¿Qué te interesa?

Alfombras infantiles, un juego seguro y divertido para bebés

Español

Como padres, poder contar con materiales adaptados para nuestro bebé, es la mejor alternativa. No se trata solo de seguridad, también de diversión y desarrollo psicomotriz, características esenciales en el crecimiento de los pequeños.

Es precisamente por estos motivos, que hoy te hablaremos acerca de los grandes beneficios que las alfombras infantiles les pueden dar a tus hijos. Recuerda que si andas en busca de una, las mejores opciones están en sermami.

Más que un espacio de juegos

alfombras-infantilesLas alfombras infantiles, dan como primera impresión, ser el implemento perfecto para que los bebés puedan comenzar a descubrir por medio del juego, pero esto va mucho más allá. Es tiempo de que comiences a ver, a las alfombras infantiles como algo más que juego y una hermosa decoración para la habitación del bebé.

Es cierto que son ideales para decorar, al ser lindas; llamativa para el bebé; y el lugar perfecto para jugar. Por lo que, algunas de sus ventajas importantes son: calidez, al aportar ese aspecto acogedor que una habitación necesita, sobre todo si es un espacio infantil; y funcionalidad, ya que, además de ser un implemento decorativo, sirve para jugar, leer o de alfombra, aislando el frío de los pies del niño.

Pero, estos aspectos no son los más importantes, ¿quieres saber cuáles son?

Beneficios de las alfombras infantiles, más que una alfombra

Existen muchos beneficios que tus bebés pueden obtener de una alfombra infantil, y estos van más allá del genial aporte en cuanto a seguridad y diversión. Lo mejor de todo, es que estos beneficios se van adquiriendo por etapas. Revisa a continuación cuáles son.

De 3 a 4 meses

Durante esta etapa, los bebés ya se acuestan boca abajo, por lo que, la alfombra es ideal para comenzar a descubrir el mundo que tienen a su alrededor. Lentamente levantarán la cabeza, mejorando su visión y moviéndose más,  lo que fortalecerá su musculatura.

Entre 3 a 6 meses

Aquí, los bebés comienzan a tomar objetos, desarrollando las primeras acciones reflejas. Si un juguete está más alejado del menor, este hará rodar su cuerpo hasta alcanzarlo, descubriendo que hay una variedad de posibilidades físicas.

Durante los 7 y 8 meses

Al utilizar la alfombra infantil para jugar entre estos meses, el bebé comenzará a desarrollar su materia gris, lo que implica el inicio de las reflexiones. El hecho, de que quiera volver a vivir alguna experiencia agradable que ya sintió con uno o varios juguetes, es que querrá estar una y otra vez sobre la alfombra. Además, iniciará el descubrimiento de distintas texturas.

alfombras-estrellas

 Cercano a los 24 meses

A estas alturas, el bebé ya comienza a andar. No creas que por eso la alfombra no lo beneficiará más. Durante esta etapa, el pequeño sabrá que esa alfombra es su espacio de juego y de experiencias divertidas, por lo que, seguirá realizando sus actividades en ella.

A partir de esta etapa, comenzará a desarrollar aspectos psicomotrices importantes como la motricidad gruesa y fina.

Como puedes ver, poder tener una alfombra infantil para tu bebé es una excelente opción, no solo por el confort para este, sino, por todos los beneficios a nivel psicomotriz.

¿Te gustó el artículo? ¡Regálanos un like o compártelo a tus conocidos!

Compartir en WhatsApp

También te puede interesar:

daf_icon Escrito por:

contacto@tipsdemadre.com
Actualizado: 2019-12-15

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.