¿Qué te interesa?

5 tips para ahorrar antes de la llegada de tu bebé

Tener un hijo es un momento increíble y lleno de amor para las familias. Sin embargo, cuando llegan estos pequeñines a casa, hay que estar conscientes de que pueden generar gastos elevados. A continuación te damos algunos puntos importantes a considerar para que tu presupuesto no se salga fuera de control cuando llegue ese maravilloso día y puedas ahorrar antes de la llegada de tu bebé:

ahorrar-bebe

#1 Disminuye tus deudas

Te recomendamos disminuir tus gastos y deudas antes de que el bebé nazca, ya que gran parte de tu poder adquisitivo se va a dirigir en cubrir el nacimiento y sus necesidades; que puede ser poco, como en un parto natural, o aumentar, por ejemplo como lo sería con un bebé prematuro que tienes mayores necesidades. En caso de contar con una tarjeta de crédito, asegúrate de tenerla en orden. Evalúa si actualmente te está generando gastos innecesarios como una anualidad o comisiones elevadas y trata de controlarlos.

#2 Revisa qué cubre tu seguro y úsalo

Si tienes un seguro de gastos médicos, asegúrate de revisar la cantidad de gastos que puede cubrir relacionados con el parto así como las condiciones y términos del mismo. Los precios pueden variar si es un parto natural o con cesárea; si cubre terapia intensiva o intermedia para la madre y el bebé (si es que ocurre alguna complicación). Asegúrate de revisar tu seguro y sacarle el mejor provecho. Habla con tu doctor acerca de esto, ellos ya han pasado varias veces por esto y te pueden ayudar.

#3  Reduce costos en el hospital

bebe-seguro-gastos-medicosAsegúrate de revisar los distintos paquetes que ofrecen los hospitales, ya que puede existir alguno que cumpla con tus necesidades sin ser necesariamente el más costoso.

Identifica los elementos que podrían ocasionarte gastos extra sin que te des cuenta; agua, artículos personales, comida, pañales, etc. Como consejo, compra los artículos que puedas necesitar durante tu estancia (máximo dos días) en el hospital con anticipación en algún supermercado o farmacia.

Por ejemplo, cuando nace tu bebé pocas mujeres saben que tienes un sangrado conocido como loquios, de aproximadamente 7 a 10 días; compra pañales para adultos o compresas, sino te las venderán en el hospital, y como se usan bastante, llegas a gastar algo significante en ellas. Y así, pueden haber más gastos.

#4 Compra solo la ropa necesaria

ahorrar-ropa-bebeComprar ropa para el bebe por adelantando puede ser un error, ya que puedes correr el riesgo de que crezca muy rápido y llegue un punto en que la ropa ya no le quede. Como recomendación, compra solo poca ropa y conforme va creciendo, vístelo de acuerdo a las necesidades que se puedan presentar.

Si tu plan es tener más hijos, te recomendamos comprar ropa que sea unisex. Esta misma ropa la puedes reutilizar en tus siguientes miembros de la familia y ahorrar con eso una cantidad considerable de dinero.

Ahora, si te pasa como a mí, que el bebé es prematuro, pues ya había hecho el gasto en ropa para recién nacido a término, y nada le quedaba y tuve que comprar todo de nuevo talla 00, la recomendación es que te esperes a ver cómo van sucediendo las cosas.

#5 Ahorro inteligente

cama-cuna-bebeA la hora de comprar pañales, piensa en grande. Acude a las tiendas donde los venden por mayoreo y cómpralos, pero primero pide a una amiga o prima etc, que te preste uno, para que veas si a tu bebé no le daña la piel y sobre todo si es lo suficiente resistente. Aunque al momento de hacer la compra sea un gasto grande, si te pones a hacer cuentas verás que además de ahorrar tiempo, ahorras dinero a comparación de comprarlos en pequeñas cantidades.

Puedes ahorrar dinero comprando muebles que tengan más de una función. Existen algunos que son cama, cuna, con cambiador y gavetas de guardarropa al mismo tiempo. Revisa bien tus opciones, así como ese ejemplo hay muchos otros que te pueden ayudar a economizar.

Otro gran consejo es siempre traer una pañalera lista con todas las cosas que puedas utilizar al estar fuera de casa. Tener los elementos necesarios te puede evitar ir a comprar uno a la tienda más cercana, por ejemplo si se te acaba el agua simple, en vez de comprar una botellita en una tienda de autoservicio, lleva dos termos que rellenaste en tu casa con un garrafón.

** Recomendación extra

Si tu bebé llegó de manera inesperada, nació con alguna complicación, o por algún motivo, necesitas algún préstamo para cubrir los gastos que se generen; analiza entre las distintas opciones que existen y asegúrate de elegir la mejor. Elige la que no tenga intereses altos y sea fácil de liquidar. Consulta a un experto que te oriente para elegir la mejor opción.

Con estos consejos, estamos seguros que la llegada de tu bebé será una experiencia enriquecedora, feliz y ahorrativa.

Post en colaboración entre tipsdemadre.com y comparaguru.com

¿Te gustó el artículo? ¡Regálanos un like o compártelo a tus conocidos en tus redes sociales!

También te puede interesar:

daf_icon Escrito por:

contacto@tipsdemadre.com
Actualizado: 2015-12-23 | Vistas