¿Qué te interesa?

5 maneras fáciles de hacer que los niños coman más saludable

Puede ser un reto hacer que tus niños se coman sus vegetales y sus frutas, ya que si lo dejas al azar, probablemente prefieran las comidas más atractivas y menos saludables, como papas fritas, vienesas y bebidas azucaradas. Sin embargo, la experiencia de enseñar a tus hijos a comer más sano no tiene por qué convertirse en un sufrimiento. Estos tips te ayudarán a introducir vegetales y frutas en la dieta de tus hijos, al tiempo que les educas y creas mejores hábitos alimenticios para su futuro.

Cultiva tus propios vegetales

Sembrar y ver crecer las plantas de las que nacerán los vegetales y frutas con los cuales podrán alimentarse, es una emocionante experiencia de aprendizaje para cualquier niño. También lleva a tus niños al mercado contigo y permíteles elegir vegetales y frutas cuyo aspecto les resulte atractivo, o invítalos a participar del proceso de preparación de las comidas: esto les hará estar más involucrados con los platillos que les sirvas, y los hará más propensos a querer probarlos.

Sé creativo

Rellena vegetales como los pimientos, calabaza o pepinos con carnes y salsas para introducir más vegetales a sus comidas. Añade espinaca a un batido de frutas, o prepara puré “de papas” a base de coliflor. Ser creativo con la manera en que presentas los platos también ayudará a los niños a pensar en la comida como algo divertido, por ejemplo, un plato de vegetales puede saber mejor cuando tiene la forma de una cara feliz.

 

Juega con la comida

Convertir la comida en un juego te ayudará a mantener la atención de tus niños mientras aprenden lo que es bueno para ellos. Por ejemplo, nombra diferentes alimentos y dile a tu niño que responda con el pulgar arriba o el pulgar abajo dependiendo de si es saludable o no. Relaciona las comidas con actividades que tus niños disfruten; puedes explicarles que los lácteos contienen calcio, que es bueno para tener huesos fuertes y poder jugar fútbol.

Permíteles conocer nuevos sabores

Ofrece comidas con vegetales de diversas partes del mundo, como paellas o vegetales al vapor o salteados. Puedes explorar distintos restaurantes o pedir a domicilio en sitios como PedidosYa, lo que te permite explorar diversas comidas, desde peruana hasta china, para que ordenes varios platos nuevos y así probarlos en familia. Es recomendable que les presentes nuevos platos acompañados de uno o dos que ya conozcan, a medida que vas reemplazándolos por alternativas más saludables. Ten en cuenta que los niños con frecuencia necesitan probar un alimento varias veces antes de decidir que les agrada.

No te conviertas en la policía de la comida

Obligar a los niños a comer alimentos que odian es un camino fácil a la frustración y el resentimiento. En lugar de eso, pon a su disposición una variedad de vegetales y frutas, y no mantengas comidas poco saludables en la casa. De ese modo, tus niños aprenderán por sí mismos a tomar decisiones más saludables. Sin embargo, no tomes un acercamiento negativo o restrictivo hacia la comida; restringir los alimentos incrementa el riesgo de que los niños sufran de desórdenes alimenticios como anorexia o bulimia más adelante, y puede tener efectos negativos en su crecimiento y en su desarrollo. No prohíbas ningún alimento; en su lugar, enséñales a distinguir y a elegir los alimentos más saludables, educándoles acerca de sus beneficios para la salud.

¿Te gustó el artículo? ¡Regálanos un like o compártelo a tus conocidos en tus redes sociales!

También te puede interesar:

daf_icon Escrito por:

contacto@tipsdemadre.com
Actualizado: 2017-09-22 | Vistas