¿Qué te interesa?

Formas de ahorrar siendo madre soltera

Español

Una de las preocupaciones más grandes que tenemos cuando nos convertimos en mamás es el dinero y cómo ahorrar para darle lo mejor a nuestros hijos ahora y en el futuro. Ahora, si nos encontramos en una situación en que la pareja no vive con nosotras o no apoya en la crianza, esto es aún más difícil ya que el peso laboral y personal cae sobre solo una persona: la madre soltera.

¿Cuáles son las formas de ahorrar siendo madre soltera?

  1. Llevando una rutina clara y objetiva. Te preguntarás que esto qué tiene que ver con la economía de la casa, muchas veces la maternidad es abrumadora y si no se tiene un control sobre los horarios de comida, escuela y trabajo, seremos menos eficientes a la hora de realizar las cosas. Trabajar mayor cantidad en menor tiempo siempre ha sido mi lema, pues ser productivo es lo mejor que te puede pasar para tomar más proyectos, agarrar un segundo trabajo o realizar un hobbie que puedas monetizar más adelante.
  2.  Usa productos de segunda mano. No creas que vestir una prenda usada es algo malo, al contrario, darle dos o tres usos a las cosas es lo mejor que se puede hacer, pues muchas personas compran productos que no se usan en su máxima durabilidad. Es común sobre todo en los hijos, que se compre mucha ropa y ya no les quede, acércate a grupos de apoyo o fundaciones donde se recaban prendas, juguetes y hasta muebles!
  3. Usa listas de las cosas que necesitas y ajusta un presupuesto. Si vas al supermercado con la idea de cosas que necesitas pero sin una lista escrita, la probabilidad de que acabes comprando algo más es muy alta. Proyecta tus gastos para el fin de mes y no te tomarán de sorpresa.
  4. Consigue subsidios o ayudas del gobierno. Ya sea que vivas en algún país de Latinoamérica o en Estados Unidos, investiga las diferentes ofertas que existen para reducir los gastos de tu vivienda. Ya que se cuentan con diferentes programas de ayuda para madres solteras para poder pagar tus rentas y mantener tu hogar a un precio menor de lo usual. Investiga el proceso y las ventajas que esto conlleva.

  5. Abrir una cuenta de ahorros. Aunque no lo creas, esos gastos hormiga de los que se hablan tanto hoy en día, si los invirtieras en una cuenta de ahorro, y te olvidaras de que existen, a la larga te pueden servir para pagos de renta, de servicios, colegiaturas y para el futuro escolar de tu hijo. No hagas trampa y no los uses, piensa que los gastaste en algo más.
  6. Compra artículos recurrentes al mayoreo. Por ejemplo el papel de baño, servilletas, jabón o shampoo, es mejor comprarlo a gran escala, puesto que a mayor volumen menor precio. Si un mes tratas de comprar todo, va a ser un mes muy pesado, así que un mes compra varios paquetes de servilletas, el otro, un detergente grande y así variando cada mes distribuyendo los costos.
  7. Comienza a pensar en tu futuro. Tal vez pensar en tu retiro es una de las cosas que ves muy lejos, primero será la escuela de los niños, material, secundaria, prepa, y Universidad, pero es importante pensar que cuando ellos se vayan y crezcan tendrás que cuidar de ti.
  8. Lleva a tus hijos a los mejores espacios públicos. Ya sea que vayas a tu biblioteca más cercana, parque, juegos etc. haz una guía de lugares interesantes para ambos de poco o nulo costo. Investiga los días en que los museos son gratuitos, cuando hay descuentos en tiendas, cines y busca actividades de entrada libre.

¿Tienes más ideas que agregar a la lista? Escríbenos y compártelas


¿Te gustó el artículo? ¡Regálanos un like o compártelo a tus conocidos!

Compartir en WhatsApp

También te puede interesar: