¿Qué te interesa?

6 claves para elegir la trona de tu bebé (sillita para comer)

Español

Los bebés crecen muy rápido. Ayer preparabas su nacimiento y hoy te encuentras buscando una trona porque tu bebé está a punto de comenzar la alimentación complementaria.

Las tronas para bebés son esos asientos elevados que te acompañarán durante los primeros años de vida de tu hijo y que permiten que el niño pueda participar como uno más de las comidas familiares. En otros países simplemente los encuentras como sillitas para comer.

Pero elegir una buena trona resulta a veces complicado por la gran variedad de modelos con diseños, funcionalidades y características diferentes que podemos encontrar en el mercado. Vamos a repasar las claves para ayudarte a elegir la trona de bebé que mejor se adapte a las necesidades de tu hijo y de tu familia.

¿Cuándo se necesita una trona para bebé?

Es alrededor de los seis meses de edad cuando el bebé comienza a mantenerse sentado solito. Este hito supone un gran paso en su desarrollo y nos indica que ya está preparado para introducir en su alimentación los primeros sólidos.

A partir de esa edad una trona te será muy útil. Aunque algunas de ellas, como las tronas con columpio balancín se pueden utilizar incluso desde el nacimiento, por lo que merece la pena poner un poco de atención en su elección porque se van a convertir en una parte fundamental del mobiliario cuando hay niños en casa.

¿Qué tipos de tronas existen?

No todas las tronas son iguales. Hay tronas plegables, evolutivas, de madera, portátiles, reclinables y hasta convertibles en columpio, hamaca o mesa y silla.

Elijas el tipo de trona que elijas, lo más importante es elegir una trona cómoda, segura y resistente, donde el bebé se encuentre a gusto, ya que pasará mucho tiempo en ella aprendiendo a alimentarse, disfrutando de la comida, jugando o incluso ¡durmiendo!

Claves para ayudarte a elegir la trona de bebé más adecuada

Los bebés no vienen con manual de instrucciones y, además, cada familia es diferente en gustos y necesidades, así que no la mejor trona será la que más se adapte a vuestras circunstancias.

Dar respuesta a estas cuestiones te ayudará a acertar en la elección.

¿Cuál es tu presupuesto?

La llegada de un bebé a la familia supone una enorme felicidad pero también muchos gastos. Una buena idea es buscar artículos con una buena relación calidad y precio para intentar ajustarnos al presupuesto.

También hay que tener en cuenta que algunos productos para bebés los usaremos a diario durante muchos años, como ocurre con las tronas. En este caso es preferible elegir productos de buena calidad y resistentes, aunque haya que invertir un poco más, porque sin duda los vamos a amortizar.

Aun así, si el presupuesto del que dispones es más limitado, no te preocupes, además de poder estar atentos a las ofertas, también puedes encontrar una gran variedad de tronas económicas y con una calidad muy aceptable.

¿Qué materiales te gustan?

El material de fabricación de una trona de bebé es importante, aunque su elección estará más determinada por los gustos personales. Hay tronas de madera, metálicas, de plástico o que combinan varios materiales.

Las tronas de madera están muy en tendencia últimamente debido a sus bonitos y elegantes diseños, que combinan muy bien con todo tipo de decoración, y al hecho de que suelen ser tronas evolutivas, aunque tienen el inconveniente de ser más pesadas y difíciles de limpiar.

Las tronas de plástico o las tronas mixtas suelen ser más ligeras y su limpieza resulta más sencilla.

¿De qué espacio dispones?

Las tronas fijas son muy estables y resistentes, aunque si tu salón no es demasiado grande esto puede ser un inconveniente.

Las tronas plegables son una opción perfecta cuando el espacio no es algo que sobre. Este tipo de tronas ocupan poco sitio y se pueden plegar de forma fácil y cómoda para que no estorben cuando no se están utilizando.

mama trabajar scaled

¿Necesitas que la trona sea abatible?

A lo hora de comprar una trona también debemos pensar en qué uso le vamos a dar. Si solo la vamos a utilizar a la hora de la comida no es necesario que la trona sea abatible.

Pero la trona del bebé también puede utilizarse para que el niño juegue, vea la tele, acompañe a los padres o incluso descanse en un momento puntual. El que la trona se pueda abatir, en estos casos, nos proporcionará un plus de comodidad.

¿Cuánto tiempo quieres utilizarla?

La trona puede ser un complemento perfecto para acompañar a tu hijo en su crecimiento. Cuando crezcan podrán utilizarla para jugar, pintar y hacer otras actividades, aparte de comer.

Elegir una trona evolutiva y convertible, cuya bandeja se pueda extraer y que se pueda ajustar en altura te permitirá usarla durante mucho tiempo.

¿Dónde vas a utilizar la trona?

Hay que pensar si solo vas a usar la trona en casa o si viajas mucho con el bebé o vas a necesitar poder llevarla a casa de los abuelos o la segunda residencia. En estos casos una trona portátil puede resultar muy útil.

Las tronas portátiles o de viaje tienen sus ventajas pero también inconvenientes, por eso muchas familias eligen comprar dos tipos de tronas, una para utilizar en casa y otra para usar fuera.

Valorar todos estos factores de compra seguro que que ayudan a elegir la trona más adecuada. ¡Verás cuántas cosas descubre tu niño en ella!


¿Te gustó el artículo? ¡Regálanos un like o compártelo a tus conocidos!

Compartir en WhatsApp

También te puede interesar: