¿Qué te interesa?

Frases para educar y evitar el abuso sexual en niños (varones)

Español

La relación de los niños con su cuerpo, suele ser diferente que el de las niñas. Esto se debe a cuestiones de género, es decir enseñanzas que vamos interiorizando poco a poco. A partir de lo que aprendemos a relacionarnos con el otro. Existen diferentes frases que pueden tener un impacto importante en la relación que los varones tienen con sus cuerpos y cómo reaccionan ante cualquier intento de abuso. Por eso aquí te mostramos algunas frases que suelen decirse y pueden dar un mensaje errado. Por qué es preciso modificarlas y cómo hacerlo.

Todo con el fin de protegerlos.

1. Mi hijo ya es un galán de chiquito. Deja que la niña te de besito o ¿eres gay?

Este tipo de frases comienzan a establecer parámetros que seguirán. Específicamente qué es lo que se espera de él por ser niño. Comenzando a formar creencia como que los hombres por naturaleza no pueden resistirse a la mujer. No pueden negarse sino algo esta mal con ellos. Aunado a que si lo hacen, su valor disminuye. Recordemos que no solamente un hombre puede cometer algún acto en contra de tu pequeño, sino también una mujer o cualquier persona. También que esta construyendo su identidad y puede intervenir con su apertura a contarte experiencias o pensamientos. Enseñemos a decir no. Es completamente valido y eso no los hace menos. Tampoco serán  tratados mal, ofendidos o discriminados.

Modifícalo por: Sino te agrada lo que dice o hace, puedes DECIR NO y debe ser respetado.

2. Los niños no lloran. Aguántate.

Desde que son pequeños se les otorga un ideal de fortaleza. Dirigido a no mostrar emociones. Se les alienta a no expresar su dolor, llanto o quejas.  Mas que llevarlos a no sufrir, o no tener sentimientos, encamina a reprimirlos. Lidiar a solas con los problemas. Todo esto con tal de ser aceptados o no criticados. Desde aquí se empieza a tejer una red perfecta para que los niños no expresen su incomodidad o dolor ante cualquier tipo de abuso. Es entonces que  aguantar se vuelve una forma de vida, que va alejando a los niños poco a poco del auto cuidad y las redes de apoyo. Evitar esta frase no solo te servirá para evitar abuso sino para criar a un futuro hombre que sepa reconocer todas sus emociones, gestarlas y respetar las de los demás.

Mejor dile: Los niños también pueden quejarse, llorar y expresarse. Ustedes tienen emociones y se vale mostrarlas. Hacerlo también requiere de valentía.

3. Resuelve tus problemas solito, ya estás grande. Eres el hombrecito de la casa.

Esta frase suele decirse a los niños para que sientan que tienen un lugar de mucha importancia en casa.  Otorgar algunas responsabilidades nuevas. Decirles o insinuar que son responsable de toda la familia, aunque no sea así. De manera simbólica lo puede volver muy exigente consigo mismo. Llevarlo a creer que no debe pedir ayudar. Deben resolver todo por su cuenta. Que el estado de ánimo y bienestar de su familia depende de ellos. Es entonces que pueden dudar en gran medida de qué eventos comunicar y cuáles no. Con la posibilidad de esperar a sentirse muy rebasados por el evento para pedir ayuda o no hacerlos por vergüenza.

Puedes mencionarle: Esta bien no poder solo o no saberlo todo. Te brinda oportunidades de aprendizaje y trabajo en equipo. Nosotros somos un equipo y siempre podremos apoyarnos.

4. Eso es cosa de hombres y no te puedo enseñar yo.

Hablar del cuerpo de tu hijo puede ser un poco difícil ya que no cuentas con la misma fisionomía o por todos los tabús que existen. Es completamente comprensible pero a su vez es necesario que te informes. Busca sobre todos los cambios que tendrá, la higiene que deberá llevar, etc., para así poder guiarlo de la manera más adecuada, natural y teórica posible. El mencionarle a un niño que hay temas como el cuerpo que no se pueden hablar contigo rompe el círculo de comunicación. Ya que sentirá pena, culpa o pensara que es inapropiado hablarlo contigo. Es por ello que lo pone en vulnerabilidad de obtener información errónea, que pregunte sobre el tema a alguien este mal intencionado, etc.

Cámbialo por: Tu cuerpo es diferente al mío, pero vamos a investigar y aprender cómo cuidar de él.

Mostrar a nuestros niños que su valor no se encuentra en los estereotipos de género les brinda el valor de poder expresarse, tener confianza y poner límites ante acciones que detecten no son correctas en la interacción con cualquier persona.


¿Te gustó el artículo? ¡Regálanos un like o compártelo a tus conocidos!

Compartir en WhatsApp

También te puede interesar: