¿Qué te interesa?

Alimentación durante el embarazo

Español

El primer paso que dar cuando queremos hablar sobre la alimentación durante el embarazo es reconocer que en un mundo ideal estaríamos hablando de la alimentación antes del embarazo. Nuestros ancestros y ancestras sabían que hay que preparar y nutrir el cuerpo de mamá y también de papá ANTES de la concepción.

La salud de cada ser humano empieza con la salud de sus papás antes de ser concebido. Preparar los cuerpos de los padres es igual a preparar las camas de cultivo antes de ponerles semillas. Tiene mucho sentido prepararse para el cultivo de la vida si queremos asegurar la salud y la fortaleza de la siguiente generación.

Si ya estás embarazada y no te preparaste nutricionalmente con tu pareja antes de la concepción, no te preocupes. Todavía tienes 9 meses – y toda la vida de tu bebé – para enfocarte en una nutrición densa en nutrientes para que tu hijo o hija tenga la nutrición que necesita para manifestar óptimamente su genética.

Una perspectiva distinta sobre la alimentación en el embarazo

Mi perspectiva sobre la nutrición es muy distinta a la perspectiva convencional y esto aplica también a la alimentación en el embarazo. Pienso que mucho de lo que consideramos sano en la vida moderna no es realmente lo más sano ni lo más nutritivo. Todos los productos «light» o bajo en grasa, las «leches» hechas con frutos secos, las carnes magras, las harinas fortificadas, los suplementos, etc. no son alimentos realmente densos en nutrientes; son modernos, procesados industrialmente y muchas veces diseñados en laboratorios para hacernos tener antojos y volvernos adictos a estos productos. Creo que para entender lo que es realmente sano, tenemos que mirar hacía atrás y preguntarnos:

  • ¿Cuáles son los alimentos que han permitido el florecimiento de la humanidad durante miles de años? ¿Qué comían nuestros abuelos y sus abuelos y los abuelos de sus abuelos, no sólo durante el embarazo sino en cada etapa de la vida?

Las dietas tradicionales y ancestrales – alimentos sagrados para el embarazo

Tenemos la suerte de tener un libro que justamente preguntó y contestó esas preguntas. El libro se llama «Nutrition and Physical Degeneration»; fue escrito y publicado por un dentista que se llama Weston A. Price. Se trata de un viaje-estudio que hizo el Dr. Price alrededor del mundo en los años 30, estudiando muchas culturas indígenas, su salud y sus dietas tradicionales.

Claro que una dieta tradicional en Alaska o Suiza es muy distinta a una dieta tradicional en Perú o Australia. Sin embargo, a pesar de la diversidad de dietas que vemos en los pueblos tradicionales, hay algunos principios que las unen.

El Dr. Weston A. Price descubrió que toda la gente alrededor del mundo que visitó tenían ciertos alimentos en sus culturas que se consideraban sagrados, justamente por su alto valor nutricional; eran destinados para las parejas que se iban a concebir, para las mamás ya embarazadas, para las mamás lactantes y para los niños y niñas más pequeños.

Lo interesante es que estos alimentos sagrados para el embarazo – y para antes y después – siempre eran de origen animal . Algunos ejemplos de estos alimentos incluyen

  • mantequilla hecha con leche de pastoreo (Suiza)
  • huevos de pescado (Perú)
  • hígado y tuétano (Canadá)
  • grasa de animales del mar (Alaska)
  • pescados y mariscos grasosos (islas del Pacífico Sur)
  • entre muchos otros más (Dr. Price viajó alrededor del mundo)

Vitaminas solubles en grasa – su importancia en el embarazo y más allá

El Dr. Weston A. Price, al estudiar estos alimentos especiales para el embarazo y otras etapas importantes de la vida del bebé y de mamá, se dió cuenta que todos ellos son ricos en vitaminas solubles en grasa, en particular la Vitamina A, la Vitamina D y la Vitamina K2. Todos los miembros de la comunidad entendían la importancia de estos alimentos para nutrir bien a las embarazadas y así tener bebés sanos.

Hoy en día es igual de importante consumir suficiente niveles de estas tres vitaminas para el buen desarrollo y crecimiento del niño. Lamentablemente los alimentos que consideramos sanos en la modernidad no suelen ser ricos en estas tres vitaminas. La situación empeora con toda la propaganda que hacen en contra de los alimentos de origen animal porque como mencioné antes, estos SIEMPRE eran alimentos de origen animal. No quiere decir que nuestros ancestros y pueblos tradicionales no comían una diversidad de plantas también. Sin embargo, se sabía y sabemos también hoy en día que los alimentos más densos en nutrientes – alimentos que con poca cantidad otorgan mucha nutrición – son de origen animal.

Vitamina A

  • Fuentes: el hígado, los huevos de pescado, los ojos del pescado, la crema de leche de pastoreo.

La Vitamina A es importante para ayudar con la diferenciación celular, esto es, para que el cuerpo del feto sepa que una célula llegará a ser una célula del hígado y otra célula será una célula de la piel, o sea que cada célula sabrá el tejido u órgano del que formará parte del mismo. La Vitamina A también es importante en la comunicación entre los órganos y el cerebro, además de cumplir con la función de apoyar el desarrollo de los pulmones y de la salud ocular (1)

NOTA IMPORTANTE sobre la Vitamina A.

Existe una confusión muy grande sobre la Vitamina A porque muchas veces se comparte que es una vitamina se puede conseguir de alimentos vegetales como la zanahoria y el camote. Sin embargo, estos alimentos de origen vegetal no contienen Vitamina A en sí; contienen carotenos que son un tipo de PRE-Vitamina, los cuales posiblemente pueden ser convertidos en la Vitamina A dentro del cuerpo. Sin embargo, hay muchos factores que influyen en su conversión, entre ellos la salud intestinal y la salud del hígado de la persona.

Especialmente en el embarazo, es importante consumir alimentos que ya contienen niveles adecuados de Vitamina A para asegurarnos de contar con ella, y no solo depender de los carotenos para recibir esta vitamina tan importante para el desarrollo del feto.

Aquí hay un link en un artículo mío sobre los carotenos y la Vitamina A

Vitamina D

  • Fuentes: el sol, el aceite de hígado de bacalao, los pescados grasosos; en cantidades más pequeñas, la manteca de cerdo y la mantequilla de pastoreo

La Vitamina D es especialmente importante en el último trimestre del embarazo cuando el esqueleto del feto experimenta un periodo de rápido crecimiento. Es cuando la mamá embarazada tiene que estar aún más atenta de incluir alimentos ricos en Vitamina D en su dieta y de tomar sol. Al contrario de lo que se comparte en la medicina convencional, la exposición al sol es muy importante para la salud y en este caso, para la producción de Vitamina D. (1)

Vitamina K2

  • Fuentes: los lácteos de leche de pastoreo y con toda su grasa (evitar productos lácteos «light»), el natto* (un fermento japonés de soya), hígado de ganso.

Uno de los mejores libros escritos sobre la Vitamina K2 se llama «Vitamina K2 and the Calcium Paradox: Putting calcium in its place» por la Dra. Kate Rhéaume-Bleue. Cuando empezamos a estudiar estas tres vitaminas solubles en grasa, incluyendo la Vitamina K2, nos damos cuenta que trabajan en sinergia. Se necesitan y se apoyan entre ellas para funcionar de manera óptima. La Vitamina K2 ayuda a que el calcio llegue a su lugar correcto en los huesos y que no se quede en tejidos blandos y otros lugares donde no pertenece (1).

*El natto es la excepción. Es una fuente no de origen animal de esta Vitamina K2, soluble en grasa. Sin embargo, en la mayoría de nuestras cocinas, no estamos preparando ni consumiendo natto pero sí consumimos lácteos. Entonces tiene mucho sentido enfocarnos en procurar productos lácteos de buena calidad. También es importante notar que la Vitamina K2 es distinta a la Vitamina K1. Las fuentes de K1 sí son alimentos de origen vegetal, como por ejemplo las hojas oscuras de algunas verduras como la acelga y el kale. Estas hojas y sus nutrientes son mejor absorbidas cuando las cocinamos en grasa. Más sobre esto abajo.

Densidad nutritiva – alimentos para la mujer embarazada

Ya hemos hablado de tres vitaminas solubles en grasa muy importantes para el desarrollo del feto y de algunos ejemplos de alimentos que la mamá embarazada – o cualquier persona – debe consumir para recibirlas.

Ahora voy a mencionar una lista de alimentos que son importantes en particular para el embarazo justamente por su alto valor nutricional.

OJO: No son alimentos que suelen aparecer en las listas de profesionales de salud más convencionales. Sin embargo, te animo a leer la lista y luego a investigar. El propósito de este artículo no solo es compartir información sino también compartir recursos. Al final del artículo hay una lista de libros escritos por médicos y profesionales que tienen mucha experiencia apoyando a las mamás en el embarazo y más allá. Ahora somos muchos los que reconocemos la importancia de incluir alimentos ricos en nutrientes en la dieta del embarazo, no solo para mantener sino para regenerar la salud de los niños, y por ende de toda la humanidad.

Alimentos para la pre concepción, el embarazo, la lactancia y los niños pequeños

  • Vísceras como el hígado 1 o 2 veces por semana.
  • Carne diariamente – en particular la carne roja, incluyendo las partes grasosas de la carne. Para proteínas y grasas sanas.
  • Huevos de corral o de libre pastoreo.
  • Pescado silvestre como el salmón o el atún.
  • Pescados pequeños como las sardinas.
  • Leche entera y fermentada (mejor bronca, o raw, si tienes acceso a ella); puede ser en forma de yogur, kéfir de leche y/o queso.
  • Aquí hay un link a mi guía sobre la leche donde hay más información sobre la leche bronca y su buen manejo
  • Caldo de huesos – tomado en una taza y utilizado para cocinar sopas, guisos, cereales, salsas, etc.
  • Aquí hay un link de mi ebook sobre el caldo
  • Una variedad de verduras cocinadas con grasa como el ghee, la manteca o la mantequilla.
  • Una variedad de cereales integrales, mejor si una parte o todo el líquido que se usa para cocinarlos sea caldo de huesos (arroz integral, quinoa, amaranto, etc.).
  • Ensaladas con fermentos vegetales con una cantidad generosa de un aliño con grasa.
  • Aquí hay una página donde puedes aprender a empezar a fermentar
  • Infusiones nutritivas herbales – ahora entramos en este tema.

Hierbas nutritivas para tomar durante el embarazo

Hasta ahora nos hemos enfocado en los alimentos de origen animal por su densidad nutritiva. Ahora nos enfocaremos un poco más en las plantas que se pueden tomar durante el embarazo también para apoyar la salud de ambos mamá y bebé. El conocimiento de las plantas medicinales también forma parte de la herencia humana, de la sabiduría tradicional que todos y todas tenemos gracias a nuestros ancestros.

Lo que comemos es alimento, pero lo que tomamos también puede ser alimento. Mi maestra de herbolaria Susun Weed hizo famoso el concepto de «nourishing herbal infusions» o infusiones herbales nutritivas. Las cinco hierbas principales con las que Susun Weed prepara este tipo de infusiones son muy buenas también para las mamás embarazadas. Nos regalan fitonutrientes de las plantas de una forma muy asimilable ya que su tiempo de infusión es alargada. También hidratan muy bien al cuerpo y mantener el cuerpo embarazado hidratado es de alta prioridad.

¿Cómo son distintas estas infusiones que cualquier té o tisana?

Una infusión nutritiva se hace usando plantas secas sin aroma, es decir plantas sin casi nada de aceites volátiles. Por eso, las puedes infusionar durante mucho más tiempo que cuando infusionas un té o té herbal con plantas aromáticas con las mentas y la manzanilla. Si infusionaras una planta aromática durante horas, al final tendrías una bebida no bebible y tampoco segura para tomar.

Cómo se prepara una infusión nutritiva para todos y todas, incluyendo a la mamá embarazada

  1. En la noche pon 1 litro de agua a hervir.
  2. Mientras se hierve el agua, pesa 28 gramos de hierba seca.
  3. Coloca la hierba en un frasco de vidrio grueso.
  4. Vierte el agua recién hervida sobre la planta y luego tapa el frasco.
  5. Deja que la hierba se infusione durante toda la noche, hasta 10 horas.
  6. La mañana siguiente cuela la hierba para echarla a la composta.
  7. Ya tienes tu infusión nutritiva herbal que puedes ir tomando fría o caliente durante el día.

Las 5 hierbas principales que vamos rotando para hacer las infusiones; son hierbas seguras y nutritivas para el embarazo

  • Urtica dioica | stinging nettles, ortiga | hoja y tallo
  • Avena sativa | oat straw, el pasto de la avena | tallo
  • Symphytum uplandicum x (un híbrido) | comfrey, consuelda | hojas
  • ** No Symphytum officinalis **
  • Tilia spp (hay varias especies) | linden, flor de tilo | flores y hojas
  • Trifolium pratense | red clover, trébol rojo | flores

IMPORTANTE sobre el embarazo y las hierbas:

Aquí solo tocamos la superficie de la herbolaria y del embarazo. Sin embargo, es importante mencionar esta infusiones nutritivas por su poder de hidratar y nutrir el cuerpo de la mamá embarazada y su bebé adentro. Son un buen complemento a una dieta rica en nutrientes, enfocada en los alimentos de origen animal. Es MUY importante consultar  a un o una profesional de herbolaria porque algunas plantas están contraindicadas para las mamás embarazadas. Este artículo debe ser solo el comienzo de tus investigaciones sobre las hierbas medicinales en el embarazo y más allá.

Más allá de lo que comemos y tomamos…

En este artículo hemos hablado de muchas cosas importantes. Hablamos de las dietas tradicionales y su enfoque en alimentos densos en nutrientes, en especial para las mamás embarazadas, lactantes y los niños pequeños.

Estas dietas tradicionales son dietas que podemos también poner en práctica en la vida moderna al incluir más vísceras, productos lácteos de calidad, pescados y carnes grasosas en la dieta, especialmente la dieta del embarazo. Hablamos de las vitaminas solubles en grasa y su importancia en la formación del feto. Justamente la lista de alimentos que vimos arriba tiene muchos alimentos ricos en estas tres importantes vitaminas. Y también tocamos brevemente el importante tema de las plantas nutritivas que pueden apoyar la salud durante el embarazo (y antes y después).

Ahora, antes de cerrar este artículo, es sumamente importante mencionar otro concepto y es lo siguiente:

Que nuestra alimentación no solo es lo que comemos sino lo que miramos y escuchamos. Creo que el embarazo es un periodo en que la mujer tiene que tener muchísimo cuidado de TODO lo ingiere, no solo su alimento físico. Que las conversaciones en las que participa sean positivas. Que las películas que vea sean bonitas. Que sus relaciones estén en paz. Que la música que escucha sea alegre y también que traiga paz.

El embarazo es un período de poner límites firmes de lo que la mamá quiere en su vida y lo que no quiere. La práctica de poner límites durante el embarazo y filtrar todo lo que nos llega, sirve también para la etapa de mamá que pronto llegará.

¡Muchísimas gracias por leer este artículo!

Espero que te haya sido muy útil y te haya inspirado para seguir investigando sobre los alimentos tradicionales y ricos en nutrientes que pueden nutrir la mamá y la generación que ya está por llegar.

Tengo recursos para compartirte en mi página de web y en mis redes sociales. Por allí nos vemos.

Con cariño,

Katita Williamson

 

Me puedes encontrar acá:

✔️Blog – https://yosoyfermentista.com/

✔️Canal de YouTube – https://www.youtube.com/c/YoSoyFermentista

✔️Cuenta de Instagram – https://www.instagram.com/yo_soy_fermentista/

✔️Página de FB – https://www.facebook.com/yosoypachamamista/

 

Algunos libros recomendados sobre el embarazo (en inglés)

  • The Nourishing Traditions Book of Baby and Child Care by Sally Fallon Morell and Thomas S. Cowan 
  • The Natural Pregnancy Book by Aviva Jill Romm 
  • The Better Baby Book by Lana Asprey, MD and Dave Asprey
  • Healing our Children by Ramiel Nagel 

 

Información nutricional disponible en español en internet

https://www.westonaprice.org/es/articulos/

 

Descargo De Responsabilidad

La información contenida en este libro tiene carácter educativo y divulgativo. Su propósito no es diagnosticar, tratar, curar ni prevenir enfermedad alguna. Usted asume total responsabilidad de cómo usar esta información. Siempre es bueno consultar a su médico de confianza antes de cambiar su dieta y estilo de vida. El único experto de su cuerpo es usted.

 

(1)  https://www.westonaprice.org/health-topics/childrens-health/vitamin-a-for-fetal-development/


¿Te gustó el artículo? ¡Regálanos un like o compártelo a tus conocidos!

Compartir en WhatsApp

También te puede interesar: