¿Qué te interesa?

Fimosis en niños, tipos, síntomas y tratamiento

La fimosis es un problema que se da en los hombres, originado por la incapacidad de descubrir la cabeza del pene o del glande, debido a la estrechez de la abertura del prepucio. Esta anomalía afecta tanto a los recién nacidos, como a los niños, los jóvenes y los adultos. Por eso muchas mamás con bebés varones tienen esta preocupación en algún momento en el desarrollo de su hijo.

El pene consiste en el eje y el glande (pene brillante). Al nacer, el glande está completamente cubierto por el prepucio.

El glande está al final del pene. Esta parte es muy sensible. Sobre ella hay una delgada pieza de piel estirable: el prepucio. El prepucio está unido a la parte posterior del pene con una especie de “correa”. El prepucio se ve diferente para cada niño. Varía desde casi ningún prepucio hasta un prepucio espacioso en una especie de “pico”.

El prepucio y el glande a menudo se pegan al nacer, esto es algo natural. A partir de los 4 años, el prepucio puede retroceder suavemente en la mayoría de los niños. Si el deslizamiento hacia atrás no funciona (correctamente), no lo fuerce. Esto puede doler y causar grietas en la piel. Esto da como resultado cicatrices y el prepucio puede volverse aún más estrecho. En la mayoría de los niños, el prepucio finalmente se desprende por sí solo.

Un prepucio estrechado generalmente es causado por un defecto de la piel. La correa que asegura el prepucio al pene también puede ser demasiado corta.

Si el prepucio no puede (adecuadamente) ser empujado hacia atrás sobre el glande, esto no tendría porqué causar ninguna queja. Sin embargo, puede ser difícil limpiar adecuadamente debajo del prepucio.

El prepucio está unido a la parte inferior del pene con una correa llamada frenillo. Hay una arteria en ese cinturón que puede sangrar mucho si el frenillo se rasga accidentalmente. Si el prepucio no se puede retirar, el glande no se puede exponer por completo. Así es como se produce la fimosis en niños,  o lo que quiere decir, el estrechamiento del prepucio.

 

¿Cuáles son los diferentes tipos de fimosis pediátrica?

Hay dos tipos de fimosis:

Fimosis fisiológica

La fimosis fisiológica es cuando el prepucio apretado está presente al nacer y generalmente se resuelve sin tratamiento entre los 5 y 7 años.

Fimosis patológica

La fimosis patológica ocurre más adelante en la vida y se debe a cicatrices, infección o inflamación. Con niños generalmente no hay motivo de preocupación.

En los niños es completamente normal que el prepucio no se pueda tirar completamente hacia atrás o que no se pueda jalar. El prepucio puede estrecharse y adherirse al glande hasta la pubertad.

En el curso del crecimiento y la pubertad (12 a 15 años), las erecciones espontáneas hacen que el prepucio se agrande tanto que es fácil deslizarse sobre el glande.

Por lo tanto, el tratamiento rara vez se indica antes de la pubertad, a menos que surjan quejas.

 

Posibles quejas

Demasiado cerca del prepucio puede dificultar la higiene, lo que puede provocar infecciones y agravar aún más el prepucio. Demasiado cerca del prepucio también puede hacer que orinar sea difícil o doloroso. Las quejas sobre las relaciones sexuales pueden ocurrir más adelante en la vida cuando llegue a la edad adulta.

Además, hay un fenómeno llamado parafimosis o collar español. En este caso, el prepucio se atasca detrás del borde del glande y se hincha. La intervención médica suele ser necesaria para remediar eso. Se debe consultar urgentemente a un médico en caso de parafimosis.

 

¿Cuándo se trata la fimosis?

Si el deslizamiento hacia atrás del prepucio falla, es mejor no forzarlo. Después de todo, eso podría hacer que el prepucio ya no entre en la posición normal, o pequeñas grietas y cicatrices que lo hagan aún más estrecho.

Para la mayoría de los niños, el prepucio finalmente se desprende por sí solo. Puede durar hasta la pubertad. El tratamiento solo se recomienda:

– Si el prepucio impide orinar: el prepucio se hincha durante la micción debido a la acumulación de orina (‘micción con balón’)

– Cuando orinar es doloroso o difícil (orinar con un haz débil, orinar en pequeñas corrientes) con dolor en el glande.

– Si las erecciones se vuelven dolorosas porque el prepucio no se desliza.

– Con infecciones repetidas o inflamación del glande (balanitis), porque el glande no es fácil de limpiar o porque queda orina entre el prepucio y el glande.

– Si se diagnostica liquen escleroso: una enfermedad del prepucio que causa estrechamiento y endurecimiento del prepucio.

 

Tratamiento

¿Quién ve la fimosis? Un urólogo pediatra, es muy importante que sea cirujano pediatra.

Cómo curar sin operar. En la infancia, un prepucio estrecho a menudo se trata primero con cortisona. Esto ofrece una posibilidad de cura de más del 70 por ciento.

Por lo general, el estrechamiento del prepucio no es tan malo y la piel de tu hijo naturalmente se vuelve más lisa.

Si es necesario, primero se usa una crema que puede hacer que el prepucio sea más flexible. La crema se aplica al prepucio dos veces al día durante 6 semanas. Posteriormente, se intenta tirar cuidadosamente del prepucio hacia atrás.

Después de este tratamiento, el urólogo volverá a ver cómo están las cosas.

¿Cuándo operar fimosis en niños?

Si el tratamiento con crema no tiene éxito, se realiza una cirugía. Actualmente la necesidad de operar a un niño de fimosis, por motivos de salud, se reduce a casos aislados. Se contempla en situaciones de fimosis muy severas que no se resuelven de forma natural, infecciones locales de repetición (balanitis) o malformaciones del sistema urinario causantes de infecciones.

Esto puede ser necesario, por ejemplo, cuando el prepucio está muy estrechado por un tejido cicatricial rígido. Cuando es necesaria una operación, hay varias opciones:

– El prepucio solo se libera.

– El prepucio se afloja y se quita parcialmente.

– El prepucio se elimina por completo.

– La correa que asegura el prepucio se afloja.

– La operación se realiza bajo anestesia general. Después de la operación, el pene se verá normal. En el hospital le informará ampliamente sobre el curso de los eventos antes de la operación. También recibirá consejos para el hogar, después de la operación.

 

Fimosis a una edad adulta

Si el estrechamiento del prepucio ocurre más adelante en la vida, generalmente es el resultado de una inflamación repetida o una enfermedad de la piel como el liquen escleroso. Con líquenes, la parte superior del prepucio es sistemáticamente más gruesa y dura.

 

Toda la información que te damos en este artículo es orientativa ya que cada persona es diferente por lo que para establecer un diagnóstico y un tratamiento es indispensable que acudas a tu médico.

 

 

Carolina González Ramos

Edda Virtual Solutions

¿Tienes alguna pregunta o comentario? ¡Escríbenos!

¿Te gustó el artículo? ¡Regálanos un like o compártelo a tus conocidos!

Compartir en WhatsApp

También te puede interesar:

daf_icon Escrito por:

contacto@tipsdemadre.com
Actualizado: 2019-10-25

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.