una manera diferente.La escuela primaria a menudo todavía se canta y baila, pero mucho menos que en la edad preescolar. Una vez que comienza la pubertad, escuchar música se vuelve más importante. Los jóvenes suelen estar muy ocupados con la música. Tener preferencia por cierta música ayuda a los jóvenes a moldear su identidad y unirse a un grupo.

Muchos jóvenes también usan la música para expresar sus emociones. Después de un duro día en la escuela, tocan música fuerte para expresar enojo o descarga. La música tranquila puede ayudar a expresar tristeza y la música alegre puede dar un gran impulso en su energía.

 

Algunas razones para hacer música con tu hijo

  • Amor: cuando cantas con tu hijo, te conoce a ti y a tu voz. Eres la primera voz importante en su vida. Tu hijo aprende que lo amas. Realmente no tienes que tener una buena voz. Solo canta para él.
  • Reconocimiento – Los niños pequeños se benefician de la seguridad. Canciones pautadas ayudan con las actividades diarias. Le dan reconocimiento y previsibilidad, tu hijo sabe lo que viene a continuación.
  • Juego: cantando y jugando con su hijo hay interacción, os divertís juntos y profundizáis el conocimiento el uno en el otro.
  • Desarrollo del lenguaje: el desarrollo del lenguaje está muy ligado con el desarrollo musical. Cuando cantas y hablas con tu hijo, aprende palabras, estructuras del lenguaje y comunicación. Cantar estimula la comprensión del lenguaje.
  • Nuevas palabras – Cuando cantas, las letras las canciones ayudan a los niños a aprender a asociar palabras con personas, animales y cosas. De esta manera siempre aparecen nuevas palabras y conceptos que nombran y conocen al niño: las partes de su cuerpo, los juguetes, pero también, por ejemplo, las acciones que realizan, como jugando, comiendo…
  • Ritmo y rima: hay mucha regularidad en las canciones y los versos, las palabras se cantan rítmicamente o se hablan en una medida. De esa forma podrá recordar las palabras mucho mejor. La rima se suma a eso aún más.
  • Involucrar a toda la familia – Todos pueden participar cantando y bailando una canción. Crea un gran vínculo y podéis convertirlo en un evento familiar.
  • Aprender a conocer su propio nombre: puede cantar el nombre de su hijo en muchas canciones. Debido a esto, llega a conocer mejor su nombre y después de un tiempo sabe que ese nombre le pertenece.
  • Escuchar mejor: para la adquisición del lenguaje (también más tarde para la lectura) y para la comunicación, es importante poder escuchar bien y aprender a distinguir los matices.
  • Sentimientos. Las canciones y la música te ayudan a entender y a expresar tus sentimientos. Las canciones te ofrecen consuelo, paz o te hacen feliz. Te ayuda a aprender cómo manejar tus sentimientos.

 

Toda la información que te damos en este artículo es orientativa ya que cada niño y cada familia son diferentes y únicas.

 

Carolina González Ramos

Edda Virtual Solutions

¿Tienes alguna pregunta o comentario? ¡Escríbenos!

 

¿Te gustó el artículo? ¡Regálanos un like o compártelo a tus conocidos!

Compartir en WhatsApp

También te puede interesar:

daf_icon Escrito por:

contacto@tipsdemadre.com
Actualizado: 2019-05-26

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.