¿Qué te interesa?

Enséñale a tu hija a cuidar su piel con estos consejos

Conforme nuestros hijos crecen, van surgiendo muchas dudas en torno al cuidado y aseo personal. Si bien es cierto que cuentan con amistades con quienes aprenden sobre temas de higiene y belleza, somos los padres quienes debemos guiarlos en sus primeros pasos, en especial a nuestras hijas, ya que suelen ser las más preocupadas en estos asuntos.

El rol de la madre es importante, pues así evitaremos que realicen gastos innecesarios para el cuidado de la piel. Recordemos que cuando entramos a la adolescencia, empezamos a preocuparnos más por nuestra apariencia y necesitamos de alguien que nos ayude en temas de arreglo personal.

Por estos motivos, hemos elaborado una lista de consejos útiles, los cuales podrás compartir con tu hija y ayudarla en temas de cuidado de la piel. Es importante recordar que todo se da de acuerdo a la edad. Mientras más edad tengan, seguramente la preocupación por verse bien aumentará. No hay que perder la calma, debemos escucharlas y explicarles cómo funcionan los cosméticos.

 

  1. Protección de día. Nunca debemos salir a la calle y exponer nuestra piel al sol sin protección. De acuerdo con Sofía de Ávila de LADIESHOY, los rayos solares son los peores enemigos de la piel, por lo que es obligatorio el uso de una crema solar con un Sun Protection Factor (SPF) adaptado a nuestro tipo de piel. La recomendación es huir del sol, especialmente, durante las horas de mayor intensidad (10:00 – 16:00 horas).
  2. Limpieza de noche. Es importante limpiar el rostro al finalizar el día. Hay que retirar los restos de maquillaje, las células viejas, el polvo, bacterias y suciedad en general. De este modo, nuestra piel se oxigenará, pues estaremos retirando todo aquello que tapa los poros. Luego de aplicar la crema de limpieza, se sugiere lavar el rostro con agua tibia.
  3. Uso de humectante. Luego de haber limpiado el rostro, es importante aplicar una loción o crema hidratante para darle nutrición a la piel. Hay para todo tipo de rostro. Se recomienda escoger algún producto que nos ayude a reparar los tejidos, expuestos al ambiente todo el día
  4. Lavado diario. Es importante iniciar el día con un rostro libre de toxinas. Por ello, es necesario lavarnos la cara por la mañana para retirar la grasa que se acumula mientras dormimos. Tampoco debemos excedernos con la limpieza, pues podemos dañar la capa lipídica natural que protege nuestra piel.
  5. Cuidado con el acné. La adolescencia está marcada por la aparición del acné en el cuerpo, especialmente en el rostro. Es normal, pues el cuerpo sufre cambios en esta etapa. No obstante, por nada del mundo debemos tocarlos, pues presionarlos puede dejar marcas de por vida. Hay productos en el mercado como cremas o el ácido salicílico, que ayudan a secar los granitos. Antes de usarlos, hay que consultar al dermatólogo.
  6. Hidratación. No solo debemos usar productos cosméticos para cuidar nuestra piel. Hay que recordar la frase “somos lo que comemos”. De hecho, no tendremos una piel sana si consumimos comidas o bebidas “chatarra” o si tenemos malos hábitos. Es necesario tomar bastante agua y tener una dieta equilibrada.

 

Como vemos, tener una piel bien cuidada demanda esfuerzos, pero no gastos extremos. Para empezar, podemos aplicar solo la crema de limpieza, sumado a los lavados diarios de rostro. La adecuada alimentación también repercutirá en el estado de nuestra piel. No olvidemos que usar demasiados exfoliantes es perjudicial, pues pueden irritar la dermis. Se trata de una costumbre generalizada que no tiene beneficios.

Tampoco dejemos pasar mucho tiempo sin que hagamos algo por la piel. Hay que limpiar, tratar y humectar. Si bien cada tipo de rostro es distinto, las recomendaciones son generales, de modo que si queremos mejores resultados, siempre es buena opción acudir a un especialista.

¿Te gustó el artículo? ¡Regálanos un like o compártelo a tus conocidos!

Compartir en WhatsApp

También te puede interesar:

daf_icon Escrito por:

contacto@tipsdemadre.com
Actualizado: 2019-08-26

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.